ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Intervención de Ricardo Cabrisas Ruiz, Vicepresidente del Consejo de Ministros y ministro de Economía y Planificación.

 

Ricardo Cabrisas, Ministro de Economía y Planificación. Foto: Jorge Luis González

(Versiones Taquigráficas - Consejo de Estado)

En el discurso del General de Ejército Raúl Castro Ruz, ante este Plenario de la Asamblea Nacional del Poder Popular el pasado 8 de julio, explicó claramente sobre el comporta-miento de nuestra economía en el primer semestre del presente año, las limitaciones financieras existentes motivadas por el incumplimiento de los ingresos por exportaciones, las dificultades que afrontan algunos de nuestros principales socios comerciales debido a la caída de los precios del petróleo y la contracción en los suministros de combustibles procedentes del exterior.

Además, se mantiene la persistencia e inmovilidad de las medidas del bloqueo económico-comercial y financiero por parte de Estados Unidos, fortalecido en los últimos años por cuantiosas multas impuestas a bancos internacionales que realizan transacciones con nuestro país, a pesar de los anuncios del Presidente Obama.

En la sesión del Consejo de Ministros del pasado 25 de junio, se adoptó un conjunto de medidas dirigidas a garantizar las actividades principales que aseguran la vitalidad de la economía, minimizando las afectaciones a la población, preservando los servicios sociales y elevando paulatinamente su calidad.

Sin embargo, en la evaluación del desempeño estimado de la economía del año 2016 y las perspectivas para el año 2017, se ratifica la tensa situación existente con la disponibilidad de divisas, el incumplimiento de los ingresos previstos en el Plan por exportaciones y fuertes limitaciones en el suministro de combustibles, que nos sitúa en un escenario que no podrá revertirse en el corto plazo, caracterizado por fuertes restricciones que obliga a un profundo análisis y atención priorizada a los asuntos de la economía nacional.

Se han tomado en consideración las indicaciones impartidas por el General de Ejército a lo largo de sus intervenciones en los Consejos de Ministros, sesiones de la Asamblea Nacional y otras tribunas, en cuanto a que debemos ajustarnos a las capacidades reales que dispongamos y no gastar más de lo que seamos capaces de ingresar. El cumplimiento de estas indicaciones resulta más imprescindible que nunca.

En la Propuesta de Plan se proponen los mayores crecimientos en los sectores de la industria azucarera y en hoteles y restaurantes, que superan el 30 y el 8%, respectivamente. También se prevén crecimientos, entre el 2 y 5%, en transporte, almacenamiento y comunicaciones; suministro de electricidad, gas y agua; en la construcción; la agricultura, ganadería y silvicultura; comercio, reparación de efectos personales; la pesca; y en la industria manufacturera sin incluir la industria azucarera.

Disminuye el sector de explotación de minas y canteras (5,2%) como se explica más adelante.

Se mantienen los servicios sociales en niveles similares a los años anteriores y las otras actividades se incrementan en un 2,7%. Se prevé un crecimiento del Producto Interno Bruto en el entorno del 2%, contra un decrecimiento del 0,9% en el año 2016.

En cuanto a la disponibilidad de recursos financieros, se ratifica la tensa situación en el balance de divisas, en tal sentido, consideramos que deberán cumplirse tres objetivos permanentes y decisivos, que son:

  1. Garantizar las exportaciones, los cobros consignados en el Plan y trabajar de inmediato en crear las condiciones para incrementarlas en los años sucesivos.
  1. Identificar en la producción nacional la posibilidad real existente para sustituir importaciones en cualquier magnitud.
  1. Reducir al mínimo posible los gastos no imprescindibles; usar racional y eficientemente los recursos que se entregan.

Paralelamente se realizan diversas acciones que de confirmarse positivamente, podrían contribuir a reducir las tensiones existentes.

Somos de la opinión que tendremos una solución definitiva a estos ya tradicionales déficits en nuestros planes, solo si producimos más mercancías y servicios, tanto para el mercado nacional como para el externo y reducimos los gastos en todo lo que sea posible.

