ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Los rostros de Rosa, su hijo Yunelky, Manuel y demás beneficiados reflejan el agradecimiento a la Revolución. Foto: Eduardo Palomares

SANTIAGO DE CUBA.—Para quie­nes la visitan hoy, difícil será imaginar que hace exactamente cua­tro años esta urbe de medio millón de habitantes fue destrozada por el huracán Sandy. Baste decir que, con palabras salidas del fondo de su corazón, el General de Ejército Raúl Castro expresó: «San­tiago conmueve, parece una ciudad bombardeada».

Durante esa madrugada del 25 de octubre del 2012, el impacto di­recto de los fuertes vientos, la furia de las olas del mar y las intensas lluvias, afectaron en la provincia 171 380 viviendas, de las cuales 15 889 se de­rrumbaron totalmente, 22 177 sufrieron derrumbes parciales, 50 585 perdieron totalmente el techo, y 82 729 de forma parcial.

En sentido general las pérdidas fueron cuantificadas en 4 700 millones de pesos, con 5 980 instalaciones de la economía y los servicios dañadas. Revelador de tal destrucción fue la recogida de 4,3 millones de metros cúbicos de escombros y 2,6 millones de metros cúbicos de desechos forestales, pues ni en un año el territorio genera los 6,9 millones totalizados.

Desde entonces apenas se ha descansado en un programa de re­cuperación que tiene como estímulo y compromiso permanentes la afirmación de Raúl de que nadie que­dará desamparado, porque la Re­­volución jamás abandona a sus hi­jos, tal como acaba de reafirmar ante las familias afectadas por Matthew en Baracoa, Imías y Maisí.

Al ofrecer a Granma un balance de las soluciones acometidas hasta la fecha, el ingeniero Gilberto Ro­me­ro Saunder, vicepresidente del Consejo de la Administración Pro­vincial, informó que entre los 117 025 casos resueltos aparecen el ­26 % de los derrumbes total es, el 60 % de los parciales, el 82 % de los techos totales y el 70 de las cubiertas par­ciales.

Con el 90 % de las instalaciones estatales recuperadas, los organismos están encabezados por Edu­cación con sus 1 044 centros renovados, en la Salud se rehabilitaron los 405 dañados y el Grupo AzCuba sus 80. Comercio devolvió a la normalidad 1 353 unidades, Cultura 217, la Agricultura 1 507, la Industria Ali­menticia 363, y el Tu­rismo 68 instalaciones.

Entre el alto número de acciones acometidas Romero Saunder enfatizó en los 4 072 derrumbes totales solucionados, porque «se trata de lo que más tiempo requiere, hay que hacer el inmueble desde cero y con calidad acorde con la indicación de Raúl de “edificar una ciudad cada vez más bella, higiénica, ordenada y disciplinada”.

«En tal sentido —añadió—, el Plan General de Ordenamiento Ur­bano de la Ciudad, aprobado por el Consejo de Ministros, prevé ejecutar aquí 22 000 viviendas para el año 2029, que además de las afectaciones de Sandy, abarcan el mejoramiento o eliminación de cuarterías, la erradicación de barrios y focos insalubres, y la atención al fondo habitacional precario».

Así, junto a esos derrumbes totales ya resueltos, las 7 206 viviendas terminadas en el periodo dieron igualmente respuesta a 1 086 asignadas a las transformaciones sociales de la barriada de San Pedrito, y a un significativo número de casos críticos, o condiciones precarias, médicos internacionalistas, el plan CTC y otros intereses.

Para borrar las heridas del meteoro también se han rehabilitado arterias y barriadas, entre las que po­drían citarse la nueva Avenida de la Patria, el Paseo Patrimonial de En­ramadas, Garzón y Trocha, el Paseo Marítimo de la Alameda, el Parque de los Sueños y las intervenciones en El Caney, El Cobre, Siboney y Puerto de Boniato.

Conjuntamente han quedado como nuevos centros de salud, es­cuelas, teatros, museos e instalaciones del deporte, lucen más vistosos 700 edificios altos (de los 1 867 existentes) beneficiados con el cambio de la carpintería, sistemas eléctricos, hidrosanitarios y pintura general, y se aprecia el embellecimiento de 200 parques.
 

FORTALEZAS ACOPIADAS

Detrás de la bella postal a la vista de todos, como fortalezas han quedado la organización y el control preciso en la valoración de los da­ños provocados en inmuebles por un fenómeno de esta naturaleza, la asig­nación precisa de los recursos y la forma de su comercialización por personal calificado en todos los pasos.

La ocurrencia de Sandy requirió además de decisiones del Gobier­no Revolucionario para proteger a damnificados, que solo para subsidios rebasan actualmente los 439 millones de pesos en beneficio de 15 888 familias, así como un mon­to muy superior para el otorgamiento de créditos bancarios a más de 105 000 familias.

Para transmitir las precisiones acerca de la organización y el funcionamiento del sistema de trabajo, Ro­mero Saunder encabezó un grupo de 25 especialistas que durante diez días capacitó en Baracoa, Imías y Maisí, al personal responsabilizado con la atención a las afectaciones causadas por el huracán Matthew.

