ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Juvenal Balán

El 29,4 % del total de fallecidos en siniestros de tránsito durante el 2018 y el 14 % de los lesionados fueron adultos mayores, cifras que apuntan hacia la necesidad de continuar elevando la prevención y la percepción de los riesgos en la vía; construir, reparar o desobstaculizar aceras para facilitar la circulación de los peatones, elevar los tiempos en pasos peatonales atendiendo a las necesidades de este grupo etario y fortalecer el papel y responsabilidad de la familia en el cuidado de las personas en esta etapa de la vida.

Lo anterior trascendió en el I Taller Universitario sobre Envejecimiento y Vejez. Hacia una mirada interdisciplinaria, durante el cual Reinaldo Becerra, secretario de la Comisión Nacional de Seguridad Vial, señaló que en los 10 070 accidentes del tránsito ocurridos el año anterior, en los cuales perdieron la vida 683 personas y otras 7 730 resultaron lesionadas, resulta significativa la participación de personas mayores, especialmente como peatones.

Incrementar la divulgación de todas las premisas de seguridad es, por tanto, una necesidad en este grupo etario, para lo cual se precisa de acciones en contextos como los círculos de abuelos, la cátedra del adulto mayor y las consultas médicas, donde los galenos deben aclarar a los pacientes los efectos de los medicamentos indicados sobre la visión y la atención, entre otros aspectos.

Otras experiencias sobre la educación en los adultos mayores, la protección legal, los cuidados, la participación ciudadana, la imagen mediática sobre la vejez y la vulnerabilidad, entre otros tópicos, fueron abordadas durante el taller, que fue encabezado por la Cátedra del Adulto Mayor de la Universidad de La Habana y contó con la intervención de docentes e investigadores del Centro de Estudios Demográficos, las Facultades de Derecho, Sociología, Biología, Comunicaciones y el Instituto de Diseño, además de la CUJAE, la ELAM y la UCI.

La premisa de que este es un asunto de toda la sociedad, la importancia de la participación de las propias personas mayores en la gestión de conocimientos de Salud que tributen a su autocuidado, así como el énfasis necesario durante el proceso de recuperación de los daños ocasionados por el tornado en la capital, en la atención de la reparación material y espiritual de la población mayor, fueron otros asuntos destacados en el taller.

Teresa Orosa, presidenta y profesora de la Cátedra, se refirió también al desarrollo de la Gerontología en Cuba desde su diversidad multidisciplinaria y a la necesidad a futuro próximo de encaminar proyectos bajo integraciones de carácter interdisciplinarios, todo ello, a favor del bienestar de las personas mayores.

Sobre ello también se pronunció la Doctora Martha del Carmen Mesa Valenciano, viceministra primera de Educación Superior, quien reflexionó en torno a la labor educativa dirigida a las personas mayores, así como la importancia de la integración de diferentes áreas universitarias en función de la investigación y formación profesional como parte de la política nacional de atención al envejecimiento demográfico.

Otros participantes que aportaron al debate e intercambio de experiencias fueron los especialistas del Centro de Investigaciones sobre el Envejecimiento, Longevidad y Salud (CITED), la Oficina Nacional de Estadística e Información (ONEI), el Ministerio de Ciencias Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), el Sindicato de Educación Provincial, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y los máximos representantes del Fondo de Población de las Naciones Unidas, Sr. Rafael Cuestas, y de la Asociación Cubana de Naciones Unidas (ACNU), Fermín Quiñones; así como el doctor Alberto Fernández Seco, jefe de la Dirección Nacional del Programa de Adulto Mayor del MINSAP.

Foto: Julio Martínez Molina
COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Miguel Ortega dijo:

1

20 de febrero de 2019

10:27:35


Tengo 79 años, de sur cuidados a la "tercera edad" me hablan?????

Maria Dolores Ruiz Martínez dijo:

2

20 de febrero de 2019

11:01:27


Les comento que en la callle Concepción esquina a 16, Consejo Popular Vista Alegre, municipio 10 de Octubre, se encuentra la panaderia La Princesa, donde desde hace muchos años, al costado de la misma se encuentra destruida la acera por donde pasan diariamente muchos adultos mayores (ancianos), para ir a comprar el pan de cada dia. Para esto deben bajar de la acera a la calle para no caerse en los huecos y asi corren el riesgo de ser atropellados por autos que pasan a gran velocidad. Se ha planteado en asambleas de rendicion de cuentas y no se ha resuelto, porque se dice que es responsabilidad de la panaderia reparar dicha acera, pues fue quien la destruyó y esta no tiene recursos para hacerlo.

Argote dijo:

3

20 de febrero de 2019

11:28:05


Seria muy bueno tomar estas entre otras medidas, realmente en los pasos peatonales se le hace muy difícil para nuestros adultos mayores, esto debe implementarse ya, otro elemento importante es la formación de Especialistas en Geriatría para la atención a esta población. ahora no basta en identificar riesgos ni donde están nuestras debilidades, Hay que accionar ya, el tiempo pasa. es mi modesta opinión.

Francisco Rivero. dijo:

4

20 de febrero de 2019

14:25:09


Gracias a la periodista, Lisandra Fariñas Acosta, por este necesario e importante asunto que nos concierne a todos por igual. Siga ustede y la redacción de Gramma abordando este importante asunto de nuestra sociedad. Asi seria bienvenido que otros profesionales de la información y de la prensa acudan con su verbo, alertando a los jovenes, a las mujeres y los hombres de nuestra nación en favor del cuidado atento a nuestros Honorables Mayores. Saludos fraternos.

Aimée Castro dijo:

5

20 de febrero de 2019

19:53:43


La población de la 3ra edad se incrementa anualmente, y considero que las instituciones correspondientes deben pensar en realizar programas educativos, como la UPT, que enseñen a este grupo poblacional, en el cual me incluyo, a cuidarse y aprender a convivir con los años. En la UAM (Univ. Adulto Mayor) se imparten varios módulos muy positivos y beneficiosos, pero no todos pueden asistir, ya sea por lejanía de dónde se imparte o por responsabilidades domésticas y familiares. Creo necesario que todos debemos aprender a vivir la vejez, nadie nos enseña eso, y los medios de comunicación, conjuntamente con el personal competente, son el medio más directo para lograrlo. Comparto el criterio de Francisco, es necesario prestar atención y dar a conocer situaciones sobre este tema. GRACIAS