Respecto a la sustitución de importaciones, donde más allá de las producciones nacionales de grandes volúmenes agrícolas, tendremos que elaborar un programa bien diseñado que contribuya, por ejemplo, a la fabricación de piezas de repuesto y otras producciones industriales que hoy dependen de la importación y suman cifras no despreciables; por lo que la industria nacional, incluida la militar, debe prepararse adecuadamente para desarrollar esta misión.

En los portadores energéticos, el Plan permite respaldar niveles similares al estimado 2016, con un crecimiento del consumo productivo del 6,9%.

Sin embargo, el Plan de Producción Nacional para el año 2017, se proyecta en 3 millones 538 mil 200 toneladas de petróleo y gas equivalente, decrecería un 4,3% con respecto al estimado 2016.

Esta realidad incide de manera directa en los niveles de importación de combustibles, por lo que necesariamente tenemos que hacer un alto y analizar con profundidad esa tendencia presente en los últimos años en la producción nacional y examinar qué medidas debemos proponer al Gobierno que incluyan iniciativas más audaces para impulsar el programa existente.

Es decisiva la exigencia que debemos prestar al uso eficiente de los portadores energéticos, evitando el desvío y el robo que lamentablemente están presentes y se ratifica en las estadísticas y controles que se realizan periódicamente, donde se informan municipios que no reportan ventas de combustibles o en cantidades ínfimas en sus servicentros.

Se le prestará especial atención al estricto cumplimiento de los índices de consumo durante el proceso de ejecución del Plan, ya que se considera que aún existen importantes reservas de eficiencia por explotar.

La generación de energía eléctrica crece un 4,2% respecto al estimado 2016 y la participación del consumo total de energía eléctrica en el sector residencial, es del 58,8%, con un crecimiento respecto al estimado 2016 del 4,5%. Se mantienen los mismos niveles de Gas Licuado del Petróleo y kerosene del estimado 2016 para la cocción de alimentos.

En la sustitución de importaciones, papel determinante y priorizado corresponde al desarrollo de las Fuentes Renovables de Energía (FRE), más aún en la coyuntura actual y perspectiva respecto a los precios del petróleo y sus derivados, programa que además cuenta con la política aprobada en proceso de instrumentación y con indicaciones precisas de acelerar este proyecto para alcanzar el objetivo de que la matriz energética del país se nutra de las FRE, en no menos de un 24% antes del año 2030.

En el Plan 2017 se logra un incremento de la generación eléctrica de solo hasta un 4,65% por la vía de las FRE, en lo fundamental por la biomasa cañera e incremento de la fotovoltaica, que compara con el estimado de 3,62% que se alcanza en el año 2016.

Por la importancia de este programa es imprescindible acelerar la estrategia y táctica de negociación para lograr el máximo aprovechamiento de las capacidades de financia-miento y de inversión que hoy socios interesados nos ofrecen.

En cuanto a los alimentos se proyecta importar mil 750 millones 200 mil dólares, 82 millones más que el estimado 2016 y se respaldan las demandas de productos con destino a la población; las materias primas para la industria alimentaria y la producción de alimento animal. Las importaciones totales en físico son similares al estimado del presente año.

Las coberturas de inventarios de los productos fundamentales superan los 30 días y se aseguran desde inicios del año.

La producción agrícola está reaccionando positivamente, aunque con incrementos todavía discretos, pero frente a una industria alimentaria con limitaciones para dar respuesta adecuada a tales incrementos. El principio de que la industria debe estimular a la producción agrícola no se cumple, lo que incide además en el nivel de importaciones que debe realizar el país. Por tal motivo debemos proponer un programa acelerado, aunque a mediano plazo, que permita recuperar esta industria y ponerla en capacidad de dar respuesta, tanto a la demanda nacional como al aumento de visitantes.

En dicho programa deberá quedar inscrita la solución  –de acuerdo con las posibilidades de la economía cubana–   del reordenamiento de deudas y el tema de los dividendos acumulados.

El sector del transporte resulta estratégico para el desarrollo económico y social del país, en cualquiera de sus ramas, marítima, aérea, automotor o ferroviaria.

Es cierto y comparto la preocupación en cuanto a que no podemos continuar ejecutando obras de infraestructura con financiamientos de corto y mediano plazos, pero ello no puede llevarnos a la paralización y continuo deterioro de una actividad que resulta vital para la economía.

