ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Lo más emotivo que de aquí se llevan un grupo de 33 venezolanos que llegaron a Cuba movidos por la solidaridad, será el suceso no previsto en agenda alguna: el fortuito encuentro con Fidel Castro, la hora y media de intercambio con el líder histórico de la Revolución, quien estampó en la memoria de los protagonistas, según me cuentan, dos impresiones intensas: la mano grande que durante horas estuvo estrechando despaciosa y fuertemente muchas manos, y la lucidez del interlocutor atento a múltiples detalles de la realidad venezolana, especialmente ahora que esa gran nación se ha convertido en diana de la voracidad imperial.

Los amigos arribaron el 27 de marzo a la Isla como parte del «II Vuelo de la Solidaridad Bolívar-Martí.Un puente de pueblo a pueblo».

Los que pudieron conversar con Fidel este 30 de marzo pertenecen al grupo de 155 venezolanos que han tenido como anfitriones al Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP) y a su Agencia de Viajes Amistur. El grupo estará entre nosotros hasta el cinco de abril para dar cumplimiento a un amplio programa de «travesías» por múltiples experiencias de Cuba.    

El día de la confluencia no esperada, los 155 amigos se dividieron en cuatro grupos para visitar escuelas ubicadas en La Habana. Y uno de los grupos tuvo como destino, en la barriada de Siboney, al Complejo Educacional Vilma Espín Guillois (denominado «Complejo» porque abarca desde los años del círculo infantil, hasta el sexto grado de escolaridad).

Esa escuela nació inaugurada por Fidel en el año 2013, porque tiempo atrás, siempre que él pasaba por las calles de la barriada, reparaba en las largas distancias que los estudiantes de los primeros años de enseñanza debían recorrer en las mañanas para llegar a sus centros escolares: hacía falta un lugar que acortara tantos largos viajes…

Y el lunes, día del encuentro no esperado, mientras la treintena de hermanos de la tierra de Bolívar recorrían espacios del Complejo Educacional, Fidel volvía a pasar muy cerca de la nueva escuela.

Fueron los niños los primeros en avistar los vehículos que ellos bien conocen. Fueron ellos quienes empezaron a decir: «Viene Fidel, viene Fidel…». Y a partir de ese instante de alegría los visitantes se sumaron al alumnado para compartir consignas y saludos. El Comandante, por su parte, decidió llegar hasta la escuela, y una vez allí conversó con la directora del centro y con los organizadores de la visita.

Saludó, uno por uno y sin el más mínimo apuro, a los venezolanos. Y a ellos les iba preguntando por la realidad del país que nos dio a ese amigo inmenso llamado Hugo Chávez: Comentó temas alusivos a la Asamblea Nacional de Venezuela, al trabajo con la juventud, a las labores en la agricultura. Despertaba admiración el modo como recordaba nombres de diputados, gobernadores y personas conocidas en numerosas jornadas de intercambio con la nación de Bolívar.

Fidel había sido el de siempre, el que tan bien conocemos: no se despidió sin antes conversar sobre lo más urgente. Mostró su especial preocupación por la batalla que ahora libra la nación sudamericana para que su soberanía e integridad sean respetadas. Habló desde su naturaleza que es intensa y mide el tiempo en su justa medida: hay que trabajar rápido, sumar muchas firmas destinadas al presidente Obama para que Venezuela deje de ser catalogada una amenaza a la seguridad del país norteño. Hay que apurarse porque lo que está en juego es el equilibrio del mundo.

Fidel está lleno de vitalidad. Afirman que esa es la definición más recurrente dentro del grupo de amigos que lo ha visto y ha podido conversar con él. «Fidel está vivo», afirman felices, desde la inesperada condición de testigos invaluables en estas horas de urgencias para el destino del Hombre.

(Tomado de Juventud Rebelde)

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Jose Suarez Caner dijo:

1

3 de abril de 2015

22:38:16


Desde el Viet Nam Heroico saludos a todos. Esta noticia aqui se disfruta de manera muy especial. Que bien ver a nuestro eterno comandante. VIVA CUBA LIBRE

Frances dijo:

2

3 de abril de 2015

22:38:27


Que inmensa alegria ver a nuestro Fidel en las calles. Como siempre estuvo. Muy cerca de todos. Salud infinita para nuestro Lider.

luis miguel dijo:

3

3 de abril de 2015

23:47:22


Gue alegria meda ver nuestro lider de la revolucion gue DIOS LE DE MUCHISIMAS SALUD

Freddy Bautista dijo:

4

3 de abril de 2015

23:54:12


Soy el Representante a Nivel Nacional de los Estudiantes Bolivianos de Medicina en CUBA, Y Digo que VIVA FIDEL por la Eternidad, Gracias Comandante FIDEL Por Toda la Solidaridad y el gran Humanismo que nos has enseñado, Nosotros en Nombre de Todos los BOLIVIANOS no te defraudaremos y que Viva la Revolución CUBANA, GRACIAS CUBA y FIDEL.. HASTA LA VICTORIA SIEMPRE...

Andres Rafael dijo:

5

4 de abril de 2015

00:14:29


Soy un medico cumpliendo mision en la hermana Republica de Guatemala, en el 2003 fui despedido en horas de la madragada por el Comandante Fidel Castro en su persona para ir a cumplir una nueva mision en la hermana Republica Bolivariana de Venezuela, al estrechar su mano y sentir su mirada profunda y escrutadora le dije "Comandante ahora si que ganamos", En mi inocencia politica nunca pense que esta "contienda" podia durar tanto, tampoco comprendia cual era la batalalla a la que el Pueblo Venezolano se iva a enfrentar, a lo largo de 12 anos he visto de todo, comparti con el pueblo lo malo y lo bueno, de ellos guardo mis mas gratos recuerdos, y mantengo mi amista, por mis preocupaciones ante las recientes agresiones del Imperio, he rcibido las respuestas patriotas y de mis amigos venezolanos de reafirmacion y compromizo con La Revolucion Bolivariana y yo a ellos como desde el primer dia mi compromizo con ese pueblo, hoy lo reafirmo, para mi Venezuela es igual que Cuba, si una bota yanqui pisa ese suelo sagrado digo como Marti "Deme Venezuela en que serbirle que aqui tiene un hijo" VIVA, VIVA VIVA VENEZUELA MIL VECES Y ADELANTE CUBA SIN MIEDO.