ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Me dirijo a ustedes para exponer mi preocupación al recibir el 30 de agosto del 2017 y el 12 de febrero del 2018 cartas certificadas de Palmira, Cienfuegos, y observar que como forma de cancelación de los sellos impuestos se utilizó el trazado de una línea de bolígrafo de un lado al otro de ellos y al lado la ciudad y fecha.

Figúrense mi sorpresa ante algo que nos retrotrae al 24 de abril de 1855, cuando Cuba era colonia de España y por Real Decreto de 1854 se implantó el uso del sello de correo confeccionado y enviado por la metrópolis de forma obligatoria para la correspondencia expedida en Cuba.

Por otra parte, para la cancelación de estos primeros sellos se enviaron canceladores o matasellos que los inutilizaban, pero en algunas pequeñas oficinas de correo que carecían de cuños canceladores los
inhabilitaban con trazos a pluma, haciendo además anotación manuscrita del lugar y fecha de imposición.

Esta práctica fue abandonada con rapidez y no solo se utilizan canceladores simples, sino canceladores para fechas conmemorativas y eventos especiales que elevan el valor filatélico del sello. El uso de estos trazos de diferentes colores y profundidades daña el sello imposibilitando su posterior uso filatélico.

Pienso ahora en los círculos de interés filatélicos que acertadamente promueven el Ministerio de Educación, las Casas de Cultura y los Palacios de Pioneros como fuente de conocimiento de nuestros niños y jóvenes y el esfuerzo del Ministerio de Comunicaciones de Cuba para mantener emisiones decorosas y bellas, y me pregunto ¿No puede suprimirse esta práctica que afecta el valor del sello como fuente de conocimientos y también de ingresos, pues el sello usado no pierde todo su valor porque haya circulado?

¿Es tan difícil para la administración de Correos de Cuba o a quien corresponda la confección de cuños para los correos que lo necesiten?

Reconozco la infinidad de quejas y temas que reciben así como su importancia, pero quien escribe es un profesional con más de 50 años de experiencia que ha ampliado desde niño sus conocimientos generales por medio del estudio de los sellos de correo y no quisiera que esta posibilidad se perdiera para que nuestra sociedad sea más culta.


Luis Emilio Ruíz Esponda,
Edif. 47 Apto. No. 12, Olivos I,
Sancti Spíritus.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Jge dijo:

1

2 de marzo de 2018

05:54:09


Y seguimos avanzando. Saludos

Raul Baez Bello dijo:

2

5 de marzo de 2018

13:44:15


en varias oportunidades he escrito a la presidencia de correos de cuba reclamandoles entre otras cosas eso de los canceladores y en una oportunidad me respondieron que en ese año (2014-2015) se resolverian los canceladores y aun estamos esperando, tambiene scribi a la administracion del correo de Palmira y me respondieron que ellos estaban autorizados por el departamento de operaciones e inspeccion de la ECC de Cienfuegos. es tan facil a falta de un cancelador oficial, inhabilitar los sellos con un simple gomigrafo o fechador de tinta, pero es un facilismo hacerlo con un bolibgrafo aun a sabiendas de que se viola el reglamento de correos. vamos a ver que respuesta dan, si dan la misma que me dieron a mi seguiremos en las mismas.

Osmany Santos dijo:

3

19 de marzo de 2018

16:38:01


Es uan situación que bien debe repetirse en muchos lugares, en varias oficinas postales. Palmira es un municipio grande, y suceden estas cosas. Soy coleccionista de sellos y con decepcion he "sufrido" de esta barbaridad...