Otras valiosas experiencias aportó Sandy a Planificación Física en la microlocalización de los asentamientos que ahora van surgiendo, a la vez que la industria de materiales incrementó su capacidad productiva, y proyectistas y constructores debieron adiestrarse en petrocasas, edificios vhicoa y forsa, y otras tecnologías.

Tales valoraciones, que incluyen el agradecimiento de la población santiaguera a trabajadores de la electricidad y las comunicaciones, a constructores y combatientes de las FAR y el Minint que de todo el país vinieron a apoyar la recuperación, pudo corroborarlas Granma este fin de semana.

A la sombra de los edificios Forsa-1 y Forsa-2, de Micro-9 (Distrito José Martí), el rostro de un grupo de familias refleja la felicidad por el recibimiento de sus apartamentos en los primeros días del presente mes de octubre, cuando ante la proximidad de Matthew se priorizó la entrega de 116 nuevas viviendas a damnificados.

«A mí acaba de llegarme la gloria con este apartamento —señaló emocionado Manuel Ruiz Borrero, de 68 años de edad—, porque vivía en un interior en muy malas condiciones que Sandy dejó inhabitable. No sé cómo agradecerlo a la Revolución, pero voy a seguir defendiéndola has­ta el último aliento de vida».

Residente en Cayo Granma con dos hijos pequeños, su esposo José Luis Acosta Cebreco y otros familiares de él, Deiris de la Peña Duarte fue autoevacuada en la casa de sus pa­dres en El Caney, y al regreso observó con tristeza que los golpes del mar no dejaron ni el piso de la casa asentada sobre pilotes.

«Ahora —refiere— entre la familia nos dieron tres apartamentos y todos estamos más cómodos, y aunque siento nostalgia por la vista del mar donde veía partir en el bote a mi esposo y luego regresar de la pesca, me reconforta saber que aquí estamos más seguros y que ya no queda nadie del Cayo sin vivienda».

Con semejante beneficio su ma­dre Rosa Caballero Bataille solo qui­so en nombre de todos agradecerle a «Raúl, que como dijo, la Revolución no nos dejó desprotegidos, a Ex­pósito y la dirección del gobierno con Reinaldo y ahora Beatriz, que tanto aliento nos dieron y siempre están por aquí, donde se sigue construyendo».

«Nosotros —enfatizó Manuel Ruiz—, queremos solidarizarnos con las familias afectadas en Baracoa, Imías y Maisí, sabemos muy bien lo que están pasando y les decimos que aquí tienen su casa para el tiempo que haga falta, y que confíen en la Re­volución, que ellos se van a recuperar totalmente lo más rápido posible».

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

victor ramos dijo:

1

25 de octubre de 2016

00:26:28


otra muestra del humanismo que nos caracteriza, en otro país estarían sufriendo.

lucianonyy Respondió:


25 de octubre de 2016

20:58:08

exactamente victor, en haití y áfrica principalmente.

Miguel Angel dijo:

2

25 de octubre de 2016

04:36:47


Aparecieron personajes q escribieron opiniones de cizaña, discordia, confusión, colocando en tela de juicio la voluntad de nuestra autoridades en la ayuda a los damnificados del huracán Sandy en Santiago de Cuba, quedó totalmente destruido. Con los pocos recursos financieros y materiales q disponemos se trabaja arduamente para ayudar a las familias, no se trata de tejas para el techo, hablamos de viviendas completas, miles, destrozadas totalmente o parcialmente. Por supuesto, q contribuye decisivamente en nuestras vicisitudes y carencias de todo tipo, el criminal bloqueo yanqui impuesto a Cuba hace mas de 50 años.

Francisco dijo:

3

25 de octubre de 2016

06:15:02


Felicidades, se merecen la felicidad, pero no podian haberle pedido al sin camisa que se la colocara para la foto,esos son valores tambien.

lucianonyy Respondió:


25 de octubre de 2016

20:59:31

mucho calor.

Wags dijo:

4

25 de octubre de 2016

10:50:20


Gracias Francisco, indiscutiblemente q nos merecemos la felicidad luego de tanto esfuerzo por recuperarnos. Santiago ( con su pueblo y órganos de dirección) se ha crecido ante esta situación de manera admirable, las palmas para nosotros. Con respecto al sin camisa, la mayor culpa la tiene el fotográfo q debió pedirle q se la colocara para una fotografía q la verá toda Cuba y parte del mundo.

Miguel Angel Respondió:


25 de octubre de 2016

14:53:03

Excelente respuesta, faltó profesionalidad. Continúen en la lucha hermanos santiagueros, la victoria los premiará. Abrazos fraternales.

ivonne dijo:

5

25 de octubre de 2016

16:11:54


Sandy dejó huellas de sufrimiento pero el pueblo se recuperó y continua recuperándose, así mismo apoyamos a los hermanos guantanamero con la misma energia y entusiamo que nos caracteriza