ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
La reunión de trabajo de representantes y directivos de la CMIC se celebró en Cuba previo a su Asamblea General, que tendrá lugar en Alemania el próximo año. Foto: Anabel Díaz

Un encuentro de confraternidad ecuménica y diálogo por la paz, cuyo epicentro fue la capital cubana, tuvo como colofón este viernes la entrega de la Medalla de la Amistad, impuesta por el primer vicepresidente de los Consejos de Esta­do y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Ber­múdez, a Christopher Ferguson, secretario general de la Comunión Mundial de Iglesias Refor­madas (CMIR), en el Salón Internacional del Hotel Habana Riviera.

La labor realizada a favor de causas justas como el regreso del niño Elián González y de los Cinco Héroes a la Patria, así como la lucha por la eliminación del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de Estados Unidos, acreditan solo una parte de su trabajo, que fue resaltado en las palabras de elogio momentos antes de la entrega del reconocimiento que otorga el Consejo de Estado de Cuba.

El también ministro ordenado en la Iglesia Unida de Canadá, visiblemente emocionado, agradeció la distinción y la amistad de un “pueblo valiente”, de una “gran resistencia”, al que distingue “el amor por la Patria” y la “defensa por la vida”, y destacó el papel de las iglesias cubanas en el fomento de esa relación.

“Somos parte de la misma filosofía, ideas y pensamientos”, declaró Jerry Pillay, presidente de la CMIR, sobre la decisión de realizar aquí, desde el pasado domingo, la reunión de trabajo de representantes y directivos de esta organización, previa a su Asamblea General que tendrá lugar en Alemania el próximo año.

El primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros Miguel Díaz-Canel Ber­múdez, comentó que es un gusto que Cuba haya sido el destino escogido para realizar este evento, y transmitió un saludo del General de Ejército Raúl Castro Ruz a los participantes.

Díaz-Canel agradeció a la CMIR las muestras de solidaridad con la Mayor de las Antillas y se refirió a la comunión de intereses, vocación y esfuerzos por construir un mundo mejor, que unen a la organización y a nuestro pueblo.

Profundizó, además, en el contexto histórico en que se desarrolla esta visita, signado por el desarrollo de la economía nacional y la batalla en el escenario ideológico, y el reto generacional de dar continuidad a la obra de la Revolución.

El intento de restauración de una plataforma capitalista y neoliberal, fórmula que han intentado aplicar a los gobiernos progresistas de América Latina, así como el deseo de borrar nuestra memoria histórica, constituyen otros de los desafíos “que enfrentamos desde nuestras ideas”, agregó.

En la ceremonia la CMIR —cuyo origen se remonta a 1875 y cuenta hoy con 80 millones de cristianos y más de 225 iglesias miembros— entregó un recuerdo al Consejo de Iglesias de Cuba, a la Oficina de Asuntos Religiosos del Co­mité Central del Partido y al primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.