ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Los presidentes de­dicaron también un punto en la agenda para va­lorar la marcha del proceso de rendición de cuenta del delegado a sus electores y el cumplimiento de los planteamientos de la población incluidos en el plan de la economía del año en curso. Foto: Tony Hernández

Mayor eficiencia económica y calidad de los servicios en cada nivel, más efectividad en la atención y solución a los planteamientos de la ciudadanía, intensificación de los programas de desarrollo local y exigir la más profunda sensibilidad en el desempeño de los cuadros y trabajadores en sus relaciones con la población, fueron los temas en los cuales se insistió en la reunión de presidentes de las asambleas provinciales del Poder Popular, efectuada durante dos días en la capital.

En el encuentro, que estuvo presidido por Esteban Lazo, miembro del Buró Político del Partido y presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, y al cual asistieron el también miembro del Buró Político Comandante de la Revolución Ramiro Valdés, vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, y Ulises Rosales del Toro, vicepresidente del Con­sejo de Ministros; se coincidió en que para al­canzar esos objetivos hay que potenciar al mu­nicipio como ente principal de dirección de las acciones y reforzar la confianza en el delegado y la gestión del Poder Popular mediante la participación, la consulta y el diálogo con el pueblo en la toma de decisiones.

Uno de los salones del rectorado del Insti­tu­to de Ciencias Básicas y Preclínicas Victoria de Girón fue el escenario de un fructífero debate a partir de la información sobre políticas y me­didas que desarrolla un grupo importante de ministerios, de comisiones de trabajo permanente de la Asamblea Nacional y de áreas de sus Oficinas Auxiliares.

Fue muy acertado que Magaly Estrada, di­rec­tora de Inversión en el Ministerio de Co­mer­cio Exterior y la Inversión Extranjera, llevara el tema sobre la colaboración económica que recibe Cuba, pues en los proyectos que se ejecutan en los territorios los gobiernos locales tienen una incidencia muy importante que no siempre se tiene en cuenta.

Por su parte, Ena Elsa Velázquez, ministra de Educación, expuso los resultados del inicio del curso escolar 2015-2016 a partir de un re­corrido hecho por todos los municipios del país, y las intervenciones se centraron en los programas de rehabilitación de instalaciones escolares y círculos infantiles, y el déficit de maestros, explicándose que en determinadas provincias, donde este problema es más acentuado, las me­didas tomadas aseguran que ningún aula sea cerrada y ningún alumno deje de adqui­rir los conocimientos de los programas de es­tudio.

Distintos aspectos del estado epidemiológico en el territorio nacional fueron abordados por los doctores José Ángel Portal y Alfredo Lorenzo, ministro en funciones y viceministro de asistencia médica del Ministerio de Salud Pública (Minsap), respectivamente. Se conoció que el pasado año disminuyeron las enfermedades diarreicas agudas; sin embargo, se alertó acerca del efecto negativo que sobre este indicador puede tener la sequía, pues implica acudir a fuentes alternativas y una mayor ma­nipulación del agua. El doctor Portal aseguró que no hay razón material para que el hipoclorito falte en las farmacias.

Acerca de las principales decisiones para la creación de un sistema de registros públicos, y en especial de la situación relacionada con la expedición de certificaciones que se le exigen a la población para numerosos trámites, informó María Esther Reus, ministra de Justicia, quien explicó la existencia en
Cuba de más de 280 registros de distinta naturaleza, 88 de los cuales son de personas.

La entrada en vigor de nuevas disposiciones en este campo significará la existencia de solo ocho registros: 1) de personas naturales, 2) de personas jurídicas, 3) de bienes, 4) de permisos y licencias, 5) de propiedad intelectual, 6) de hechos y procesos, 7) de documentos y 8) de hechos económicos, lo cual requerirá una inversión importante en infraestructura informática.

