ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Hoy nosotros no dormiremos, aún nos restan más de diez árboles por podar y hasta que no concluyamos la tarea no vamos a descansar, expresó con entusiasmo Pavel de la Cruz Costales.

Esa es nuestra principal contribución para mitigar, en lo posible, los perjuicios que pudiera ocasionar el huracán Matthew a la provincia de Guantánamo, sobre todo sus fuertes vientos, amplió con desenfado quien se desempeña como  jefe de una de las brigadas de alumbrado público en la Or­ga­nización Básica Eléctrica en esta provincia.

En la actual coyuntura, de azote inminente del fenómeno climatológico, Pavel apoya la poda de árboles, tarea también asumida por trabajadores de Servicios Comunales y de la Empresa de Telecomunicaciones de Cu­ba, S.A. (Etecsa).

Conocidos son los estragos provocados por los árboles o ramas de estos al caer sobre el tendido eléctrico. De ahí que todo lo que hagamos ahora, antes del impacto del huracán, redundará a favor del servicio y de la economía, comentó finalmente Pavel.

Desde hace varias jornadas Guantánamo adopta incontables medidas para enfrentar al potente ciclón, encaminadas, en lo fundamental, a preservar la vida de las personas y los recursos de la economía.

Sin embargo, tal y como corroboró el Con­sejo de Defensa Provincial, todavía parte de la población no percibe debidamente la magnitud del peligro. De ahí que ese órgano insista en la necesidad de proteger debidamente las viviendas, asegurando puertas, te­chos y ventanas.

Las personas que habitan casas en mal es­tado, posibles de ser destruidas o averiadas, deben protegerse en centros de evacuación, o moradas de mampostería de familiares, vecinos o amigos.

Es un potente huracán el que se nos viene encima, por eso no debemos ser víctimas del descuido, del exceso de confianza. Las lluvias intensas y los fuertes vientos de Matthew, propios de un huracán categoría 4, provocan un peligro inminente.

Durante los últimos días se ha incrementado la limpieza de tragantes y alcantarillas, la recogida de desechos sólidos y en general la higienización de ciudades, poblados y comunidades; así como la protección de alimentos, equipamiento y otros recursos.

También se incrementa la vigilancia de los embalses y se trabaja en el acopio y distribución de los renglones agropecuarios listos para el consumo de la población. Desde el sábado fueron evacuados los estudiantes que cumplían con la primera etapa del Plan la Escuela al Campo, fue asegurada la vitalidad de los grupos electrógenos y puestos a buen recaudo los turistas extranjeros y nacionales.

Baracoa, tradicionalmente el municipio de la provincia más afectado por las intensas lluvias y las penetraciones del mar reportaba en la tarde de ayer una tranquilidad relativa, con mar en calma y cielo más bien despejado. Se percibía la continuidad del trabajo de las entidades estatales en la protección de los recursos y el apoyo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y el Ministerio del Interior a diferentes tareas.

Pasadas las seis de la tarde del domingo solo se reportaban cinco personas evacuadas, todas en Puriales de Caujerí y más de 3 000 protegidos en casas de familiares, vecinos y amigos. Estas cifras deben dispararse hoy.

Ayer varios ministros y un viceministro vi­sitaron la provincia para conocer las medidas adoptadas para enfrentar al fenómeno climatológico y brindar el acostumbrado apoyo del país.

El viceministro primero de Salud José Ángel Portal Miranda, llamó a continuar in­crementando la liberación de camas en los hospitales del territorio y corroboró la existencia aquí de medicamentos para enfrentar al huracán.

SANTIAGUEROS MEJOR PREPARADOS PARA ENFRENTAR A MATTHEW

«Raúl está en Santiago», comentaban este sábado con visible emoción en esta ciudad hombres, mu­jeres y niños, quienes conocedores de que en los momentos más difíciles la Revolución ha estado siempre al lado del pueblo, se sienten así más seguros en las jornadas de intensa preparación para enfrentar al huracán Matthew.