Por tales razones, y sin renunciar a obtener los óptimos términos y condiciones para recuperar este sector y lograr que desempeñe su papel en el Plan de Desarrollo Económico y Social del país, consideramos que dentro del programa en revisión debemos establecer las prioridades que nos permitan incrementar la eficiencia del transporte por su papel esencial en la economía y con ello dar cumplimiento a los objetivos que el país se ha trazado.

El programa de la vivienda, comprende la terminación de 9 mil 700 viviendas y el inicio y desarrollo de 4 mil 890, cifra similar al estimado 2016, priorizando las afectaciones del huracán Matthew en Guantánamo y de huracanes anteriores en Pinar del Rio y el programa de la capital y Santiago de Cuba.

En el Proyecto de Plan 2017, la inversión extranjera continúa siendo muy baja en su participación respecto a la inversión total, representando solo el 6,5% del Plan.

Por tanto, no se logra que la inversión extranjera desempeñe un papel fundamental en el desarrollo económico del país, según el Lineamiento No. 78, aprobado en el Séptimo Congreso del Partido Comunista de Cuba.

La situación nos exige a todos dinamizar este aspecto por lo que en lo concerniente al Ministerio de Economía y Planificación, he solicitado que en coordinación con los OACE, se elabore una relación de Proyectos de Inversiones para el Desarrollo, que garantice el éxito del Plan de Desarrollo Económico y Social hasta el año 2030, teniendo en cuenta los sectores estratégicos definidos, a fin de evitar la dispersión de las capacidades de financiamiento ya disponibles o que se nos ofrecen, de manera de concentrar el esfuerzo negociador en aquellos proyectos de sectores estratégicos y priorizados en los cuales debemos empeñarnos.

La propuesta de Plan 2017 en lo que a inversiones se refiere considera los principios siguientes:

  1. Respaldar los programas e inversiones priorizadas, entre las que se encuentran:
  2. Programa de Desarrollo del turismo de La Habana, Varadero, Cayería Norte y Holguín (Ramón de Antilla). Infraestructuras de la Zona Especial de Desarrollo Mariel.
  3. Mantenimiento y recuperación de almacenamiento de combustibles.
  4. Viviendas (incluido el Sistema FORSA) y viales afectados por el huracán Matthew. Garantizar la transitabilidad por el vial Moa-Baracoa.
  5. Base Logística para la región oriental en el municipio San Luis, Santiago de Cuba.
  1. Iniciar la recuperación de la Unidad No. 1 de la Central Termoeléctrica Lidio Ramón Pérez (FELTON).
  2. Programa de Fuentes Renovables de Energía (FRE).
  3. Programa de Desarrollo del Trasvase Este-Oeste.
  4. Programa para la recuperación de las capacidades de frigoríficos y congelación.
  5. Producción de bioplaguicidas y bioestimulantes.
  6. Crece la participación de los créditos externos a mediano y largo plazos, estos últimos con garantía de ponerse operativos y ejecución física en el año 2017.
  7. La capacidad constructiva y los materiales del balance respaldan los niveles de inversiones planificados, incluidos los usuarios de la Zona Especial de Desarrollo Mariel.
  8. Se aseguran niveles similares al Plan 2016 en la producción de materiales de construcción con destino a la circulación mercantil minorista. En el caso específico del cemento, acero y madera, los incumplimientos en las extracciones de los diferentes destinos del balance serán reorientados al MINCIN para su comercialización minorista.
  9. Se aseguran las medidas de incrementos aprobadas en los sistemas salariales a los constructores vinculados a las obras del turismo y la Zona Especial de Desarrollo Mariel.

En el balance de agua, al cierre del período húmedo, la situación de la disponibilidad de agua por el efecto de la sequía continúa agravándose, de una demanda de 8 mil 643 millones de metros cúbicos, se prevé asignar 7 mil          846 MMm3.

Las principales afectaciones se concentran en: arroz       (450 MMm3); caña de azúcar (141 MMm3); acueductos       (85 MMm3) y otros cultivos (57 MMm3). Las provincias más afectadas en el abasto de agua a la población son: Santiago de Cuba, Ciego de Ávila, Las Tunas y Granma.