La política cultural en espacios públicos y concretamente la situación de las instalaciones para desarrollarla en los municipios, como ci­nes, teatros, bibliotecas y sobre todo casas de cultura, reseñadas estas como espacios donde confluyen todas las edades y todas las manifestaciones artísticas, fue expuesta por el titular del ramo, Julián González, quien recordó que esas casas por lo general están en inmuebles con valor arquitectónico o patrimonial, cuya reparación es compleja, y que para eso se ejecuta y controla un plan nacional. Detalló, provincia por provincia, lo hecho en beneficio de esos centros culturales.

La parte final de la jornada, los presidentes provinciales la dedicaron a examinar la situación de las cooperativas no agropecuarias y los resultados de las medidas de control sobre su funcionamiento, así como a intercambiar so­bre el cumplimiento del plan de la economía al cierre del 2015.

Con la participación de Ramiro Valdés en el segundo día de trabajo, el ingeniero Roberto del Puerto, del Grupo Estatal de la Bahía de La Habana, informó sobre el Programa Sos­te­nible para el Saneamiento de los afluentes a esa ba­hía, y al respecto mencionó distintas ac­ciones emprendidas, como llevar a cero los vertimientos de fosas y tanques sépticos, cuyo conteni­do van a parar a las aguas de la bahía, y la colocación de contenedores para la recolección de desechos sólidos en calles de la capital.

Ese grupo de trabajo se reúne todas las se­manas con los organismos comprometidos en la tarea y visita los municipios implicados. Se apuntó que hay un programa específico de la Fiscalía General de la República para proceder, ya sea por la vía penal o administrativa, ante violaciones de leyes y disposiciones diri­gidas a asegurar la recuperación y preservación de la bahía habanera. Aunque hay organismos o instituciones que están por debajo del nivel de la norma de contaminación, se precisó que estos se mantienen como “fuentes controladas”, ante la posibilidad de que puedan rebasarla en algún momento.

Ese punto de la agenda promovió intervenciones de presidentes de asambleas provinciales en cuyos territorios existen bahías de gran importancia, como es el caso de Cienfuegos, que trabaja en sentido similar a la capital.

Correspondió al propio Esteban Lazo conducir el chequeo de cómo se implementan las prioridades del Programa de Atención Integral al Perfeccionamiento del Poder Popular, cuyos antecedentes, entre otras acciones emprendidas en la actual legislatura, están en las conclusiones del intercambio con todos los delegados del país acerca de los problemas que limitaban su actuar y el funcionamiento de los Consejos Populares.

La constante en estas líneas de trabajo es la ineludible vinculación con la base para convertir esta en “un legítimo espacio de análisis e in­tercambio de ideas”. Al respecto, Lazo mencionó algo que ha estado insistiendo en sus frecuentes encuentros multisectoriales en las pro­vincias y municipios: la principal carac­terísti­ca de los cuadros debe ser su sensibilidad ante los problemas de la gente, pues ese contacto da un mayor dinamismo y capacidad de reaccionar ante nuevas políticas y cambios de es­cenario.

Como se acostumbra, los presidentes de­dicaron también un punto en la agenda para va­lorar la marcha del proceso de rendición de cuenta del delegado a sus electores y el cumplimiento de los planteamientos de la población incluidos en el plan de la economía del año en curso.

Con relación a lo primero, se informó que en el actual proceso, primero del actual mandato de las Asambleas Municipales, deben efectuarse 70 042 reuniones de rendición de cuenta, un ejercicio de democracia de grandes proporciones que se realiza cada seis meses. Aunque habrá que esperar la conclusión del proceso al final del año, se reporta una mayor participación y asistencia a estos encuentros con respecto al anterior y se menciona a la lluvia como la causa más frecuente de pospo­sición.

En cuanto a la inclusión de los planteamientos de los electores en el plan de la economía, Lazo llamó a priorizar aquellos problemas cu­ya solución desencadene o faciliten la de otros.

Según cifras aportadas por los territorios, la solución a 44 293 problemas fue incluida en el plan de este año, de los cuales 43 607 se terminarán antes de que concluya diciembre, y casi la totalidad de los pendientes se prevé programarla para el 2016.

