ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
General de Ejército Raúl Castro Ruz, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, al concluir el Noveno Periodo Ordinario de Sesiones de la Octava Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular. Foto: Juvenal Balán

Cualquier estrategia que pretenda destruir a la Revolución fracasará, expresó el General de Ejército Raúl Castro Ruz, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, al concluir el Noveno Periodo Ordinario de Sesiones de la Octava Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

El presidente ratificó la denuncia del Gobierno Revolucionario ante las declaraciones del presidente de los Estados Unidos el pasado 16 de junio, las cuales, dijo, significan un retroceso en las relaciones bilaterales, y así lo consideran muchas personas y organizaciones en Estados Unidos y el mundo, que han expresado su rotundo rechazo.

El gobierno norteamericano ha decidido recrudecer el bloqueo mediante la imposición de nuevas trabas, justificando las medidas con una retórica hostil propia de la guerra fría, manifestó.

Las decisiones del presidente, dijo, desconocen el apoyo de amplios sectores estadounidenses, incluyendo la mayoría de la emigración, al levantamiento del bloqueo y la normalización de las relaciones, y solo satisface interés de un grupo de origen cubano del sur de la Florida cada vez más minoritario.

Raúl manifestó que Cuba tiene la voluntad de continuar con Estados Unidos el diálogo respetuoso, sobre la base del respeto a la soberanía, y dijo que ambos países pueden cooperar y convivir, respetando las diferencias.

No debe esperarse que Cuba negocie sus principios o acepte condicionamientos de ningún tipo, como no lo hemos hecho nunca. Con independencia de lo que haga o no Estados Unidos, seguiremos avanzando en el camino que hemos escogido.

En otro momento, Raúl hizo referencia al trabajo que desde el lunes realizan los diputados, discutiendo cuestiones del quehacer nacional, recibiendo información sobre la ejecución del plan de la economía y la liquidación del presupuesto del año 2016.

Además, el parlamento se actualizó sobre el Plan de Estado para el Enfrentamiento al Cambio Climático, y muy vinculado a él, aprobó la Ley de Aguas Terrestres, en la que se ha venido trabajando desde el 2013, con el concurso de los organismos e instituciones de mayor incidencia.

El presidente cubano expresó que tal como se había adelantado, persistieron en el primer semestre del año las tensiones financieras y otros desafíos que podían complejizar el desempeño de la economía, y se previeron eventuales dificultades con el suministro de combustible de Venezuela, a pesar de la voluntad del presidente Nicolás Maduro.

Aun en medio de esta situación, se ha obtenido un discreto resultado alentador. El PIB creció en el primer semestre en un 1,1%, lo cual denota un cambio en el signo de la economía en comparación con el año anterior.

Entre los factores que contribuyeron a este resultado, mencionó la agricultura, el turismo y otras exportaciones de servicios, las construcciones, la producción de azúcar y la esfera del transporte y las comunicaciones. Se han logrado avances en programas de inversiones priorizada que sientan las bases para el desarrollo de la nación, expresó.

Además, se aseguraron los servicios sociales gratuitos a todos los cubanos; ha mejorado el equilibrio monetario interno, lo cual se expresa en un menor crecimiento de los precios, y una mayor oferta en los mercados, y el déficit presupuestario se ha comportado por debajo de lo previsto.

Raúl insistió en la necesidad de proseguir adoptando medidas para proteger al máximo los ingresos por exportaciones, la producción de alimentos y los servicios a la población, a la vez que suprimimos todo gasto no imprescindible, y garantizamos la producción eficiente de los recursos disponibles.

Recordó que como resultado de los dos últimos congresos del Partido, se autorizó la ampliación de trabajo por cuenta propia y el experimento de cooperativas no agropecuarias, para ir despojando al Estado de actividades no estratégicas, generar empleo, desplegar iniciativas y contribuir a la eficiencia de la economía nacional.

Afirmó que contamos con una cifra superior al medio millón de trabajadores por cuenta propia y más de 400 cooperativas no agropecuarias, lo que confirma su validez como fuentes de empleo, al tiempo que ha permitido diversificar la oferta de bienes y servicios.

En ese sentido, expresó que se mantiene la voluntad de continuar con el trabajo por cuenta propia y proseguir con el experimento de las cooperativas. No vamos a retroceder, aseveró, pero se hace necesario corregir las desviaciones detectadas, respecto a la compra de materia primas ilícitas, indisciplinas en el pago de impuestos, entre otras problemáticas.

Las medidas adoptadas, dijo, se darán a conocer de manera paulatina. Los deseos de avanzar no nos pueden conducir a hacerlo más rápido de lo que nos permiten nuestra capacidad, sentenció.

Sobre el contexto internacional, el General de Ejército se refirió a la puesta en práctica del concepto de Guerra no Convencional por parte de Estados Unidos, y que sufre el pueblo de Venezuela, impulsada por el imperialismo y sectores oligárquicos.

La intervención extranjera contra la Revolución de Chávez debe cesar. La Organización de Estados Americanos y su secretario general deben cesar en su agresión y manipulación de la sociedad. Debe respetarse el legítimo derecho de Venezuela para resolver sus asuntos sin injerencias, subrayó.

Reiteramos la solidaridad con ese país y la unión cívica militar que encabeza su presidente Nicolás Maduro Moros. La agresión y la violencia golpista dañan a toda América y solo beneficia a quienes intentan dividirnos sin medir las consecuencias, reiteró.

Quienes pretenden derrocar el gobierno de Venezuela por vías inconstitucionales asumirán una seria responsabilidad ante la historia, significó.

Además, Raúl precisó que Luiz Inácio Lula da Silva, Dilma Rousseff, el Partido de los Trabajadores y el pueblo de Brasil siempre tendrán a Cuba de su lado.

El pasado 14 de junio, dijo Raúl, el Consejo de Estado convocó a elecciones generales, fueron constituidas las comisiones electorales y las comisiones de candidaturas. No es ocioso destacar la trascendencia e importancia política de este acto, que debe constituir un momento de reafirmación revolucionaria que exige una ardua labor de todas las organizaciones e instituciones.

Las elecciones serán, reiteró, un ejemplo de ejercicio de democracia sustentado en la participación popular y transparencia de un proceso donde no concurren partidos, ni se hacen campañas, solo prima el talento.

El presidente de los Consejos de Estado y de Ministros dijo que es la primera vez que se celebrará el Día de la Rebeldía Nacional sin la presencia física de Fidel. Propongámonos enfrentar nuevos retos, bajo la guía de su ejemplo, intransigencia revolucionaria y la fe permanente en la victoria, concluyó.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.