ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
El canciller español re­conoció el importante y constructivo papel de Cuba para encontrar una solución al conflicto colombiano Foto: Alberto Borrego

El ministro de Asuntos Exteriores y de Coo­peración de España, José Manuel García-Mar­gallo, fue recibido este martes en La Ha­bana por su homólogo cubano Bruno Ro­drí­guez Parrilla.

En la sede de la Cancillería cubana, ambos diplomáticos intercambiaron sobre la marcha de las relaciones entre España y Cuba.

Del mismo modo, dialogaron sobre temas de mutuo interés regional y global, y coinci­dieron en la necesidad de continuar trabajando por la ampliación de los vínculos bilate­rales.

En este contexto, reconocieron el avance en el proceso de normalización de relaciones entre la Unión Europea y Cuba.

García-Margallo estuvo acompañado por Juan Francisco Montalbán Carrasco, embajador español en Cuba, Juan José Buitrago, Di­rector del Gabinete del Ministro, entre otros funcionarios. Mientras, por la parte cubana estuvo presente el viceministro de Relaciones Exteriores, Rogelio Sierra Díaz, entre otros funcionarios de la Cancillería.

Más tarde, en una declaración leída a la prensa, García-Margallo se refirió a la actualización del modelo económico cubano, la descentralización de las de­cisiones económicas y la unificación mone­taria.

A lo que agregó que “esa descentralización redundaría en un mayor crecimiento económico, que se traduciría en una mayor pros­pe­ri­dad de los cubanos”.

Sobre los diálogos con dirigentes cubanos en materia de comercio, García-Margallo in­dicó que la nación ibérica es el tercer socio co­mercial de la Isla y el primero dentro de los in­versores del bloque comunitario.

Al abordar los asuntos consulares, explicó que la aplicación de la ley española Memoria Histórica, con el apoyo del gobierno de Cuba, convierte a la Isla en el segundo país de Amé­rica Latina con mayor número de residentes españoles.

Dada estas circunstancias, el diplomático es­pañol pidió la apertura de un segundo consulado español en Santiago de Cuba, así como una nueva sede consular en La Habana.

Por otra parte, recordó la posición de la Unión Europea contra el embargo (bloqueo) impuesto por Estados Unidos a Cuba, que fue reiterada este año en la ONU, y se refirió al daño que su­pone esa política para nuestro país.

Sobre la situación del virus del Ébola, el can­ciller español manifestó que ambos go­bier­nos buscan aunar esfuerzos para combatir esta epidemia, a la que catalogó de desafío global. En este sentido, reconoció la labor en­comiable de Cuba.

En otro momento, el canciller español re­conoció el importante y constructivo papel de Cuba para encontrar una solución al conflicto colombiano de más de 50 años.

García–Margallo destacó que su viaje a la Isla se inscribe en la normalización de las re­laciones bilaterales y de España con el con­junto de la comunidad de países iberoameri­canos.

Asimismo, agradeció al pueblo y al gobierno cubano la hospitalidad y la cálida acogi­­da, una muestra de cariño entre ambas naciones.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.