ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Yoanny Duardo

Convertir la ciencia en sentido de la vida, amarla, hacer de la vocación por ella el trabajo comprometido que luego pueda traducirse en resultados de impacto y en repercusión económica a todo el país.

Proyectar y lograr

Un mensaje dirigido a los jóvenes investigadores, porque la ciencia es sobre todo «una tarea de ellos», y que sirvió de apertura este 15 de enero al acto de celebración del Día de la Ciencia cubana en el sector de la salud; un homenaje con «respeto y admiración a los investigadores de una Patria que necesita cada día de sus resultados y producciones científicas para avanzar y beneficiar al pueblo».

La jornada de reconocimientos celebrada en el teatro del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) estuvo dedicada al estratega e impulsor de la ciencia en Cuba— una obra revolucionaria única— el comandante en jefe Fidel Castro.

La doctora Ileana Morales Suárez, directora nacional de Ciencia e Innovación Tecnológica del Ministerio de salud Pública, reafirmó la vocación ética que ha caracterizado a los científicos cubanos a lo largo de la historia. «Todos los que nos han antecedido, y los actuales trabajadores de la ciencia en el sector de la salud han cumplido siempre el compromiso ético con el mejoramiento de la salud del pueblo, el avance de la salud pública, así como la consolidación de los resultados científicos que aportan al desarrollo integral del país».

Destacó que en los cinco programas nacionales de investigación se desarrollan 151 proyectos, en correspondencia con el cuadro de salud de la población, y con énfasis en las enfermedades crónicas no transmisibles, entre ellas las enfermedades vasculares, del corazón y el cáncer, así como las enfermedades infecciosas, el envejecimiento, el clima, las familias, entre otras.

Foto: Yoanny Duardo

Otros 1551 proyectos institucionales, dijo, se desarrollan en toda la red de centros de salud, así como en instituciones fuera del sector, de los cuales el 36 % se llevan a cabo en la atención primaria de salud.

Por su parte, Eduardo Martínez Díaz, Presidente de la Organización Superior de Dirección Empresarial (OSDE) BioCubaFarma, felicitó la iniciativa del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Salud de integrar en una misma sala a trabajadores del Ministerio de Salud Pública y de la Industria Biofarmacéutica. «La integración del sistema nacional de salud con la industria biofarmacéutica estuvo siempre en la idea visionaria de Fidel de convertir a Cuba en una potencia médica mundial, partiendo de la ciencia y la innovación como palanca fundamental de desarrollo».

Como un hito especial en el año 2018, Martínez Díaz mencionó la creación de la primera empresa mixta Cuba – Estados Unidos en la Zona Especial de Desarrollo de Mariel, entre el Centro de Inmunología Molecular y el Instituto de Cáncer Roswell Park, de Buffalo, estado de Nueva York. «Esta empresa debe trabajar en la introducción de varios productos para la inmunoterapia de cáncer de los pacientes norteamericanos, y constituye un baluarte científico, de solidaridad y de amistad entre ambos pueblos. Este resultado evidencia que la ciencia puede contribuir a eliminar el criminal bloqueo norteamericano contra Cuba, el más largo e injusto de la historia, y que la ciencia, en su sentido más amplio como parte de la cultura nacional, es escudo y lanza para la defensa de la nación».  

Asimismo, explicó que el pasado año se introdujeron 29 productos en el mercado nacional, de ellos 15 medicamentos genéricos y 7 dispositivos y equipos médicos, mientras que se obtuvieron 21 nuevos registros, 9 medicamentos genéricos y 7 dispositivos y equipos médicos, entre otros. Por otra parte, se presentaron 8 nuevos objetos de invención a la OCPI y se recibió la concesión de 116 patentes en el exterior. Se publicaron 192 trabajos en revistas nacionales e internacionales de alto impacto.

El directivo, señaló que «a pesar de que el 2018 ha sido un año de intenso trabajo en la actividad de ciencia e innovación tenemos grandes desafíos por delante. Primero incrementar el porciento de cobertura del cuadro básico de medicamentos del país. Segundo, incrementar las exportaciones y la diversificación de mercados en el exterior, lo que requiere ampliar la carpeta de productos exportables. Tercero, diversificar las fuentes de financiamiento externo de la actividad de investigación – desarrollo, a través de la negociación de activos intangibles, acceso a capital de riesgo y la cooperación internacional».

Otros retos, mencionó, están encaminados a «continuar el proceso inversionista que nos permita incrementar las capacidades productivas y los estándares de calidad para poder incrementar la introducción y
entrega de productos al sistema nacional de salud, y el incremento de las exportaciones que permita el ingreso de divisas para la sostenibilidad del crecimiento del sector».

Foto: Yoanny Duardo

En el acto—que contó además con la asistencia del doctor Roberto Morales Ojeda, miembro de Buró Político del Partido Comunista de Cuba y Vicepresidente del Consejo de Estado y de Ministros, el doctor José Ángel Portal Miranda, miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Ministro de Salud Pública y el doctor Santiago Badía Gonzáez, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud, entre otros funcionarios— recibieron la distinción Juan Tomás Roig, una representación de mujeres y hombres que desempeñan la actividad científica hace 20 y 25 años, respectivamente.

Del mismo modo, la ocasión fue propicia para reconocer a varios jóvenes investigadores y tecnólogos— por la innovación y aplicación de los resultados científicos y tecnológicos—del CIGB, el Centro de Inmunología Molecular, el Centro Nacional de Biopreparados, el Laboratorio Farmacéutico de Medicamentos Líquidos y
Polvos (Medilip) el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí, la Facultad de Ciencias Médicas Miguel Enríquez y el laboratorio central de Líquido Cefalorraquídeo de la Universidad de Ciencias  Médicas de La Habana.

Especial mención recibieron los principales resultados científicos y de innovación tecnológica, así como las provincias y centros más destacados en los resultados de la actividad científica: Villa Clara, el Instituto de Neurología y Neurocirugía y el Cardiocentro Pediátrico William Soler.

Por el alto nivel científico alcanzado y el impacto en la industria biotecnológica y farmacéutica, se reconoció además por el Sindicato Nacional de la Salud a la OSDE  BioCubaFarma.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.