ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Una ofrenda floral fue colocada en homenaje a los mártires de Humboldt 7. Foto: Yaimí Ravelo

En un acto marcado por el dolor se recordó este jueves el aniversario 60 de la masacre de cuatro jóvenes revolucionarios, frente al edificio que lleva el número 7 en la calle Humboldt de La Habana.

En el homenaje, presidido por el primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, así como combatientes del Directorio Revolucionario, se rememoró que Fructuoso Rodríguez, José Machado, Joe Westbrook y Juan Pedro Carbó, 38 días antes de ser sorprendidos en Humboldt 7, habían participado en la toma de Radio Reloj y el asalto al Palacio Presidencial, el 13 de marzo de 1957.

Los esbirros de la dictadura de Fulgencio Batista no cesaron de buscar a todos los presuntos implicados en las acciones. Tenían una orden terminante: atraparlos muertos. La delación del excompañero de lucha Marcos Rodríguez, cuya implicación fue descubierta cinco años después de los sucesos, hizo que la Policía conociera del paradero de los jóvenes.

Los vecinos que desde la acera o los balcones presenciaron el despliegue policiaco, escucharon las ráfagas de las ametralladoras asesinando a los indefensos muchachos y vieron cómo los cadáveres eran arrastrados por la calle.

«Por eso, estos hechos aún nos llenan de indignación. ¿Cómo no defender lo que costó tanta sangre? No caben dudas de que estamos en el lado correcto de la historia», valoró Raúl Alejandro Palmero Fernández, presidente de la FEU de la Universidad de La Habana, en el acto de homenaje a los mártires de Humboldt 7.

En tiempos de Revolución «hemos aprendido a defendernos con las ideas y el pensamiento, pero si hay que volver a emplazar las ametralladoras en la Universidad de La Habana, para defender lo que los estudiantes hemos construido, lo volveremos a hacer», aseguró.

Presidieron también la conmemoración Miriam Nicado, miembro del Buró Político y rectora de la UCI; Olga Lidia Tapia Iglesias, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido; Susely Morfa González, integrante del Comité Central y primera secretaria de la Unión de Jóvenes Comunistas y la también miembro del Consejo de Estado y presidenta de la FEU, Jennifer Bello Martínez.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

emilio Fernández lobeiras dijo:

1

21 de abril de 2017

02:34:30


El ejemplo del sacrificio, de quienes precedieron, al triunfo y consodilacion de LA REVOLUCIÓN y LA INSURRECCIÓN POPULAR, en contra de un régimen corrupto y sanguinario, el cual estaba dispuesto, a masacrar como lo hizo, a aquellos jóvenes revolucionarios. Nombres como CARBO SERBIA, FRUCTUOSO RODRIGUEZ, JOE WESTBROOK, vivirán en el recuerdo de un pueblo agradecido, vivirán en la obra y consolidación, del ideal, de sus sueños de aquellos tiempos, en nuestros tiempos, que no es otro, que de tener una CUBA LIBRE, e INDEPENDIENTE. Merecido honor generacional y eterno a LOS MARTIRES DE HUMBOLD 7.

Miguel Angel dijo:

2

21 de abril de 2017

05:09:11


Gloria eterna a los héroes del DR, q realizaron el asalto al palacio presidencial!!!! Vivan por siempre en nuestras conciencias!!!!

Antonio dijo:

3

21 de abril de 2017

08:57:16


La acción emprendida por el Directorio Revolucionario contra la dictadura de Batista es un ejemplo de valor y patriotismo extraordinario. Todos esos héroes no deben jamás ser olvidados y su hazaña debe ser recordada siempre por las futuras generaciones. Ese lugar debe ser punto de encuentro para estudiantes, no solo el día de la conmemoración. Gloria eterna a los mártires de la PATRIA!!!

Helio Molina dijo:

4

21 de abril de 2017

10:26:31


Que vivan por siempre en el corazón de todos los cubanos

Geysha dijo:

5

21 de abril de 2017

11:11:57


Es importante lo que le leemos a los niños, yo recuerdo que uno de los primeros libros que pude tener en mis manos fue de historia y ahí comenzó mi pasión por la misma y después de leer libros de historias de diferentes regiones puedo decir que como nuestra historia, ninguna, tantos héreos, tantos sacrificios, por lo que es muy importante no olvidarla, comentarla, estudiarla y levantarnos cada día dispuestos a dar más por conservar nuestras conquistas, pensar que nuestros hijos deben ver una mejor versión de nuestra revolución y para lograrlo hay que trabajar más, honrar más nuestra historia.