ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
La promoción de salud y prevención de enfermedades constituyen una prioridad en la atención primaria de salud Foto: Alejandra García

¿De qué manera abordar interdisciplinariamente los problemas de la salud pública sin tener en cuenta el enfoque epidemiológico, en un mundo que atraviesa por profundas y complejas desigualdades, y donde las enfermedades infecciosas y otras amenazas trascienden las fronteras, lo cual nos hace más vulnerables?, reflexionaron los participantes en el VII Congreso Nacional de Higiene y Epidemiología, que se desarrolla como parte de la Convención Cuba-Salud 2018.

Este importante campo, de cara a los retos y desafíos que imponen los tiempos actuales, demanda ideas innovadoras para el desarrollo de esas ciencias básicas, apuntó el doctor José Ángel Portal Miranda, viceministro primero de salud pública de Cuba, en la apertura de la cita.

«El brote de ébola que afectó al África Occidental se convirtió en una crisis para la salud pública, humanitaria y con efectos devastadores en las familias y comunidades de los países afectados, lo cual nos recordó a todos que no estamos preparados para hacer frente a brotes extensos y persistentes», recordó el viceministro primero.

Ello puso además en evidencia, dijo, que se requiere de mayor fortalecimiento, vigilancia y respuesta de los sistemas de salud.

Foto: Alejandra García

Portal Miranda enumeró otros muchos desafíos como la resistencia a los antimicrobianos, debido a la pérdida de eficacia de antibióticos de última generación y el aumento de las enfermedades crónicas no transmisibles. Estas últimas, alertó, ya ocupan las principales causas de muerte en nuestros países, incrementan los costos de la atención sanitaria ante modos de vida no saludables y exigen el establecimiento de políticas bien definidas, que prioricen la prevención y promoción en salud.

En ese sentido, señaló que el sistema salubrista cubano trabaja con énfasis en la prevención, tanto en el sector de la salud como a nivel social, sustentado en el principio de la intersectorialidad. «Para esto dispone de políticas y programas enfocados en la epidemiología y una red pública de servicios que coordina las acciones necesarias».

Hoy la morbilidad y mortalidad por enfermedades infecciosas y parasitarias, son inferiores al uno por ciento, resaltó.

Asimismo, destacó que Fidel fue el principal arquitecto del sistema de salud de nuestro país. «Nos enseñó desde su paradigma a utilizar la ciencia en función del pueblo cubano, con el noble afán de servir a la vida, al desarrollo sostenible y a las causas más justas», dijo.

«Impulsó la formación de recursos humanos en el desarrollo de la higiene, la epidemiología, la microbiología, parasitología; creó importantes centros de investigación en el país, entre los que destaca el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí, el Instituto Nacional de Higiene y Epidemiología y el de Salud de los Trabajadores, el Centro Nacional de Promoción y Educación para la Salud, entre otras importantes instituciones científicas, que hoy son referentes para la región y el mundo por los resultados que han alcanzado», apuntó.

Estas ramas de la salud, dijo Portal Miranda, recibieron un particular aporte con la implementación del modelo de medicina familiar, que potencializó la difusión del programa nacional de promoción de salud, el perfeccionamiento de las estrategias del control de riesgo de las enfermedades emergentes y reemergentes y la atención particular al acelerado proceso de envejecimiento de la población cubana.

Son meritorios, refirió, los resultados alcanzados por el programa Nacional de Inmunizaciones, del cual resulta el mantener la condición de eliminadas enfermedades como la poliomielitis, el sarampión, la rubéola, la tos ferina, entre otras.

«Recientemente, la Organización Mundial de la Salud otorgó a Cuba la condición del primer país del mundo en eliminar la transmisión materno infantil del VIH y la sífilis congénita, condición que nuevamente ha sido certificada por mantener en Cuba completamente todos sus parámetros», dijo.

Subrayó el viceministro que para el Ministerio de Salud Pública es una prioridad y un reto continuar contribuyendo científicamente al fortalecimiento de la higiene, la epidemiología, la microbiología y la parasitología de forma tal que le permita al país garantizar la estabilidad de la situación epidemiológica y elevar los indicadores de salud de la población cubana.