En cuanto al balance de carga y tráfico, la capacidad de del país asegura la transportación para los niveles de actividad previstos.

A su vez el balance de la transportación de pasajeros asegura los siguientes objetivos:

  1. Crecimiento del 3% respecto al estimado del 2016, alcanzando mil 936 millones de pasajeros total.
  2. Servicios fundamentales de la Empresa de Ómnibus Nacionales, la Empresa de Transportación de Trabaja-dores y la Empresa de Transporte Escolar.
  3. Principales servicios de la Empresa Cuba Taxis.
  4. Transportación al Plan Turquino, sistema de taxis arrendados (Taxis Cuba) y las cooperativas.
  5. Combustibles para los ómnibus Diana que se fabriquen en el 2017, el cual se entregará en la medida en que estos se asignen a las provincias y en algunos casos se corresponde con reposiciones.
  6. Debe estudiarse la capacidad de producción actual de bicicletas, incluida la producción de piezas de repuesto. Asegurar la importación de un nivel adecuado de neumáticos para su venta a la población.

En cuanto al equilibrio monetario financiero en el segmento de la población, el Plan 2017 prevé incrementos en los niveles de ingresos de la población y en la capacidad de absorción del Estado, que permitan mantener el indicador de equilibrio en el rango adecuado.

Para lograr lo anterior es imprescindible evitar pagos sin respaldos productivos reales, tanto por concepto de salarios como de pagos al sector no estatal, lograr una adecuada relación entre estos y la disponibilidad de bienes y servicios destinados al fondo de consumo pagado y mantener una adecuada coherencia entre los indicadores utilizados para medir los resultados a niveles micro y macro económicos, en especial, el valor agregado bruto. Lo anterior nos indica la necesidad de solucionar estos problemas, para evitar que el indicador de equilibrio monetario durante 2017 alcance valores superiores a los establecidos.

La circulación mercantil minorista total del país (CUP+CUC) proyecta un crecimiento del 3,3% con relación al estimado 2016, sustentado básicamente en la actividad de gestión no estatal, que incrementa un 13,6%.

En el sistema de comercio del MINCIN, con un volumen de ventas de 26 mil 733 millones de pesos, se proyecta igual valor que el estimado 2016, a partir de materializar como fuente del Plan 2017, las reservas de inventarios identificadas y suministros de productos alimenticios similares al 2016.

En cuanto a la circulación mercantil mayorista, las ventas en las empresas comercializadoras seleccionadas, muestran un crecimiento con respecto al estimado 2016 del 6,4%, fundamentalmente en la comercialización del Grupo Empresarial de Logística del MINAG (GELMA).

Sobre los inventarios al cierre del mes de octubre, la Oficina Nacional de Estadística e Información reporta un nivel de inventarios que supera los 23 mil 400 millones de pesos, lo que significa un incremento de más de 5 mil millones de pesos que en igual período que el 2015, mostrando una tendencia creciente durante todo el año.

Este crecimiento, según informa la ONEI, se concentra fundamentalmente en mercancías para la venta que representa más del 29% del total de inventarios y materias primas y materiales, con una participación superior al 19%; existen otras partidas como partes y piezas de repuesto, producción terminada y producción en proceso con gran participación en los valores totales, aspecto en lo que es necesario profundizar por cuanto deberían constituir fuentes de aseguramiento para el Plan de la Economía 2017.

Como resultado de lo anterior, la Contraloría General elaboró un diagnóstico preliminar sobre la gestión de los inventarios nacionales donde se identifican deficiencias y errores en la captación de la información suministrada por parte de los Organismos y Entidades sometidos a este examen. También constató que el Decreto 315/2013 “Reglamento para el Tratamiento y Gestión de los Inventarios, en particular de lento movimiento y ociosos”, no está implementado en las entidades visitadas.

Una vez que recibamos el informe final de la Contraloría, los aspectos señalados serán objeto de análisis y se coordinará con los Jefes de Organismos y Entidades implicados, con el objetivo de organizar bien la tarea y hacer un uso eficiente de los inventarios acumulados. Con ese fin se indicó constituir un Grupo de Trabajo Temporal Multidisciplinario para proponer las medidas correspondientes que permitan asegurar, en todo lo que sea posible, que estos inventarios constituyan fuentes del Plan 2017 y años sucesivos.

