ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Archivo

BARACOA,  Guantánamo.—El aniversario 120 del desembarco del Mayor General Calixto García Íñiguez por playa Ma­raví, con el objetivo de incorporarse a la Guerra Necesaria, será conmemorado hoy por el pueblo baracoense en el propio sitio donde se produjo el hecho histórico, el 24 de marzo de 1896.
Tras varios intentos fallidos por llegar a Cu­ba, los que no mellaron su moral ni su afán in­de­pendentista, el jefe mambí arriba a la mencionada playa en el vapor Bermuda, al frente de 78 expedicionarios y un valioso cargamento de pertrechos bélicos.

Entre estos últimos se relacionan 2 000 rifles y un millón de tiros, dos cañones, una tonelada de dinamita, así como medicinas y otros importantes suministros, que convirtieron a esa expedición en la mayor de las cuatro que arribaron a la Isla du­rante la Guerra del 95.

Al desembarcar por Maraví fue recibido por el sargento Se­verino Gomero y otros siete hombres del regimiento Rosado, después de­no­minado Baracoa, a las órdenes de Félix Rue­nes. Des­can­sa con su tropa en una finca cercana y posteriormente se incorpora a la prefectura Na­ranjal del Toa, donde viene a buscarlo el Ge­neral Pedro Agustín Pérez, acompañado por combatientes del regimiento Hatuey.

Historiadores y jefes militares reconocen el enorme esfuerzo que representó para hombres semidesnudos y en su mayoría descalzos, trasladar la gran cantidad de pertrechos de guerra atravesando las empinadas cuestas de las Cuchillas del Toa, hasta su arribo al cafetal Dos Amigos, ya en territorio de Guan­tánamo.

Al conocer del desembarco del bravo mam­bí, el General en Jefe Máximo Gómez y el Con­sejo de Gobierno le encargan el mando del De­partamento Militar de Oriente, responsabilidad que ocupa a finales de mayo de 1896.

A partir de esa fecha el llamado León holguinero (nace en Holguín el 4 de agosto de 1839) se alzó con la victoria en numerosos combates, atacó y tomó importantes ciudades, desgastó al enemigo español asaltándole los convoyes de suministros y estableció una región de operaciones que abarcaba Bayamo, Man­za­nillo, Las Tunas, Palma Soriano, Holguín y Niquero.

Tras la caída del Mayor General Antonio Maceo, el 7 de diciembre de 1896, Calixto Gar­cía fue nombrado Lugarteniente General del Ejército Libertador, manteniendo el cargo de jefe del Departamento Oriental.

General de las tres guerras por la independencia de Cuba, sobresalió por su sólida formación militar, adquirida de forma autodidacta. Su experiencia y arrojo en el combate impidieron que las tropas españolas aniquilaran a las de Estados Unidos en Santiago de Cuba, tras la intervención de este último país en la guerra cubano-hispana.

Calixto García es considerado uno de los prin­cipales estrategas de las guerras de inde­pen­­dencia cubanas. Fue el jefe que más empleó la artillería, para lo cual debió dominar los conceptos técnicos y balísticos. Desarrolló el arte de sitiar y tomar ciudades y poblaciones, además de atacar a grandes columnas enemigas.

Una lección de su valentía la dio el 6 de septiembre de 1874, cuando hallándose acompañado solamente por unos 20 efectivos, el enemigo logró cercarlo en San Antonio de Baja, cerca de Veguitas, en Bayamo. Ante tal situación prefirió morir y no caer en manos de los españoles, disparándose un tiro en la boca. Su frente quedó marcada para siempre por la salida del proyectil. Solo así, gravemente herido, pudo ser hecho prisionero y enviado a las cárceles de Pamplona y Alicante, en España, donde permaneció cuatro años, tras los cuales fue puesto en libertad en 1878.

En demostración de civismo y concepto de la dignidad, en julio de 1898 envió una carta al general William Rufus Shafter, jefe de las tropas yanquis que impidieron la entrada de los mambises a Santiago de Cuba, en la que revela con crudeza las verdaderas intenciones de la ocupación del país.

Calixto García Íñiguez murió el 11 de diciembre de 1898 mientras cumplía una misión del gobierno cubano ante el presidente de Estados Unidos, Willian Mc Kinley. Su ejemplo de revolucionario cabal, que hoy se rememora en Ba­racoa, perdurará por siempre.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Karel dijo:

1

24 de marzo de 2016

05:10:54


Orgulloso de ser cubano, pero también y mucho de ser holguinero. La historia se debe estudiar y fomentar siempre y así recordar nuestro pasado, lo que hace simple entender el presente.