También en correspondencia con las acciones para el perfeccionamiento del Poder Po­pular, que llama a “desarrollar el trabajo comunitario en todo el país”, la presidenta de Las Tunas, Lilian González, hizo una intervención sobre el proyecto de trabajo comunitario conjunto del Partido y el Poder Popular en el territorio, titulado “Por nosotros mismos”, basado en el concepto de Revolución del compañero Fidel, que en su quinta definición expresa que es “emanciparnos por nosotros mismos y con nuestros propios esfuerzos”.

Explicó que de esa forma se perfecciona y consolida el accionar ciudadano al impulsar la identificación, solución y control de problemas que afectan de forma cotidiana la calidad de vida de la gente, al tiempo que se rescatan o refuerzan valores, se fortalece la identidad y el orgullo de pertenecer a su comunidad, a su pro­vincia y a su país. Los participantes de otras provincias, como Guantánamo y Sancti Spí­ritus, explicaron que en sus territorios se llevan a cabo experiencias similares con muy buenos resultados.

La reunión concluyó con dos temas no me­nos importantes: un resumen del intercambio realizado nacionalmente sobre la atención a la política de cuadros para el próximo periodo de mandato, y la gestión de la comunicación co­mo elemento estratégico del Poder Popular.

En breves palabras como cierre de los debates, Esteban Lazo llamó a tener en cuenta la preparación y organización del próximo Pe­riodo Ordinario de Sesiones del parlamento cu­­bano, para lo cual pidió a los presidentes de Comisiones Permanentes de Trabajo y al área co­rrespondiente que informaran sobre las agendas de esas reuniones de los diputados que laborarán durante tres días, como es costumbre antes de sesionar la Asamblea Na­cional.

También asistieron al encuentro, el segundo del año, Antonio Hernández, funcionario del Comité Central del Partido, los diputados presidentes de comisiones y otros funcionarios de la Asamblea Nacional y del Consejo de Mi­nistros.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Armando Enriqiue dijo:

1

27 de noviembre de 2015

09:40:01


El artículo dice “La constante en estas líneas de trabajo es la ineludible vinculación con la base para convertir esta en “un legítimo espacio de análisis e intercambio de ideas” Es correcto que los delegados del poder popular tengan uno, dos o hasta tres encuentros a la semana para recibir a los electores y atender los problemas que plantean. Pero bien, lo que no puede suceder es que en el transcurso de la asamblea y ante algún elector que aprovecha la oportunidad para exponer sus criterios delante de todos, el delegado diga que ese no es el marco para hacer los planteamientos. Esto me sucedió en 1998, y provocó que decidiera no participar más en dichas asambleas ya que considero tener derecho de hablar públicamente y con más razón en ese marco. Hoy pasado varios años me encuentro con el mismo caso, una vez comenzaron los electores a plantear los problemas de la comunidad la delegada actuó de la misma forma que la de 1998. No les engaño, me calló un cubo de agua fría encima, quedé mudo, nadie dijo una palabra más y automáticamente finalizó la reunión, que por cierto, está vez se hizo a nivel de CDR y no a nivel de la circunscripción, quizás buscando mayor participación de los electores pero de igual forma no llegaba al 35% de ellos. Es verdad que a muchos no les gusta que las reuniones que presiden se conviertan en una olla de grillos o campo de batalla donde la población se expresa sin tapujos ni temores, pero la realidad es que la única forma que existe para resolver los problemas es denunciándolo en público y no a puertas cerradas donde nadie sabe cómo yo pienso o me proyecto en la sociedad. Pienso que de no cambiarse el estilo de las reuniones y obligarnos a escuchar informes formales del delegado otros como yo dejaran de asistir a las mismas y se perderá la esencia de nuestra democracia. El exigir nuestros derechos y expresarnos con libertad no es atentar contra nadie ni contra nada, todo lo contrario es fortalecernos.