ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Monseñor Giorgio Lingua, Nuncio Apostólico en Cuba, lee el mensaje del Papa. Foto: Yaimí Ravelo

Con un mensaje de paz, unidad y diálogo en aras del bien de la humanidad, se realizó en la Plaza San Francisco de Asís, del centro histórico de La Habana, la ceremonia de clausura de la Oración por la Paz.

El encuentro —organizado por la Comu­nidad de Sant’ Egidio en Cuba— se desarrolló por segunda ocasión  y reunió a numerosos representantes de las religiones mundiales presentes en el país. En este 2015, el lugar escogido para la Ora­ción Internacional, que esta vez lleva por título La paz es siempre posible, fue la ciudad de Tirana, en Albania.

El excelentísimo monseñor Giorgio Lin­gua, Nuncio Apostólico en Cuba, leyó el mensaje del Papa Francisco, a propósito de este Encuentro Internacional por la Paz, llamando a vivir juntos en armonía.
“La convivencia fructífera y pacífica entre personas y comunidades que pertenecen a religiones distintas es posible y realizable. La convivencia pacífica entre las diferentes co­mu­nidades religiosas es un bien inestimable para la paz y el desarrollo armonioso de un pue­blo, es un valor que hay que custodiar y ha­cer crecer cada día. La educación en el respeto de las diferencias y las identidades específicas favorecen el diálogo y la comunicación para el bien de todos”. En dicho mensaje se expuso que en honor a esas ideas y la necesidad de paz, en un mundo donde la violencia y los conflictos bélicos siguen siendo noticia del día, el tema del próximo día mundial de la paz sería Vence la indiferencia y conquista la paz.

Eusebio Leal, Historiador de La Habana, expresó la importancia de este evento, en instantes en que decenas de miles de refugiados huyen a Europa, ingresan por las fronteras; “en momentos que el mundo está conmovido por los que mueren, sufren y lloran”.

Leal llamó a orar por la paz y a saludar y agradecer a los que luchan y se consagran a ella. Aludió a cómo es posible —creando las condiciones requeridas— vivir en un ambiente de paz, compresión y respeto al otro.

Como parte de la ceremonia, Lizette Vila, directora del proyecto Palomas, leyó la Pro­clama por la Paz, un escrito que aboga por el amor, el diálogo, la concordia y la compasión entre seres humanos y comunidades.

También se realizó la firma del Llama­miento por la Paz, documento que entregaron representantes religiosos de Cuba a miembros del cuerpo diplomático presentes en el en­cuen­tro.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

sonia dijo:

1

7 de septiembre de 2015

10:14:57


La PAZ siempre es posible pero depende del propio hombre, que es el responsable de tantas violencias alreddedor del mundo donde se han perdido miles y miles de vidas inocentes incluyendo ninos que no tienen la culpa, por el mero hecho de un capricho y egosimo de unos cuantos dequerer tener el control y dominio absoluto del planeta y de sus recursos naturales, donde les pertenece a todos los seres humanos que conforman dicho Mundo....Ahi es donde hay que entrar y hacerlos razonar para que sean mas unidos y compartan con los demas lo poco o mucho que nos aporta la naturaleza...

Haydeé López Díaz dijo:

2

16 de septiembre de 2015

14:17:04


La PAZ es imprescindible, sin ella se hace muy dificil la vida, la humanidad necesita de ella, basta de tanto conflictos, estan acabando con lo mejor de la humanidad el hombre además que estan acabando con el medio ambiente. Que legaremos a nuestras futuras generaciones. Tiene que pensar esa parte del mundo que quiere ser dueño de cuanto hay en el que debemos ser equitativos el planeta es de todos lo seres humanos.