Como si fuera poco, durante un programa informativo televisado en la mañana de este día el presidente del Consejo de Defensa Provincial, Lázaro Expósito Canto, transmitió a todos la confianza del General de Ejército de que sabrán emplear las experiencias obtenida ante el ciclón Sandy, en la mitigación de posibles daños.

Partiendo de esa premisa, la preservación de vidas humanas y de los recursos materiales ha estado en el centro de las medidas adoptadas, como fue reiterado en reunión del Consejo de Defensa Provincial en la cual estuvo presente el viceministro de las FAR, general de cuerpo de Ejército Ramón Es­pi­nosa Martín.

En tal sentido podría hablarse de las 6 275 personas protegidas en el territorio, de las cuales 640 se encuentran en albergues y el resto en casas de familiares y vecinos, incluyendo en la cifra general a 1 230 residentes de Cayo Granma, La Socapa, Caracoles y otros sitios del litoral que serán golpeados muy duro por las olas.

Paralelamente la agricultura reporta la evacuación de 19 240 vacunos, 1 132 équidos, de 5 350 ovinos, y unos 175 búfalos a lugares seguros, a la vez que intensifica la recogida de café arábigo y se cosechan significativos volúmenes de viandas para su venta inmediata a la población.

Habla también de la sensibilidad la hospitalización de más de cien pacientes nefróticos que reciben tratamientos de diálisis y hemodiálisis, el ingreso de 360 embrazadas a término, la protección de 29 personas reambulantes, y el reforzamiento con especialistas de salud en los municipios montañosos de Guamá, Segundo Frente y Tercer Frente.

Sin dudas el trabajo es fuerte y al detalle, porque junto a la evaluación de las presas que suman un 39 % de llenado a nivel provincial y solo el 18 % las que abastecen a esta ciudad, se han logrado variantes para que cada familia pueda guardar agua potable y no falte el líquido en centros de salud y elaboración de alimentos.

Precisamente, estos últimos no han parado un instante. Jorge García La Fuente, administrador del mercado ideal El Marvy, aseguraba a Granma que en menos de tres días suman cerca del millón de pesos las ventas de decenas de productos entre galletas de varios tipos, mermeladas, dulces de harina, helados, queso, embutidos y refrescos.

Casi al final de la tarde mientras adquiría varios productos en ese establecimiento, Juan Antonio Bandera Lamarque se sumó al agradecimiento de los santiagueros, «porque te­nemos una buena y variada oferta en mo­neda nacional, que a medida que la gente resuelve sus necesidades se compra mucho más fácil».

Así se reflejaba en cientos de personas llevando en sus manos diferentes tipos de alimentos por las calles, donde no pocos vecinos, participaban en la poda de árboles, liderada por servicios comunales y la organización eléctrica, o al igual que los comercios, bancos y demás entidades aseguraban de una u otra forma sus viviendas.

«Sandy me rompió algunos cristales del frente de la casa, y ahora tenemos tiempo para garantizar que este otro evento metereológico no vuelva a arremeter contra ellos», dijo en el reparto Ampliación de Terrazas, Jorge García La Fuente, mientras llevaba a la práctica la experiencia personal vivida hace casi cuatro años.

De igual forma, desde varias provincias se han adelantado al nuevo meteoro brigadas de reparadores de líneas eléctricas y telefónicas, constructores y transportistas como Ale­jandro López Barbán, Leandro López Luis, y Juan Carlos Facundo Estévez, quienes acaban de traer decenas de postes desde La Habana.

Es en fin el ambiente reinante en una provincia, donde fueron  desmontadas las casas de cultivos tapados, están bien resguardados los medios patrimoniales, se entregan 116 vi­viendas que ayudarán a erradicar cuatro precarias cuarterías, y tras enviar mar afuera a cuatro buques mercantes, el puerto protege miles de toneladas de alimentos.

