ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Frente a la situación generada en la capital por las lluvias intensas, las autoridades del Partido, el Gobierno y otras instancias movilizaron recursos en aras de garantizar el bienestar ciudadano y evitar pérdidas humanas.

En los sitios visitados por Granma se pudo constatar no solo la rapidez en la actuación de cuerpos de bomberos, la Policía Nacional Revolucionaria o del Sistema Integrado de Urgencias Médicas, sino también de los vecinos que apoyaron sus labores.

En La Habana Vieja, por ejemplo, las zonas de Cuatro Caminos y de Ensenada y San Felipe figuraron entre las más afectadas. En la segunda de ellas, según explicó la presidenta del Gobierno municipal, Mayra Fernández, se evacuaron 43 niños y 108 adultos de las viviendas inundadas. En Cuatro Caminos, explicó, la situación fue diferente pues las afectaciones se concentraron en una severa obstrucción del tráfico.

De acuerdo con el segundo jefe de la PNR de ese mismo municipio, teniente coronel Luis Batista Peña, para sus labores se apoyaron en los líderes comunitarios. “El principal objetivo, refirió, fue salvar las vidas humanas y afortunadamente no hubo ningún lesionado a fallecido”.

Informó además que se mantendrá un grupo policial en estas zonas para asegurar las pertenencias de los implicados. “Todos los recursos y medios están dispuestos para garantizar la seguridad y tranquilidad ciudadanas”, acotó.

En cuanto al área de Cuatro Caminos dijo que al ubicarse entre dos ejes transversales de tránsito tuvieron una alta concentración de vehículos, para lo cual se tomaron medidas inmediatas.

En otra de las zonas visitadas se pudieron constatar algunos derrumbes parciales, como el ocurrido en San Lázaro entre Carmen y Vista Alegre, en la Víbora, municipio Diez de Octubre; donde por el deterioro del inmueble las lluvias ocasionaron la caída de su techo, impactando además la vivienda ubicada en sus bajos. Afortunadamente, en ese momento no había ningún inquilino dentro.

La propietaria, Mercedes Miranda, reconoció la rápida atención de las autoridades del Gobierno que acudieron inmediatamente al lugar, aunque llamó la atención sobre la necesidad de dar mayor priorudad a todos los programas que permitan mejorar el estado constructivo de las viviendas.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

A.Quevedo dijo:

1

30 de abril de 2015

06:06:26


Estoy con vosotros. Sé que la PNR y el Sistema Integrado de Urgencias Médicas funcionan. Gracias por vuestro trabajo. Siento los fallecidos.

NoName dijo:

2

30 de abril de 2015

07:31:27


Pobres familias, lo han perdido todo......una verdadera pena!

Carlos M dijo:

3

30 de abril de 2015

08:15:04


Siempre las medidas vienen después que ocurre la desgracia. En estos ultimos años se han reparado las tuberias de agua, electricidad y gas que vienen por debajo de la calle, sin embargo después de los trabajos las alcantarillas se quedan tupidas, cerradas y clausuradas en muchos de los casos. Esto provoca que cuando ciagan Fuertes lluvias como ayer se produzcan grandes inundaciones que se pueden evitar o al menos que no sean tan dañinas. Por otro lado se ha venido denunciando por varias vías (prensa escrita, reportajes televisivos, etc) la situación de la recogida de basura que siguen siendo crítica. Ayer vi como la basura rodaba por las calles impunemente arrastradas por el agua. Luego vieen las enfermedades, epidemias y tenemos que gastar más recursos.

IDER dijo:

4

30 de abril de 2015

11:57:25


POBRE GENTE, SEGURO PERDIERON LO POCO QUE TENIAN

Guillermo dijo:

5

30 de abril de 2015

14:14:25


Ante todo las mas sinceras condolencias a familiares de fallecidos y familias afectadas. Gustaría ver un titular que dijera Rápida respuesta "anteS" de las afectaciones. No es el mayor logro la solidaridad, la respuesta del gobierno local y los vecinos ante la catastrofe, sino antes de la catástrofe. Es verguenza que todavía existan viviendas en esas condiciones; hay que acabar de sacar recursos de otros lados para acabar de resolver el tema de las viviendas en mal estado en La Habana y el resto del país. Lo dice un cubano de aquí, que quiere lo mejor para su pueblo, en este medio con sinceridad y con el mayor respeto. Creo que es tiempo de revisar los 6 principales problemas del Programa del Moncada y verán que en ellos se encuentra el problema de la vivienda, de la salud , de la educación entre ellos y tenemos grandes lagunas todavía en los mismos. Crecer no es compararnos con antes del 59, es compararnos dia a dia como evolucionamos como pais y sociedad. Justificantes tenemos de sobra, bloqueo, caida del campo socialista, crisis mundial, las que quieran, pero mucho se puede hacer a pesar de ellos. Lean el artículo de granma del viernes 24 de abril sobre las resinas de pino y verán como se dilapidan recursos que sirven para hacer un programa serio de reconstrucción de la capital, recursos solubles con medidas organizativas internas en el pais. A cada cubano nos gustaría ver, como se hace en cada parte del mundo y como lo hicimos nosotros también, un cartel por ejemplo donde estaba el antiguo y hoy demolido hospital Pedro Borrás, que diga en esa parcela que se va a hacer, empresa inversionista, costo y tiempo de la inversión, beneficios a la población, etc. no solo cerrar la calle 27, que es una importante salida a la calle G de los hospitales, sino decir que esa molestia a los ciudadanos contribuirá con tales beneficios, contables, en tal plazo. Si los gobiernos locales (y digo desde nivel de circunscripción para arriba) no tienen los recursos, autorizaciones, autonomía, autoridad, etc. para tomar decisiones, entonces derrumbes como estos seguirán afectando a la mas humilde capa de la sociedad cubana.