ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
La infraestructura petrolera cubana se extiende a través de toda la Isla. Foto: Cortesía de Cupet

En una era en que el mundo tiene necesariamente que apostar por una energía limpia para sobrevivir, Cuba produce a diario 45 000 barriles de petróleo crudo y tres millones de metros cúbicos de gas natural, que permiten que solo la obtención de hidrocarburos en el país cubra casi la mitad de la demanda energética nacional.

Visto que tiene la difícil tarea de desarrollar sosteniblemente el sector energético y asegurar la autosuficiencia de petróleo y sus derivados, la Unión Cuba Petróleo (Cupet) se enfoca en mantener la producción anual de alrededor de cuatro millones de toneladas de petróleo equivalente, que se logran desde principios del siglo XXI en la Isla. Los esfuerzos no se destinan tanto a elevar ese resultado como por evitar que caiga.

La Zona Económica Exclusiva del Golfo de México incentiva la participación foránea para la exploración en aguas profundas. Foto: Cortesía de Cupet

Hago un aparte para aclarar que el término equivalente es un factor de equivalencia, que se emplea para saber las cantidades de gas y petróleo que se necesitan para generar una misma cantidad de electricidad. La Mayor de las Antillas produce cada 24 horas alrededor de 75 000 barriles de petróleo equivalente y, por cada barril de petróleo crudo, se producen entre 60 y 75 metros cúbicos de gas.

A cargo de la exploración y producción e importación y exportación de combustibles; la refinación de petróleo crudo; la elaboración de grasas y aceites lubricantes; y la comercialización mayorista de combustibles y lubricantes y minorista de combustibles domésticos, para lo que abarca 36 empresas nacionales y cinco mixtas, Cupet está obligada a no quitar los ojos de lo que ocurre en el mercado mundial.

Comercialización del petróleo y sus derivados en el mercado interno. Foto: Cortesía de Cupet

EL COMPLICADO PANORAMA INTERNACIONAL

La recesión en que derivó el 2015 la disminución del precio del petróleo ha debilitado a una parte importante de la economía mundial y ha quitado los deseos de invertir en el llamado, e históricamente perseguido, oro negro.

En Cuba el 2016 se define como un periodo en el que se elevará la demanda de energía. El aumento de los negocios privados, el incremento del interés foráneo por invertir y el avance de la industria turística, que es muy costosa, constituyen factores que influyen de forma directa en esa demanda y que exigen que se mantenga la eficiencia en la explotación y aprovechamiento de los recursos, que hasta la actualidad supera el 98 %, de acuerdo con Roberto Suárez Sotolongo, director adjunto de Cupet.

Generación eléctrica en Cuba. Foto: Cortesía de Cupet

En medio de tal situación, la nación insiste en desarrollar la industria petrolera a partir de estrategias muy diversas. De ahí que Cupet opere, al unísono, grandes flujos de producciones propias e importadas. Por ejemplo, la gasolina es un producto que prácticamente no se importa. Suárez hace referencia a que solo un cinco por ciento de la comercialización en el mercado interno corresponde a la gasolina y que, por tanto, casi toda la que se consume es de producción nacional.

Entre 2016 y 2030 debe concluir una primera ampliación en la refinería de Cienfuegos. Foto: Cortesía de Cupet

LO PREVISTO PARA UN QUINQUENIO

Además de la búsqueda del crecimiento sostenido de la producción antillana, las proyecciones hasta el 2030 de la organización petrolera estatal, fundada en 1992, comprenden elevar el volumen de explotación de ese recurso en tierra y aguas someras, y el nivel de recuperación de los yacimientos existentes en el país, mediante la introducción de tecnologías de recuperación mejorada (EOR).

Cupet cuenta con más de 24 000 trabajadores en toda Cuba. Foto: Cortesía de Cupet

Según el jefe de Exploración de Cupet, Osvaldo López Corzo, la EOR posibilitaría llegar a más del 90 % de las reservas petroleras, especialmente en la Franja Norte de Crudos Pesados, que comprende un área de 750 kilómetros cuadrados entre La Habana y Varadero (Matanzas), donde se produce casi la totalidad del crudo cubano.