Expósito Canto y Beatriz Jhonson, vicepresidenta del Consejo de Defensa Pro­vincial, aseguraban al general Es­pinosa Martín, y a los mi­nistros de Trans­porte, de Energía y Minas, Fi­nanzas y Pre­cios, la Cons­trucción, el Tu­rismo, la Agri­cultura, de Co­municaciones y Co­mer­cio, a la presidenta del Instituto Na­cio­­nal de Recursos Hidráulicos y al viceministro de Sa­lud que los acompañaban, que otro re­sultado no puede tener el compromiso que para los santiagueros entraña el acompañamiento de la dirección de la Revolución en es­tas horas.

ADOPTAN MEDIDAS EN GRANMA PARA GARANTIZAR ABASTO DE AGUA A LA POBLACIÓN

El alistamiento de carros cisternas para garantizar el abasto agua a la población en la provincia de Granma antes, durante y después del huracán Matthew, fue constatado este domingo por Inés María Chapman, presidenta del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos.

La dirigente presidió la activación de 30 de esos equipos que distribuyen el vital líquido en los distintos repartos de la capital granmense y que tras el paso del evento meteorológico garantizarán la distribución de 15 litros diarios por habitante.

Según insistió, es preciso que la población almacene en los hogares la mayor cantidad posible de agua potable por ello, y hay que potenciar el suministro en tanto las condiciones meteorológicas  lo posibiliten.

En una reunión de trabajo realizada posteriormente, la titular del ramo también significó la urgencia de restablecer rápidamente el servicio, tras el paso del huracán, dada su importancia para toda la actividad humana.

Acompañada por otros directivos del Ins­tituto Nacional de Recursos Hidráulicos, Chap­man también puntualizó en la urgencia de mantener el constante monitoreo sobre las presas, aunque el territorio está en condiciones de recibir grandes volúmenes de agua, al tener solo almacenado el 49 % de su capacidad total de llenado.

Recordó que este territorio  recibe escurrimientos de Santiago de Cuba y Holguín, y posee  la poderosa Cuenca del Cauto, cerca de la cual hay numerosas comunidades proclives a inundaciones.

La dirigente resaltó además la necesidad de garantizar las reservas de combustible de los grupos electrógenos para que una vez pase el huracán,  mantener los sistemas de acueducto en funcionamiento.

En la ocasión conoció que además de mo­vilizar carros cisternas para abastecer de agua a la población,  entre las medidas ejecutadas por Recursos Hidráulicos en Granma para mitigar el impacto del huracán, figuran además la limpieza de 23 tragantes, 29 supresiones de salideros, la solución de 24 obstrucciones, la verificación del estado técnico de los embalses, y la puntualización de las comunicaciones en todas las unidades del sistema.

Y aunque las últimas jornadas, en este territorio oriental, se han caracterizado por la presencia de un sol radiante, los granmenses intensifican las medidas preventivas en­ca­minadas a proteger sus bienes, así como a garantizar el abasto de agua y alimentos antes, durante y después del huracán Matthew.

Entre los que laboran arduamente con ese fin figura Mario Carbonell, quien reside en el centro histórico de Bayamo, y en plena no­che dominical continuaba la tala de árboles que se encuentran aledaños a su vivienda.

En declaraciones a este diario comentó que esa es una tarea imprescindible para evitar daños a las líneas eléctricas y telefónicas, en caso de que los intensos vientos destruyan los árboles, así como también alguna de las paredes del hogar.

Otro de los que extreman medidas es Llilián León, quien asegura desde la tarde de este domingo la cubierta ligera de su quiosco-cafetería La Olímpica, ubicada en el reparto Jesús Menéndez, de la capital granmense.

Muy cerca de este se encontraba Meris Bo­rrero, quien comentó que desde que el viernes se autorizó la venta de la canasta básica correspondiente al mes de octubre, adquirió los productos necesarios para garantizar alimentos por unas cuantas jornadas.

Como ellos otros granmenses protegen sus bienes y aseguran alimentos y reservas de agua.

Entre las labores que se ejecutaban  este domingo figuraban, además, el resguardo de animales domésticos que se encontraran en patios descubiertos, la liberación de escombros de las azoteas, y la protección de puertas y ventanas con materiales que puedan atenuar la fuerza de los vientos.