En la productividad y salario medio, para el 2017 se planifica un crecimiento de la productividad de 6,6%, superior al 3,5% del salario medio.

El Anteproyecto del Presupuesto del Estado año 2017, prevé en los ingresos un crecimiento de mil 525 millones de pesos, fundamentalmente por el impuesto sobre utilidades, el aporte del rendimiento de la inversión estatal del sector empresarial, para el que se planifica una mayor eficiencia y la venta de insumos sin subsidios en la actividad cañera.

Los gastos se incrementan en 6 mil 330 millones de pesos respecto al estimado de 2016.

El déficit fiscal asciende a 11 mil 454 millones de pesos, el 12% del PIB a precios corrientes, que incluye un déficit en la cuenta corriente de 7 mil 330 millones de pesos, asociados a los subsidios por la exportación y sustitución de importaciones, esto es un adelanto a la información que debe brindar la Ministra de Finanzas y Precios.

 


Consideraciones finales.

En resumen, constituye tarea de primer orden, la atención y exigencia permanente en el cumplimiento de los aspectos siguientes:

  1. Profundizar en las estimaciones que se realizan sobre las obligaciones financieras del país, aspecto esencial en el proceso de planificación.
  2. Evaluar el impacto de los niveles de créditos planificados en la sostenibilidad de la deuda a corto y mediano plazos.
  3. Garantizar el cumplimiento de los ingresos previstos por exportaciones y avanzar en la sustitución de importacio-nes, elementos claves para incrementar la disponibilidad de divisas del país.
  4. Avanzar en la concreción de los proyectos de inversión vinculados a los programas de desarrollo económico del país y agilizar el uso eficiente y a tiempo de las ofertas de financiamiento externo.
  5. Incrementar el rigor en el control del uso y destino de los portadores energéticos.
  6. Tomar las medidas necesarias para detener la tendencia decreciente de la producción de crudo nacional e invertir la misma.
  7. Elaborar un programa de mediano plazo que permita revertir la crítica situación en la industria alimentaria.
  8. Evitar los pagos de salarios sin respaldo productivo y mantener estricto seguimiento del equilibrio monetario en el sector de la población.
  9. Asegurar las actividades de salud, educación y servicios básicos a la población y de otros organismos cuyos presupuestos no son significativos, pero sí su interacción con la sociedad.
  10. Prestar particular atención a los altos inventarios existentes y detener su tendencia creciente, garantizando la máxima utilización en el Plan 2017 y sucesivos.
  11. Suprimir los gastos innecesarios en todas las actividades, destacando la atención a los gastos de viajes al exterior y otras partidas que inciden en las restricciones financieras que enfrentamos.

El plan que presentamos hoy a esta Asamblea es tenso y no sin riesgos, con gestiones en marcha aún pendientes de definición, pero estimamos que lo podemos cumplir.

Lo anterior exige de nosotros voluntad, decisión, organización, disciplina y atención priorizada a todos estos asuntos, conducidos personal y directamente por los jefes de los organismos y entidades y con la comprensión y decidido apoyo de las diputadas y diputados de esta Asamblea Nacional. Solo así seremos capaces de crear las condiciones indispensables para cumplir los propósitos del Plan y Presupuesto 2017, y, a la vez, ir estableciendo las bases que permitan comenzar a trabajar de inmediato en el Plan de Desarrollo Económico y Social hasta el año 2030.

Quiero concluir retomando las palabras del General de Ejército en la anterior sesión de esta Asamblea, donde señaló, y cito: Frente a las dificultades y amenazas no hay espacio para las improvisaciones y mucho menos para el derrotismo. De una situación coyuntural como la que enfrentamos se sale victorioso actuando con mucha energía, ecuanimidad, racionalidad y sensibilidad política, continuar estrechando la coordinación entre el Partido y el Gobierno y sobre todo con mucho optimismo y seguridad en el presente y el futuro de la Revolución”.

Muchas gracias (Aplausos).

 

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Patricio perucho dijo:

1

28 de diciembre de 2016

18:21:12


Veceremos bajo cualquier circunstancia.