El yacimiento de Varadero es el más importante de esa zona, lleva más de 15 años en explotación y, sin embargo, guarda miles de millones de barriles in situ, porque solo se ha extraído entre un seis y un siete por ciento del total, indica López.

Asimismo, se quiere acelerar la exploración, evaluación y desarrollo de las reservas en la Zona Económica Exclusiva (ZEE) en el golfo de México, iniciar la exploración en la zona centro-oriental del país y terminar una primera ampliación de la refinería de Cienfuegos.

Al respecto, vale agregar que existen cuatro refinerías en Cuba. Junto a la referida anteriormente, figuran las de La Habana, Sancti Spíritus y Santiago de Cuba.

Cupet está estructurado en tres empresas territoriales, una de perforación y servicios a pozos y una división offshore, el grupo empresarial atendido por el Ministerio de Energía y Minas y autorizado a llevar acabo todas las operaciones de la cadena de valores de la industria petrolera en Cuba y priorizará en los próximos años la modernización de las capacidades de refinación existentes y la utilización del gas natural licuado en la matriz energética del país.

Otras metas inmediatas serán llevar la calidad de los combustibles nacionales a estándares internacionales, elevar la capacidad de almacenamiento de productos en el país, optimizar los costos de las operaciones logísticas y producir en asociación con entidades extranjeras.

EL ORO NEGRO CUBANO EN CIFRAS

Igualmente, la petrolera líder en el Caribe Insular, que cuenta con la calidad, seguridad, profesionalidad y respeto al medio ambiente como sus principales herramientas, atiende una infraestructura petrolera que ha crecido en los últimos años.

Su entramado se extiende desde los campos petroleros cubanos, empresas productoras, centros de recolección de petróleo, plantas de tratamiento y ductos, hasta las refinerías y plantas generadoras de gas. De igual manera, Cupet se encarga de un total de 45 bloques de exploración terrestre y en aguas someras.

El Centro Colector No.10 de Varadero expone las mejores prácticas del sector petrolero en Cuba. Foto: Cortesía de Cupet

En palabras de López, especialista en Geología, Cuba genera más del 95 % de su electricidad con hidrocarburos y sus derivados, ya sea con petróleo crudo en termoeléctricas o con gas en plantas generadoras. Con un 45 %, el petróleo crudo se posiciona como el mayor generador de energía eléctrica, corresponde un 3,7 % a la biomasa y un porcentaje pequeño (por debajo del uno por ciento) a las fuentes renovables: eólica, solar fotovoltaica, hidroeléctrica, etc.

Por otra parte, en correspondencia con lo informado por las autoridades de Cupet, al cierre del 2015, el 14,1 % del total de generación del país dependía del gas acompañante. Para entonces, de la totalidad del gas que producía Cuba, dos terceras partes se utilizaba para la generación eléctrica y el resto iba al consumo doméstico en la capital cubana.

La transportación del petróleo y sus derivados a lo largo y ancho del archipiélago queda distribuida en 48 % marítima, 28 % por ductos terrestres, 13 % por ferrocarril y solo un 11 por carretera, concluye Suárez.

DE LOS NEGOCIOS A LAS INVERSIONES

La rama energética no escapa a las bondades que trae la Ley de Inversión Extranjera en Cuba. No obstante, desde 1990 hasta la fecha se han firmado 42 Acuerdos de Producción Compartida (PSC). El primero de ellos fue rubricado justamente para el sur de Varadero.

Entre las propuestas para el sector de los negocios y las inversiones extranjeras en la Isla, sobresalen la exploración y producción en los bloques de la ZEE y en tierra y aguas someras, así como los proyectos de EOR en campos en producción y los proyectos en yacimientos no convencionales.