INTENSIFICA GRANMA MEDIDAS PREVENTIVAS

A fin de proteger a la población, dada la creciente amenaza del huracán Matthew, la provincia de Granma intensifica las medidas preventivas.

Tanto es así que en la jornada dominical comenzó el traslado  de personas  que viven en zonas vulnerables hacia albergues estatales o casas de familiares y amigos.

Entre los primeros granmenses protegidos figuran las residentes en la comunidad de Ca­bezada, en el municipio de Río Cauto, una de las zonas más proclives a inundaciones,  dada su proximidad al río más extenso del país.

En declaraciones a este diario Francisco Es­cribano, jede del grupo de evacuación del Consejo de Defensa Provincial, precisó que fueron habilitados en Granma más de 250 centros para la protección de personas y es­tán garantizados los alimentos y otros re­cursos necesarios para la permanencia favorable de las personas en esos sitios.

Comentó que en las próximas horas co­menzará la protección en otras zonas dadas las complejidades de este territorio, caracterizado  por  un extenso litoral, poco más de la mitad de las montañas de la Sierra Maestra, y una gran llanura aledaña al río Cauto, lo cual hace a la provincia blanco de probables impactos por  penetraciones del mar, inundaciones, fuertes vientos y abundantes lluvias.

Según trascendió en una reunión del Consejo de Defensa Provincial, efectuada en la tarde noche de este domingo, otras de las medidas adoptadas son la suspensión de las actividades docentes en todos los niveles de enseñanza desde este lunes y hasta próximo aviso.

Asimismo, se dispuso la apertura, este lunes, de los mercados agropecuarios de los 13 municipios del territorio para que las personas puedan asegurar alimentos para las próximas jornadas, así como se activaron carros cisternas para el abasto de agua a la población.


TODO SE TIENE EN CUENTA

Previsión y laboriosidad marcan el quehacer de la gente de la provincia de Holguín a medida que el huracán Matthew se acerca al oriente de Cuba. Y en ese contexto, mujeres y hombres dejan una estela de actos en los que afloran con fuerza sentimientos solidarios y deberes sociales necesarios para en­frentar momentos de tensión como los que se avecinan.

Por eso mismo, a Walsy Aguilera Fer­nández, a cargo del punto de venta de agua identificado como «18 plantas» (por su cercanía a los dos edificios de ese tipo existentes en la capital provincial), no le pesa haber trabajado toda la jornada dominical, según refiere tras atender a un grupo de clientes.

No puede definir con exactitud  la cantidad de personas que han pasado por el establecimiento para adquirir el vital líquido. Son muchos, afirma, para inmediatamente dejar claro que el trabajo ha sido agotador, pero a la vez grato, porque los vecinos que residen en los alrededores los han apoyado con me­rienda y café.

«Es un gesto bonito, que inspira a seguir atendiendo a todo el que llega en busca de agua», dice Glenia Mascarel Expósito, enviada en apoyo de Walsy. Luego explica que no tienen horario fijo para el cierre, porque mantendrán abierto el punto mientras haya personas necesitadas de abastecerse de agua potable. Y explica que no es cuestión de indicaciones dadas por directivos, sino de comprensión y sentido común ante la proximidad del meteoro.

Entonces elogia la actitud de Xiomara Fer­nández González, la madre de Walsy, pues ella, también trabajadora de un punto de venta de agua, tan pronto terminó su turno, elaboró un apetitoso almuerzo y se los trajo, a modo de refuerzo, para que ambos  lo consumieran allí y siguieran atendiendo  a la población.

También es intenso el trabajo realizado en  las últimas 24 horas por el personal del punto de venta de gas licuado del reparto Plaza, donde Edelio Doimeadiós González y dos compañeros de trabajo vendieron de forma liberada durante la jornada del sábado cerca de 400 «balitas».

Jocoso, comenta que después de eso no se necesita acudir a un gimnasio para realizar ejercicio de fuerza. «Tenemos claro que el cierre se produce cuando ya no tengamos clientes. Lo importante es que se vayan a casa y dispongan de combustible para elaborar los alimentos durante el paso del ciclón y los días siguientes».

