ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Conjunto escultórico que evoca uno de los sitios más relevantes de la historiografía cubana: los potreros de Lázaro López, donde se constituyó oficialmente el Ejército Invasor. Foto: del autor

LÁZARO LÓPEZ, Ciego de Ávila.–El conocimiento de la historia patria y la creación de valores cobra fuerza este verano con el creciente número de avileños que llegan al Conjunto Escultórico que evoca uno de los sitios más relevantes de la historiografía cubana: los potreros de Lázaro López, donde se constituyó oficialmente el Ejército Invasor, el 30 de noviembre de 1895.

Aunque está en plena geografía rural, a unos 20 kilómetros al oeste de la ciudad de Ciego de Ávila, más de 700 personas llegan al lugar, entre los que destacan estudiantes que eligen ir a realizar sus graduaciones, jóvenes que prefieren acampar en áreas aledañas, cobijados por la historia y la naturaleza; cincuentenarios de la industria azucarera, trabajadores que firman el código de ética y visitantes de otras provincias, mucho de los cuales traen tierra de sus respetivos territorios y la depositan en áreas del monumento.

En Lázaro López, el 9 de septiembre de 1869, el General mambí Ángel del Castillo Agramonte cayó combatiendo contra el colonialismo español y, con la formación del Ejército Invasor 26 años después, se cimentó la unidad entre patriotas orientales, camagüeyanos y villareños.

Según recogen apuntes de la historia, se reunieron allí unos 4 000 hombres, diez generales, más Salvador Cisneros Betancourt, presidente de la República en Armas, ante los cuales Máximo Gómez y Antonio Maceo organizaron el Ejército Invasor; el Generalísimo designó al Titán de Bronce jefe máximo de la Invasión y recibió la jefatura del cuarto y quintos cuerpos del ejército.

En ese lugar Máximo Gómez arengó a las tropas insurrectas y pronunció una de sus frases más célebres: «El día que no haya combate, será un día perdido o mal empleado», como compromiso fiel de lo difícil que en lo adelante sería la lucha por llevar la guerra a occidente para lograr la libertad de Cuba.

Orelvis Hernández Medoza, director del centro escolar Ángel del Castillo Agramonte, quien además está al frente del conjunto Monumento Nacional, refirió a Granma que estudiantes de la escuela y habitantes de la comunidad dan especial atención a este memorial, declarado Monumento Nacional de la República de Cuba en el 2015, al cumplirse 120 años del trascendental hecho.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.