ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Trabajadores de la Organización Básica Eléctrica podan los árboles que generan peligro a las líneas primarias y secundarias. Foto: del autor

   GUANTÁNAMO.— Ante la intensidad de las lluvias y los vientos del huracán Matthew, el Consejo de Defensa de este territorio llamó a la población a proteger en lo posible sus hogares para evitar la pérdida de vidas humanas y de sus bienes.

Dicho órgano, activado desde que hace unas jornadas el Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil decretó la fase informativa para las provincias orientales, puntualizó que son previsibles daños severos a la provincia y dentro de ellos a las viviendas, de ahí la urgente necesidad de su preservación con el aseguramiento de techos, puertas y ventanas, entre otras medidas.

Indicó que las personas que habitan casas en mal estado, posibles de ser destruidas o averiadas, deben protegerse en centros de evacuación, o moradas de mampostería de familiares, vecinos o amigos.

Observamos que en muchos lugares la población no tiene percepción del peligro inminente al que se expone ante el destructivo fenómeno climatológico que nos viene encima, comentó Nancy Acosta Hernández, vicepresidenta del Consejo de Defensa territorial.

Desde hace varios días esta provincia está movilizada prácticamente en su totalidad para mitigar los posibles daños del poderoso Matthew, partiendo de la puesta en práctica de las acciones que preservan la vida de las personas y los recursos de la economía.

En ese sentido se ha incrementado la tala y poda de árboles peligrosos, la limpieza de tragantes y alcantarillas, la recogida de desechos sólidos y en general la higienización de ciudades, poblados y comunidades; así como la protección de alimentos, equipamiento y otros recursos, entre otras disímiles medidas.

También se extrema la vigilancia de los embalses y se trabaja en el acopio y distribución de los renglones agropecuarios listos para el consumo de la población. Desde ayer fueron evacuados los estudiantes que cumplían con la primera etapa del Plan la Escuela al Campo, fue asegurada la vitalidad de los grupos electrógenos y puestos a buen recaudo los turistas extranjeros y nacionales.

Desmonte de las vallas para su preservación. Foto: del autor
Intenso es el trabajo en la poda de árboles. Foto: del autor
COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

cassio dijo:

1

3 de octubre de 2016

12:20:13


No me canso de indagar -¿ y los campos de placas solares? Nos gustaría saber qué medidas toman para que no vayan volando por los aires. igualmente vital es proteger a los campos de molinos eólicos.