Sobre la labor de Edelio y sus compañeros tiene la mejor opinión el joven Alberto García Peña, quien reside en las cercanías y decidió hacer la correspondiente compra de gas. Dice que con combustible y suficientes reservas de alimentos y agua,  le queda apuntalar algunas ventanas de su apartamento, para poner definitivamente a buen resguardo a la familia y los bienes materiales del hogar.

En la panadería Combinado Numa, de la empresa Productora de Alimentos, Yenisel de la Rosa y Carlos Lam esperan el turno para comprar pan y galletas. Ella, en voz baja, trata de convencerlo para adquirir algunos dulces de harina, también abundantes tras el mostrador.

Atrás, en el área de elaboración, Manuel Cabrera Velázquez, administrador del establecimiento, ultima los detalles para la entrada del segundo turno, que laborará durante toda la noche. «Trabajamos en contingencia desde el sábado por la mañana, cuando recibimos indicaciones de producir ininterrumpidamente las 24 horas».

De nuevo contactamos con Carlos Lam. En sus manos, en un pulcro bolso, lleva el de-seado pan y algunos de los dulces reclamados por su esposa Yenisel. También está apurado por regresar a su hogar, pero tiene tiempo para reconocer las acciones emprendidas por las autoridades políticas y gubernamentales del territorio para que la población enfrente a Matthew y sus secuelas. Eso se ve también, dice, en la poda y tala de árboles que afectan el tendido eléctrico, en la limpieza de alcantarillas y tragantes y en la protección de todo tipo de recurso. «Bueno, en casos de huracán, como es este, en Cuba se tiene en cuenta todo», resume.

LA UNIDAD VENCE HURACANES

Aunque la influencia de Matthew aún no se ha sentido en Las Tunas, tanto la población como los miembros de los Consejos de Defensa a todos los niveles trabajan de forma intensa para proteger vidas humanas, recursos materiales y objetivos económicos.

Hasta las tres de la tarde de este domingo, ya se encontraban evacuadas en la provincia un total de 550 personas en centros destinados para ese fin y más de 10 600 en casas de familiares y vecinos. No obstante, en el balcón del oriente se encuentran listos 235 centros que serán utilizados en la medida en que la situación meteorológica así lo indique.

José Serrano Brito, vicepresidente de la Comisión de Evacuación, explicó a este medio que se ha hecho un trabajo casa a casa para que ninguna persona que deba ser protegida quede en su vivienda. Aseveró, además, que se han preparado espacios específicos para ciertos grupos vulnerables, como es el caso de la Uni­versidad de Las Tunas, que recibirá a las embarazadas con riesgo.

Los diversos subgrupos que componen el Consejo de Defensa Provincial, han cumplimentado acciones para garantizar al pueblo servicios vitales, antes y después del paso del huracán.

De acuerdo con Salvador Sariol Vistorte, director general del Grupo Empresarial de Comercio, en todo el territorio se ha cumplido la venta de la canasta básica. De igual forma, los mercados ideales se mantuvieron abiertos durante todo el fin de semana y se realizó una feria especial con amplia variedad de productos alimentarios a precios módicos.

La provincia cuenta hoy con una cobertura de 25 días de harina de trigo, que permitirá la elaboración de pan y galletas. También se han ubicado grupos electrógenos en varias panaderías para elaborar estos alimentos. Asimismo, se trabajó intensamente en la elaboración de un diagnóstico de productos agropecuarios listos para la cosecha y el consiguiente traslado de los mismos hacia lugares seguros.

De acuerdo con datos ofrecidos por el subgrupo de Alimentos, este renglón no constituye hoy una preocupante, pues existen todas las garantías tanto durante el azote del fenómeno meteorológico, como después del paso del mismo.

También se ha mantenido una vigilancia estricta de los recursos hidrográficos de la pro­vincia, para determinar la disponibilidad de agua potable y las vías de hacerla llegar a la población. Durante los últimos días se han extendido los horarios de bombeo a través de redes y está predeterminado el uso de pipas en caso de que se contaminen los principales embalses. Hasta el momento, ninguna de estas fuentes representa peligro para la población, aunque se verificó el estado de cada una de las mismas. Así lo aseguró a Granma Aniceto Ávila Pérez, especialista de seguridad y protección de la Delegación Provincial de Recursos Hidráulicos.