Miguel Angel dijo:

2

24 de marzo de 2016

05:49:59


Excelente trabajo del Lic Jorge Luis Merencio Cautí, muy bien elaborado y argumentado. Permítame agregar algunas cuestiones. El Mayor General Calixto García fue un ejemplo de insigne patriota independista, de los q se encuentran en el grupo de los imprescindibles, participó heroicamente en las tres guerras. Su formación fue casi toda autodidacta, de gran provecho fueron sus dos etapas como desterrado en la Península (1874-1878 y 1880-1895), gracias a la amistad que trabó con algunos intelectuales españoles y a la lectura en bibliotecas públicas. Para destacar el inmenso espíritu patriótico q poseían aquellas familias q se lo entregaron todo a la causa de la independencia de Cuba, es bueno recordar un hecho destacado. Después de intentar quitarse la vida, ante la posibilidad de caer prisionero de los españoles, Pocos días luego de su captura, las autoridades españolas, le informaron los españoles a su madre Lucía Íñiguez, que su hijo había sido hecho prisionero. A la noticia respondió Lucía: "¡Ese no es mi hijo!", y al informarle que antes de ser apresado había intentado suicidarse para no caer prisionero, entonces respondió temblorosa pero convencida: ¡Ah... ese sí es mi hijo! Su abuela Maria de los Angeles González, era una indígena de una tribu asentada en el lago de Valencia, Venezuela. Luego de la protesta de Baraguá, encabezada por Antonio Maceo con el objetivo de invalidar el pacto del Zanjón y continuar las luchas hasta alcanzar la independencia, era Calixto García el más apropiado para dirigir el nuevo movimiento independentista dado su anhelo por volver a empuñar las armas hasta alcanzar la victoria y su desvinculación con la firma del Pacto del Zanjón en febrero de 1878. Al comenzar la intervención de los Estados Unidos en la contienda, en 1898, Calixto García, aunque expresando su desacuerdo con entregar el mando supremo de las operaciones a los norteamericanos, acata la decisión del Gobierno Cubano en Armas y se somete a la dirección de los generales Shafter y Lawton. Durante los meses previos a la intervención directa de los Estados Unidos en Cuba, la revolución estaba cobrando más fuerza.En este sentido Calixto García se mostró siempre inflexible ante cualquier negociación con los norteamericanos. Con su aguerrida tropa apoyó y salvó de la catástrofe militar a las unidades norteamericanas al mando del inepto general Shafter, mejor armadas, pero desconocedores del teatro de operaciones. El 13 de septiembre de 1898, el Consejo de Gobierno lo destituyó del cargo de lugarteniente general del Ejército Libertador por considerar que había dejado de merecer su confianza. Nueve días después hizo su entrada en Santiago de Cuba donde fue objeto de un gran recibimiento popular. Fue un justo reconocimiento popular a uno de los generales mambises mas insignes, valientes, dignos y corajudos de las tres guerras por la independencia de nuestra Patria. Su ejemplo de patriotismo y entrega absoluta a la causa de la sufrida Patria será imperecedero. Viva por siempre el glorioso Mayor General Calixto García Íñiguez!

Jorge Luis Ramírez Velázquez dijo:

3

24 de marzo de 2016

08:53:01


Todo cubano debe de admirar a este notable mambí holguinero que mantuvo una destacada actitud ante las tropas invasoras, patriota de alta estirpe que tuvo una educación desde la cuna apoyado en su madre Lucía, quien exclamó cuando le dieron el parte oficial que su hijo había preferido darse un tiro antes de caer en manos enemigas, repuso y expresó, ese si es mi hjo Calixto primero muerto antes que rendido, es decir que también debemos recoradar a este gran Mambí como a su valiente madre que como Mariana también entregó su hijo a la lucha con firmeza

DARCELis dijo:

4

24 de marzo de 2016

10:02:59


En los momentos en los que estamos viviendo, es el que debos recordar y no olvidar nunca nuestra historia Patria. porque el que no la conoce, no sabrá dar su vida y defenderla con uñas y dientes como lo hicieron nuestros ante pasados

Edgar Ritchie Navarro Respondió:


29 de marzo de 2016

20:54:19

Fue muy importante para la historia de Cuba el desembarco de Calixto y sus acompañante el 24 de marzo de 1896, pero lo mas asombroso es como el poblado costero de Cayogüín, Maravi y otros. Durante 20 años realizan una Peregrinación de mas de un kilometro hasta donde esta el monumento, este año la significacion fue mayor, ademas la alegria de los pobladores fue enorme. Se a convertido esta fecha en la mayor tradicion historico cultural de esta zona costera, un apoyo muy importante a todas las autoridades que hicieron de las actividad una gran fiesta, que inicio el 23 de marzo con un Coloquio con la participacion de la inteclectualidad baracuence, el 24 la peregrinacion desde la tienda de Peregrinación desde la tienda de Cayogüín, hasta la playa de Maravi, luego el desembarco simbolico, el acto politico bien organizado y despues la fiesta en honor al desembarco de Calixto el General de las tres Guerras, cuan organizacion, cuantas personas, cuantas ofertas maravillosas, la parte musical con orquestas, todo asombrosamente muy bello, pero es digno reconocer al pueblo de Cayogüín porque una vez mas responde con limpieza, organizacion en todo los sentido, como no mencionar nombre como el delegado Urtate que casi no tuvo tiempo de participar de las actividades, pues hasta de noche estuvo pintando como todo los vecinos, que decir de la doctora del policlinico que hasta muy tarde estuvo pintando y buscando los recurso para que todo le quedara impecable, que bello fue ver en la actividad festiva a muchos dirigentes compartir de tu a tu con el pueblo. Es triste no ver describir en la prensa el esfuerzo que durante varios dias Cayogüín siempre espera esta fecha, recordar a Calixto es bueno, pues nuestra historia y en Cayogüín la leyenda de Calixto va mas alla de la verdadera historia y eso es lo bello, pues mis ancestro ayudaron a los expedicionarios del Bermudas es esa hermosa noche de euforia del Gran General al arribar a la patria.