ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Brigada de solidaridad y trabajo Voluntario Antenor Firmin compuesta por estudiantes universitarios de Haití. Foto: (cortesía ICAP), Karoly Emerson

Para reafirmar la amistad entre los pueblos de Cuba y Haití, una veintena de jóvenes haitianos integraron la 4ta. edición de la Brigada de Solidaridad y Trabajo Voluntario Antenor Firmin y desarrollaron un amplio plan de actividades del 4 al 11 de enero de 2017.

Alojados en el campamento internacional Julio Antonio Mella, ubicado en el municipio de Caimito, provincia de Artemisa, los también estudiantes del Centro de Estudios Diplomáticos de Puerto, la capital haitiana, participaron en jornadas productivas en la agricultura, recibieron conferencias sobre la construcción del socialismo en Cuba, visitaron museos y dialogaron con los dirigentes de organizaciones juveniles y comunitarias de la Isla.

La brigada solidaria se nombra Antenor Firmin (1850 – 1911), en honor al patriota haitiano, antropólogo, periodista y político, que mantuvo relaciones de amistad con el Héroe Nacional cubano José Martí y combatió la discriminación racial y las desigualdades sociales.

En declaraciones a medios de prensa nacionales, el coordinador del grupo Rosana Guercy, afirmó sentir su corazón henchido de placer por participar en la brigada en tres ocasiones anteriores y calificó al gobierno y pueblo de Cuba como un gran amigo de Haití.

Añadió que todas las noches, al concluir las actividades del día, los brigadistas se reúnen para debatir acerca de la jornada y han notado un gran aprendizaje en cada uno de ellos. Reconoce una gran sabiduría en los profesores cubanos, quienes le impartieron charlas.

«Cuba es un país hermano— señala Rosana Guercy— y se demuestra a través de la acogida en sus universidades de jóvenes haitianos, con la ayuda médica enviada para auxiliar a las víctimas del terremoto ocurrido en 2010, el enfrentamiento a la grave epidemia de cólera y por socorrer a los damnificados por el huracán Matthew recientemente».

Hace votos para que las relaciones bilaterales entre los dos gobiernos se mantengan y fortalezcan. Ambos pueblos tienen una historia común en la lucha por la soberanía nacional y contra la colonización imperial y al respecto expresó: «Estas brigadas solidarias confirman que las dos naciones seguirán trabajando unidas».

Su compañera de grupo, la joven de 20 años Guervil Ludmelove confiesa a Granma Internacional que desea regresar a Cuba, porque lo vivido en la brigada la llena de optimismo para venir con otros amigos y familiares. Con anterioridad leyó algunos documentos del líder de la Revolución Fidel Castro y aspira a continuar ese legado, válido para los países latinoamericanos y del mundo.

Destaca su emoción por haber participado en la Revista militar y la marcha del pueblo combatiente efectuada el 2 de enero con motivo del 60 aniversario de la heroica sublevación en Santiago de Cuba y del Desembarco de los expedicionarios del yate Granma, Día de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, en homenaje al Comandante en Jefe de la Revolución Cubana Fidel Castro y a la juventud.

Guervil Ludmelove elogia la contribución desinteresada de Cuba hacia otros pueblos del mundo, incluido a los haitianos, porque con ese tipo de ayuda se benefician millones de personas. Desea, a su vez, que muchos turistas visite la gran Isla del Caribe para que conozcan la realidad de un país tranquilo, seguro y con calidad de vida.

Otro joven, Elmorin Jamerson, de 21 años, conoció a médicos cubanos en Puerto Príncipe, su ciudad de residencia. Un día enfermó con fiebre y su familia lo llevó a un centro hospitalario en el cual laboraban profesionales de la Mayor de las Antillas y nunca más ha podido olvidar el trato afable recibido.

A partir de ese momento, se relacionó con otros cubanos, quienes le hablaron de una sociedad con educación y servicios de salud gratuitos; por ello se motivó a integrar la brigada Antenor Firmin para comprobar la verdad. Hoy está convencido que su país necesita un cambio y él está dispuesto a impulsarlo.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.