También se le ha dado un alto valor a la protección de recursos materiales y un ejemplo de ello son los pertenecientes al sector edu­cacional. Jorge Mollet Pico, asesor del subgrupo de Educación, Cultura y Deporte, dijo que todos los medios que se utilizan en el proceso docente educativo se encuentran hoy bajo resguardo y que se realizó en la provincia el traslado hacia sus lugares de residencia de más de 4 700 alumnos.

A través de recorridos y reuniones las autoridades del Consejo de Defensa Provincial, emiten orientaciones precisas, que garanticen la plena seguridad de los tuneros.

LO QUE LE TOCA AL PUEBLO

La población del territorio tunero ha mantenido un alto nivel de responsabilidad en correspondencia con las medidas orientadas y los pronósticos de la trayectoria de Matthew. La recogida de desechos sólidos, la limpieza de desagües y el aseguramiento de cubiertas, puertas y ventanas, cuentan entre las acciones desarrolladas.

Asimismo, se ha manifestado la solidaridad, ya que familiares y vecinos reciben en sus hogares a quienes tienen viviendas en mal estado y pueden resultar afectados por el paso del huracán.

No obstante, a pesar de las medidas adop­tadas, aún persisten preocupantes. Por ejemplo Roberto Guillén Ávila, residente en la calle Lico Cruz, número 51 del municipio ca­becera, asegura que existen en esa área varios árboles peligrosos, que aún no han sido podados. «Aquí hay una palma grandísima que puede dañar varias casas, lo mis­mo sucede con un árbol ya fue dañado por un ciclón anterior y sería un blanco fácil para el viento».

Sin embargo, es válido destacar que se mantiene el trabajo intenso para la poda de árboles, como aseguró Julio Bermúdez, jefe de brigada de la Empresa Eléctrica. «No im­porta la hora, nosotros nos mantenemos trabajando para que el tendido reciba el menor daño posible y también para proteger las vidas de quienes viven en la cercanía de esos árboles. Así seguiremos hasta que sea necesario».

También, en las circunscripciones el trabajo ha sido arduo. Luz Marda Arrieta He­cha­varría, experimentada delegada del municipio de Jobabo, aseguró que la población ha estado muy atenta a toda la información. «Tenemos experiencia de fenómenos anteriores y por eso cada cual ya tiene identificada la vivienda abrigo en la comunidad, y hemos orientado la protección de las personas. Se ha trabajado en la divulgación de todas las medidas y hemos puesto los recursos de cada familia a disposición del barrio y la circunscripción».

Matthew sigue su camino, pero los y las tuneras están preparados para enfrentar su azote. Confían en la seguridad que les brinda su sociedad y saben que nadie quedará solo a merced de los vientos.


AGRO AVILEÑO LLEGA A ORIENTE ANTES QUE MATTHEW

Las todavía inciertas consecuencias que podría tener el azote del huracán Matthew sobre el oriente cubano, hallan contrapartida muy cierta y alentadora en el agro avileño, cuyos trabajadores iniciaron este domingo 2 de octubre el envío de productos para atenuar daños y responder a necesidades de provincias que pudieran resultar damnificadas en las próximas horas.

Al intervenir en la sesión matutina del Consejo de Defensa Provincial, Orlando Pé­rez Pedreira, delegado de la agricultura en Ciego de Ávila, explicó que se trata de un primer envío, contentivo de unas 400 toneladas de plátano, además de apreciables niveles de frutabomba y de aguacate, con destino a San­tiago de Cuba y Holguín, cosechados, fundamentalmente, en la Empresa de Cul­ti­vos Varios La Cuba, una de las mayores productoras en el país.

La provincia, añadió en diálogo con Félix Duarte Ortega, presidente del Consejo de De­fensa en el territorio, está en condiciones de seguir ofreciendo ayuda, en lo sucesivo, de acuerdo con la envergadura de los perjuicios que pueda ocasionar el meteoro y de las consiguientes solicitudes que formule el país.

