ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Anabel Díaz

Marcado por el envejecimiento poblacional y una cada vez más baja tasa de natalidad, el panorama demográfico en Cuba continúa siendo ciertamente complejo.

Por solo citar algunas cifras podemos relacionar que la tasa global de fecundidad desde hace más de tres décadas no supera los 2,1 hijos por mujer necesarios para alcanzar un adecuado reemplazo poblacional; en el 2015 solo llegó a 1,72. En tanto, el 19,3 % de la población tiene más de 60 años y la esperanza de vida al nacer alcanza ya los 78,45.

Como parte de la atención que el Gobierno cubano ofrece a estos temas, en el día de hoy la Gaceta Extraordinaria No. 7 da a conocer dos Decreto-Leyes y cuatro resoluciones encaminados a extender la protección y los beneficios de la maternidad, de manera tal que contribuya a estimular la fecundidad, la incorporación y reincorporación al trabajo de la mujer, así como la participación de otros familiares en el cuidado y atención de los menores.  

A partir de ahora y de acuerdo con lo establecido en el Decreto-Ley No. 339 «De la maternidad de la trabajadora», del 8 de diciembre del 2016, si la madre decide reincorporarse al trabajo –una vez concluida la licencia pre y posnatal y antes de que el menor cumpla el año de vida– podrá simultanear la prestación social a que tiene derecho con su salario.

Asimismo, será posible también extender a los abuelos maternos o paternos, que sean trabajadores, el cuidado del niño hasta su primer año de vida –anteriormente solo podía hacerlo el padre; en este caso podrán recibir la prestación social ascendente al 60 % de su salario promedio mensual en el transcurso de los últimos 12 meses.

De la misma manera, el mencionado Decreto-Ley precisa que las cuantías de las referidas prestaciones mensuales no pueden ser inferiores al salario mínimo vigente en el país. En caso de que suceda así, serán elevadas a dicha cifra.

Además, si «la madre trabajadora percibe dos remuneraciones por tener más de un empleo, ya sea en su entidad o en otra distinta, tiene derecho a percibir la prestación económica y social por cada uno de los contratos de trabajo, en proporción al tiempo real trabajado».
 
OTROS BENEFICIOS

En este mismo orden, otra de las resoluciones publicadas dispone un nuevo tratamiento para el pago por los servicios en los círculos infantiles y seminternados a las madres con dos o más hijos.

A las que tengan dos niños se les reducirá en un 50 % la tarifa vigente para los dos y en el caso de que sean más de dos infantes, adicionalmente se eliminará el pago de estos servicios a partir del tercero. Las madres con partos múltiples de más de dos bebés, serán exoneradas completamente del pago.

Las madres trabajadoras del sector no estatal tendrán además otros beneficios. Teniendo en cuenta las facultades otorgadas al Ministro de Finanzas y Precios por la Ley No. 113 «Del Sistema Tributario», del 23 de julio del 2012, se aprueba una bonificación –según los procedimientos estipulados para ello– del 50 % en el pago de las cuotas mensuales del

Impuesto sobre Ingresos Personales a las trabajadoras por cuenta propia que tengan dos o más hijos menores de 17 años.

Por otra parte, en las normativas publicadas se precisa que se otorgará una bonificación en el pago de los impuestos a los trabajadores por cuenta propia que ejercen las actividades de «Asistente para el cuidado de niños» y «Cuidador de enfermos, personas con discapacidad y ancianos», incluidos en el Régimen Simplificado de Tributación. Ello consiste en la reducción del 50 % de las cuotas consolidadas mínimas mensuales que les corresponde pagar, de acuerdo con las pautas establecidas en la resolución correspondiente.

Lo publicado hoy en la Gaceta Oficial forma parte del estudio y perfeccionamiento sistemático que sobre estos temas mantiene el Estado cubano con el propósito de atender los elevados niveles de envejecimiento de nuestra población y estimular la fecundidad en una perspectiva mediata. El desafío de incrementar la natalidad en Cuba continúa inaplazable.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Daisy T. Rivero Leon dijo:

1

10 de febrero de 2017

04:13:31


Me parecen muy importantes y beneficiosos los DECRETOS señalados. Estimulantes que los abuelos se incluyan en los beneficios. Habra que seguir legislando en ese sentido.