Por su parte, el doctor Francisco Durán, Director Nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública, señaló que la situación epidemiológica actual de Cuba es reflejo de una transición importante del cuadro de salud de la población cubana.

Predominan, apuntó, las enfermedades no transmisibles, con una alta mortalidad prematura por causas como cáncer y enfermermedades vasculares, al tiempo que el país no escapa al riesgo de aparición de nuevas enfermedades transmisibles asociadas al ambiente, el comportamiento y la reemergencia de enfermedades ya controladas.

De ahí, concluyó, el reto de incorporar al trabajo cotidiano los pilares teórico-conceptuales de la higiene y la epidemiología, así como las propuestas de renovación de los mismos, en aras de un mayor bienestar de las personas y las comunidades.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Alberto N Jones dijo:

1

25 de abril de 2018

17:47:57


Nadie en el mundo puede cuestionar los grandes logros de la salud Cubana, sin embargo, la enormidad de los problemas de higienizacion, medio ambientales, amenazas de sequias y otras, son un reto para cuanto han alcanzado en el terreno de las ciencias y el future de la nacion. Cuba y el Ministerio de Salud Publica, deben considerar seriamente involucrar a personas de buena fe, respetuosas de la soberania y independencia del pais residents en el exterior, en cuestiones basicas como son las disposicion de residuals solidos y liquidos, instalacion de una red nacional de sistemas de servicios sanitarios, bebederos, recoleccion de residuos y limpieza de las calles, sin lo cual, se dara al traste con todo las otras areas de salud. Miles de Cubanos residents en el exterior, que no tienen conflictos politicos con la nacion, deberian ser llamados como ha hecho China y Viet Nam, para que regresen a casa o inviertan sus recursos y solucionen algunos de los problemas que inciden en el bienestar de todos. La solucion esta mas cerca de lo que muchos creen.

Miguel Angel dijo:

2

27 de abril de 2018

09:52:01


La escuela cubana de salud pública tiene su base en la historia del país, su ética, su cultura, su idiosincrasia, y la capacidad peculiar de nuestro pueblo para generar hombres y mujeres que expresen las buenas cualidades en la obra de la vida, en todas las esferas, donde se incluyen los resultados en el estado de salud de la población. Tenemos múltiples ejemplos de grandes salubristas cubanos, se me ocurre colocar como paradigma científico al sabio Carlos J Finlay y en el aspecto político y social al líder indiscutible Fidel. Los grandes logros de Cuba en esta esfera, que se materializan de forma destacada después del triunfo revolucionario de 1959 llevan implícita la impronta del Gigante Fidel. El pensamiento médico de cualquier profesional de la salud, enfáticamente en un sistema como el nuestro debe ser clínico-epidemiológico. Recordar que el hombre es un ser biopsicosocial, vive en un entorno específico que representa su ecosistema, donde aparecen ciertas determinantes de salud, factores de riesgo, cadena de transmisión, etc, fundamentales para interpretar científicamente el proceso salud-enfermedad en cualquier especialidad médica. La Higiene y la Epidemiología como rama de las Ciencias Médicas juega un papel relevante en el sistema de salud cubano.

elsa dijo:

3

22 de mayo de 2018

17:19:04


Soy vecina del poblado de Santa Fe, quiero plantear una inquietud sobre el abastecimiento de las almohadillas sanitarias que se deben de comprar en las farmacias de njuestro país, ante todo cdesde el mes de marzo de este año no abastecen de ese producto tan importante para las mujeres que lo necesita, me dirigí a la unidad que me corresponde y pregunté si tenían idea de cuando podía entrar y me digeron que no tenían idea y que esperara mas demora del producto, no entiendo las causas de tanta demora porque además no zse le da una explicación convincente a la población de la razón de la inexistencia, si es posible por favor es necesario que se le de una explicación a todas aquellas personas que lo necesitan o es que vamos a caer igual que en el período especial que había que acudir a otros medios y que no es el lugar para decir cómo se resolvía esta situación en cada hogar que había una mujer o una adolescente que lo necesitaba. Solo le pido a toda aquella persona o dirección de salud que esté responsabilizado que de una respuesta lo antes posible. Saludos