Scarabeo es una de las compañías extranjeras asociadas a la industria petrolera en Cuba. Foto: Cortesía de Cupet

Por otro lado, la Oficina Nacional de Recursos Minerales certifica a los potenciales inversores y la rama petrolera brinda servicios financieros, de ingeniería y técnicos para las operaciones petroleras, al igual que el suministro de tecnologías, equipamiento y recursos para la industria.

Si bien los principales términos de los contratos están bien definidos dentro de un régimen especial, poseen flexibilidad. Un PSC puede tener una vigencia de entre 25 y 35 años, no paga impuesto sobre utilidades en los primeros ocho años, ni municipales, regionales o por la repatriación de las utilidades o la producción. No se pagan bonos a la firma y solo se cobra un impuesto sobre la utilidad neta anual a la administración tributaria nacional.

En ese sentido, en opinión del director adjunto de Cupet, el apoyo del Gobierno, la experiencia de la compañía como socio y la disponibilidad de capital humano preparado son de las ventajas más significativas para la inversión extranjera en la industria petrolera doméstica.

A eso, el directivo añade la existencia y potencial de recursos petroleros, la estabilidad política y social del país, un sistema fiscal atractivo y políticas y estándares de transparencia, entre otras ventajas.

Canadá, Rusia, Venezuela, Australia y Argelia destacan entre los países vinculados al sector de la energía en la Isla, siendo la corporación canadiense Sherritt la mayor inversionista en el país.

UNA ZONA POTENCIALMENTE RICA

Hay que tener siempre en cuenta que la recuperación mejorada, el petróleo no convencional y la exploración costa fuera demandan tecnologías avanzadas, que solo se hallan en mano extranjera y que son las vías más factibles para evitar una caída abrupta de la producción petrolera cubana y, con ello, una afectación relevante a la generación energética. De esa forma, la ZEE del golfo de México es una de las principales esperanzas de la Isla.

Dentro de la industria petrolera existen pozos exploratorios y pozos de desarrollo. Foto: Cortesía de Cupet

Dicha ZEE, de aproximadamente 2 000 kilómetros cuadrados, alberga en aguas profundas 59 bloques y se halla abierta para inversión desde 1999. Se trata de un área en la que se han perforado cuatro pozos de exploración (los que se hacen para investigar), uno en el 2004 y tres en 2012, «todos con manifestaciones de petróleo», explica Suárez.

Una vez realizada la evaluación regional del potencial de hidrocarburos, que rectora Cupet, se tienen argumentos científicos, con diferentes grados de certidumbre en dependencia de los escenarios explorados, que permiten afirmar que es una zona con un rico potencial.

Suárez indica que, entre otros datos, se conoce el marco geólogo-estructural de la ZEE, el espesor de las rocas sedimentarias y sus características, los niveles de rocas madre existente y un estimado del potencial de hidrocarburos.

No obstante, solo luego de perforar pozos de desarrollo (los que se hacen para extraer crudo) podrá comprobarse la cantidad y calidad de petróleo en cada yacimiento. Desde la óptica de López, siempre que se abra un pozo se tendrá un diez por ciento de probabilidades de éxito y un 90 %, de fracaso.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Zorro dijo:

1

1 de octubre de 2016

06:14:23


Que bueno es de la única farma que salgamos de las dificultades que se nos avecinan.

Miguel Angel dijo:

2

1 de octubre de 2016

07:34:47


Magnífico trabajo de Katheryn Felipe, infografía excelente, muy ilustrativa. La explicación muy interesante. Esperamos q se cumplan las expectativas.

josecu dijo:

3

1 de octubre de 2016

10:57:01


Guau buen trabajo chica.

Rafael dijo:

4

1 de octubre de 2016

11:03:23


Esperemos bajen el precio de la gasolina ya que prácticamente toda es de produccion naciona aunque los precios del mercado internacional tambien bajaron

Julio Cesar dijo:

5

1 de octubre de 2016

11:55:29


Hola Katheryn excelente trabajo, Dios quiera y Cuba siga ese ritmo de desarrollo petrolero para lograr solventar así algunas de las tantas dificultades que aún persisten en nuestro bello país