Tal aseveración está respaldada por el de-sempeño de un sector que ha cosechado hasta la fecha más de 3 000 toneladas de productos, cifra a tono con lo planificado y superior al resultado del pasado año por esta misma fecha, a pesar del «otro y permanente huracán» que continúa azotando sin piedad a esta zona: la sequía.

Sin renunciar a sus compromisos, incluidas las entregas a más de 250 instalaciones turísticas de todo el país, los avileños desmontan sistemas de riego, protegen productos químicos, insumos y otros recursos y tienen listas para actuar las fuerzas encargadas de bajar las casas de cultivo, si las circunstancias obligaran a ello.

Formaciones especiales de la actividad fo­restal, han reiterado disposición de enfrentar contingencias más allá de la geografía avileña, si las circunstancias lo demandan.

Entre tanto, las estructuras encargadas del alojamiento crean condiciones para seguir ofreciendo la atención que merecen fuerzas especializadas procedentes de otras partes del país que, por decisión central, se basifican en Ciego de Ávila para dirigirse y actuar, sin pérdida de tiempo, en las zonas del oriente que puedan resultar dañadas por el poderoso huracán.

SANCTI SPÍRITUS CON LOS OJOS ABIERTOS

A no perder ni un minuto, ser previsores y tomar todas precauciones posibles frente al poderoso huracán Matthew llamó José Ra­món Monteagudo Ruiz, presidente del Con­sejo de Defensa Provincial, al analizar las medidas adoptadas en el territorio espirituano a propósito de la amenaza que pende sobre el país.

Aunque según la información difundida tanto por los diferentes centros de pronósticos como por el Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil, las mayores posibilidades indican que el organismo afectará de manera directa la región oriental, el dirigente alertó sobre la importancia de adoptar todas las medidas establecidas por nuestros planes para estas circunstancias.

La creación de condiciones en los centros de evacuación, la protección de los recursos almacenados, especialmente azúcar y tabaco, el traslado del ganado hacia lugares altos y el aseguramiento del suministro eléctrico en centros vitales fueron algunos de los asuntos que han sido puntualizados de manera reiterada en el Consejo de Defensa Provincial de Sancti Spíritus.

En recorrido de trabajo efectuado en la tarde noche de este domingo por Trinidad y la zona portuaria de Casilda, Monteagudo Ruiz llamó a respetar al pie de la letra todos los protocolos establecidos en los planes y a utilizar las experiencias aportadas por el azote hace 11 años del huracán Dennis en esta propia región.

Acompañado por Teresita Romero Ro­drí­guez, vicepresidenta del Consejo de Defensa Provincial y otros dirigentes del territorio, Monteagudo se interesó en la rada espirituana por la manera en que se ha previsto la evacuación de la población, la protección de las embarcaciones pesqueras y el aseguramiento de los techos aligerados.

Isidoro Rodríguez, vicepresidente del Con­sejo de la Administración Provincial explicó que de producirse las principales afectaciones en la región oriental del país, como todo parece indicar, los espirituanos están listos para apoyar de inmediato tareas de la recuperación en el sector eléctrico y en otros frentes.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Ivan montesino dijo:

1

3 de octubre de 2016

17:57:06


Nuestro pueblo se enfrenta una vez más a la furia de la naturaleza,pero como siempre tomando medidas sabias para la protección del pueblo,la vida de las personas loas importante

Victor Ramos dijo:

2

3 de octubre de 2016

18:45:16


nada le faltará a los damnificados.

Samuel dijo:

3

3 de octubre de 2016

21:37:56


Verdaderamente el pueblo Cubano está bien organizado...no tienen que esperar que nadie haga las cosas por ellos. En Puerto Rico necesitamos una buena dosis de ese compromiso!

olga dijo:

4

4 de octubre de 2016

11:50:49


Nuestra empresa espera la orden para apoyar de inmediato las tareas de recuperaciòn en el sector agropecuario nada le faltaràn ,se lo aseguramos