ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

CIEGO DE ÁVILA.–Las reuniones territoriales de análisis de las proyecciones contenidas en el Plan del Estado para el enfrentamiento al cambio climático comenzaron en el país con las correspondientes a los territorios de Villa Clara, Sancti Spíritus y Ciego de Ávila.

Elba Rosa Pérez Montoya, ministra de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, dijo que ello constituye una respuesta urgente a lo acordado en el Consejo de Ministros, a finales de abril pasado, en tanto es una tarea que por su importancia no admite dilación en el tiempo.

Precisó que dichos encuentros, que acaban de comenzar por la región central, se extenderán a todas las provincias, al municipio especial Isla de la Juventud, y concluirán en Camagüey el 7 de julio próximo.

Conocido como Tarea Vida, el plan está conformado por cinco acciones estratégicas y 11 tareas, y constituye una propuesta integral, en la que se presenta una primera identificación de zonas y lugares priorizados, sus afectaciones y las acciones a acometer, las que pueden ser enriquecidas durante su desarrollo e implementación, a corto, mediano, largo y muy largo plazos.

Entre estas acciones destacan la prohibición de la construcción de nuevas viviendas en los asentamientos costeros amenazados por la inundación; el desarrollo de concepciones constructivas apropiadas para las zonas bajas, y la reducción de las áreas de cultivos próximos a las costas o en lugares afectados por la intrusión salina.

También se encuentran la adaptación de las actividades agropecuarias –en particular las de mayor incidencia en la seguridad alimentaria– a los cambios del uso de la tierra como consecuencia de la sequía y la elevación del nivel del mar, y la planificación de los procesos de reordenamiento urbano de los asentamientos e infraestructuras amenazados o en peligro de desaparición a largo plazo.

En Ciego de Ávila, de acuerdo con estudios realizados, se pronostica que para el 2100 el ascenso del nivel del mar impacte en poco más de 714 kilómetros, con afectaciones en cinco asentamientos poblacionales costeros (Júcaro, Manatí, Punta Alegre, Máximo Gómez y Cunagua).

Ciego de Ávila muestra como avances la conclusión de los estudios referentes a las inundaciones por intensas lluvias, por penetración del mar, y otros referidos a las afectaciones por fuertes vientos e incendios forestales; de igual manera el programa de recuperación de playas benefició a más de seis kilómetros en los balnearios Flamenco y las Coloradas, en cayo Coco, y El Paso, en Guillermo.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.