Revenge dijo:

2

10 de febrero de 2017

07:02:02


Las medidas son positivas, pero mediante ellas se estimula mas la pronta re-incorporacion de las madres a una actividad laboral, que el incremento de la natalidad. Si lo que se quiere propiciar es esto ultimo hay que mejorar economicamente y como sociedad. Cobrar tres o cuatro salarios mas no sacan a las familias jovenes del atolladero. Desde los '90, ha sido una preocupacion tener que invertir , varias veces al año, el ingreso de un mes o mas en la mochila y los zapatos con que el muchacho asiste a su escuela gratuita, por no hablar de la leche, los alimentos, los juguetes y la ropa. La presion de las necesidades materiales es demasiada y estas medidas son como ponerle una curita a una herida en la carotida: una cosa es criar a un hijo en una austeridad digna, y otra en medio de privaciones.

pili Respondió:


10 de febrero de 2017

13:53:25

Revenge.....tienes toda la razón, ¿por qué antes de hacer Leyes y Resoluciones no se tiran a la calle e indagan porqué no parenlas mujeres?...no es por rebaja de la cuota del circulo, ni por el salario de dos empleos, ni porque la madre o el padre de la chica se haga cargo del niño en el 1er año de vida, noooooooooooooooooooooo.......el mísero salario para criar un muchacho, la falta de un lugar para que la pareja viva con dos o tres hijos, y los precios de la canastilla y los alimentos son las causas fundamentales par que no paran.......esa es la parte que tienen que estudiar y darle cabeza a cómo lo van a resolver...................salario, vivienda y bajos precios.....................

Orlando Respondió:


13 de febrero de 2017

13:22:19

pill: No creo que esa sea la única razón. Hace 60 años, habían muchas mas necesidades y las mujeres parían 6 y mas muchachos. No habían escuelas, mucho menos círculos infantiles ni semi internados. No habían médicos que no cobraran por sus servicios, n oi habían servicios eléctricos, no habían servicios hidraulicos, no habían vacunas para evitar enfermedades como la polio y otras muchas mas, la situación de la vivienda era precaria, no habían servicios fúnebres gratuitos,no había asistencia social, ni muchísimos beneficios que la revolución logró poner en manos de los ciudadanos. Lo que sucede es que no habían tampoco tantas mujeres estudiando ni trabajando.

Conchita dijo:

3

10 de febrero de 2017

07:04:15


Muy ilustrativo artículo y muy buenas las medidas tomadas por nuestro Estado. Muchas gracias

LJesús dijo:

4

10 de febrero de 2017

08:16:55


No quisiera disentir con lo anteriormente publicado, pero esa tal vez no sea la solución. El problema de la baja natalidad no se puede circunscribir solo a lo monetario, por ejemplo se habla del descuento a las cuotas de Circulo Infantil, pero son todas las madres cuyos hijos tienen circulo infantil? Y lo otro es el fonto habitacional, porque muchos jóvenes quisieran tener hijos, sin embargo la falta de una casa lo hace todo más difícil y hace que uno se replantee algunas cosas. Con toda franquesa el Estado debe buscar una solución más inteligente.

Gualterio Nunez Estrada dijo:

5

10 de febrero de 2017

08:19:40


Se han tardado demasiado para aplicar estas medidas.

Yordanis Brocard Respondió:


13 de febrero de 2017

09:39:09

Estoy muy contento por el estímulo a la natalidad, es cierto que ya muchas madre no quieren tener más de un hijo, pero, una de la causa fundamentalísima es el circulo infantil, la madre que tiene más de 2 niño, no la tienen en cuenta para la asignación del mismo, es como si tuviera un hijo nada más se pasa mucho trabajo en este aspecto, por eso creo que sea una de las causas fundaméntale para que la madre cubana tenga más de dos hijos.