ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Por este medio nos dirigimos a usted para presentarle nuestra argumentación acerca de su inquietud sobre los cines en La Habana publicada en el periódico Granma en su edición del viernes 10 de noviembre del 2017, «Añoranza por el cine de barrio».

Durante años el patrimonio correspondiente al Centro Provincial del Cine de la ciudad (cines y salas de video) fue acumulando cierto grado de deterioro dado la escasez de recursos materiales y la disponibilidad de tecnología adecuada. Al encarecerse las soluciones constructivas y de equipamiento se adoptó como política del Ministerio de Cultura, Icaic y Dirección Provincial de Cultura dejar un cine por municipio para poder dotarlo de todo lo necesario que garantizara un adecuado uso multipropósito para satisfacer las exigencias de la población, por ejemplo: los cines Regla, Sierra Maestra, Carral, Continental, Oasis, Cinecito, Acapulco, Cojímar, Salón Rosa y circuito de la calle 23, todos ellos en diferentes municipios de la ciudad.

Anualmente el Consejo de la Administración Provincial aprueba un financiamiento destinado a la reparación, mantenimiento y compra de equipamiento para estas instituciones. Este proceder continúa y para el año 2018 se prevé la terminación del cine Alameda, iniciar acciones en el Payret y otros en la ciudad.

Muchos cines de barrio fueron entregados a los municipios para desarrollar proyectos culturales en función de los intereses comunitarios, ejemplos significativos: Mara (sede del Ballet Español de Cuba), Arenal (sede de la Compañía Ópera de la calle), Florida (sede de La Compañía JJ), Avenida (de uso múltiple), Lido (proyecto Sonando en Cuba) y otros.

Con relación al Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, los cines a su disposición se circunscriben a toda la calle 23, junto al Infanta y al Acapulco debido al requerimiento de equipamiento de proyección y sonido acordes al formato cinematográfico con el que se filma en la actualidad. En cines y salas de video de otros municipios se realizan exhibiciones con paquetes conformados por títulos exhibidos en el Festival del año anterior.

Consideramos que los elementos expuestos anteriormente pueden dar respuestas a su preocupación sobre los cines en la capital.


Danai Moros Pérez,
Directora, Centro Provincial del Cine,
La Habana

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Miriam Ruiz García dijo:

1

16 de febrero de 2018

15:38:10


Y es una pena que el cine XII Festival de Alamar se esté deteriorando desde hace años con lo importante que siempre fue para nuestra comunidad por la falta de centros recreativos que tenemos y la gran cantidad de personas que allí vivimos , un cine muy confortable y que proyectaba los estrenos de la semana, esto lo agrava los problemas con el transporte, porque el P11 el único con que contamos para desplazarnos hacía el centro de la ciudad o para el Vedado es insuficiente y más cuando ya nos quitaron los taxis ruteros que aliviaban un poquitín esta situación.

Alejandro dijo:

2

16 de febrero de 2018

16:54:56


Ya nadie va al cine. Las películas se ven en en la casa. Dedicar presupuesto en otra cosa.

danilo santiesteban mayor dijo:

3

19 de febrero de 2018

11:19:26


Yo diría que durante años todo el patrimonio correspondiente a la nación ha acumulando, no solo cierto grado de deterioro, sino alto grado de deterioro por la escasez de recursos materiales y la disponibilidad de tecnología adecuada y también por el abandono por parte de los irresponsables que tienen que velar por el cuidado y conservación de ese patrimonio. “Anualmente el Consejo de la Administración Provincial aprueba un financiamiento destinado a la reparación, mantenimiento y compra de equipamiento para estas instituciones. Este proceder continúa y para el año 2018 se prevé la terminación del cine Alameda, iniciar acciones en el Payret y otros en la ciudad.” “Muchos cines de barrio fueron entregados a los municipios para desarrollar proyectos culturales en función de los intereses comunitarios, ejemplos significativos: Mara (sede del Ballet Español de Cuba), Arenal (sede de la Compañía Ópera de la calle), Florida (sede de La Compañía JJ), Avenida (de uso múltiple), Lido (proyecto Sonando en Cuba) y otros.” No sé si esto se aplica en todo el país, pero en Cueto existe un cine y dos salas de videos que están en estado deplorable. A una de las salas (calle Martí) le pusieron asientos de primera, sin embargo, cuando llueve la sala parece un sistema de riego por goteo que con el tiempo hará que los asientos germinen y hasta paran. A nadie le importa que se pierdan. El techo se está cayendo en pedazos. Hace tiempo no voy al cine, pero funciona como sala de reuniones. “Realmente, la situación actual de estas instalaciones para la exhibición cinematográfica es muy diferente a la de décadas anteriores, particularmente en la capital del país. Una diferencia que es resultado de varias causas, entre estas, el deterioro irreversible de muchas salas construidas en la primera mitad del siglo XX; el traspaso de salas de cines a otras actividades culturales; la disminución de las cifras de espectadores que asisten a los cines. En relación a esta última, nos referimos a un fenómeno mundial favorecido por el desarrollo de tecnologías que permiten el acceso a las películas sin necesidad de asistir a los cines. En Cuba, esta tendencia se observa, incluso, en los cines que poseen condiciones óptimas.” El cine sigue siendo una de las industrias más rentables, mueve miles de millones de dólares al año. Nada sustituye el placer de ir al cine, ni las nuevas tecnologías. Nada justifica que se dejen perder las salas. Las nuevas generaciones apenas van al cine porque no hay cines, o porque los pocos que hay no tienen el confort necesario ni la tecnología adecuada, tampoco las ofertas son las mejores. Es lo mismo que pasa en los estadios, en los teatros y en cualquier sitio de servicios al pueblo. "No puede perderse de vista que la recuperación de un cine es muy costosa, cuando se suma la obra civil, el equipamiento tecnológico, la climatización, etc. " Hasta morirse cuesta. La guaguas llevan gomas y ventanas, los trenes rieles, los aviones alas, los ventiladores aspas, las personas cerebro. ¿de qué estamos hablando?. Si no existe voluntad política y más que voluntad política si no existen recursos, entonces, tendremos un país muy lejos del país que los ciudadanos aspiramos, entonces, lo de socialismo próspero y sostenible seguirá siendo una quimera, una utopía, una muy bonita frase solo para discursos pero muy lejos de la realidad.

star dijo:

4

18 de marzo de 2018

08:45:32


y los cines de los municipios de otras povicnias que hace decadas que estan equipamiento, no entiendo que se pongan peliculas en un TV. creo que debido a esta problemática se ha perdido el amor de las personas por ir al cien que de hecho es muy agradable sentarte con tu pareja o amigos a ver una buena pelicula. buen espero que se piense tambien en las demas provincias y municicpios poruqe todo no ùede ser la capital. saludos