ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Instituto Politécnico Pablo de la Torriente Brau, Díaz- Canel se interesó por las condiciones de estudio, el ritmo de aprendizaje y la futura ubicación laboral Foto: Jorge Luis González

El miembro del Buró Político y primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, recorrió este lunes varios centros capitalinos de interés económico y social, cuyas producciones y servicios se articulan con las estrategias de desarrollo del país.

Acompañado de Mercedes López Acea, miembro del Buró Político, vicepresidenta del Consejo de Estado y primera secretaria del Partido en La Habana y Reinaldo García Zapata, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular, Díaz- Canel visitó el Instituto Politécnico Pablo de la Torriente Brau, de Playa; la Organización Básica Eléctrica de La Habana, y la Fábrica de Transformadores, única de tipo en el país, adscrita a la Empresa de Producciones Electromecánicas, del Ministerio de Energía y Minas.

Foto: Jorge Luis González

 El itinerario incluyó, además, el centro recreativo cultural La Herradura, ubicado en Boyeros, cuya apertura está prevista para el venidero 4 de abril; la Taza de Vento, donde se conoció sobre los avances del programa de recuperación del sistema de abasto de agua a la ciudad y las acciones de enfrentamiento a la sequía; el emplazamiento de viviendas para profesores del reparto El Trigal, así como la sala polivalente Ramón Fonst, inmersa en un amplio proceso inversionista.

Las obras visitadas, resaltó Miguel Díaz- Canel, constituyen una muestra palpable de la intención de reanimar la ciudad y devolverle centros que fueron emblemáticos dentro de la vida capitalina.

El trabajo hecho —dijo—«da mucha esperanza, entusiasma, compromete. Y estoy seguro que la población se irá sumando a todo este proceso de rescate, de reanimación, de consolidación y de apertura de nuevos espacios».

Foto: Jorge Luis González

A su juicio, lo que pueda faltar se irá haciendo poco a poco,  pero se ha cogido un ritmo, y hay un sistema de trabajo y una planificación; y se están aprovechando las potencialidades que ofrece el propio plan de la economía, pese a todas sus limitaciones.

«Los habaneros ya ven que se transforman las calles, que los centros gastronómicos y recreativos tienen una recuperación. Todo no está resuelto, pero hay un ambiente que tenemos que apoyar, sobre todo cuidando, conservando, preservando, sin agredir, para que este proyecto enaltecedor y emancipador pueda llegar a feliz término», concluyó.

(Más información en próximas noticias)

Foto: Jorge Luis González
COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.