ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

«Un joven está frente al espejo auto examinándose la cavidad bucal, y otro le dice: a tu edad no te preocupes por enfermarte de cáncer bucal, eso solo es cosa de viejos».

La «no» tan hipotética situación es uno de los ejemplos con los cuales la doctora Gilda Lucia García Heredia, especialista de Estomatología General Integral, quien labora en la consulta de estomatología (Servicio de Cabeza y Cuello) del Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología (INOR), ilustra a Granma algunos de los conceptos erróneos que tiene la población cubana sobre el cáncer bucal.

«Aunque las edades principalmente afectadas son la mediana y los adultos mayores, se nota un aumento de este tipo de cáncer en individuos más jóvenes a nivel mundial y Cuba no es ajena a este dato, siendo el sexo masculino el más afectado», explicó la experta.

Según datos del Registro Nacional del Cáncer del 2015, el cáncer de cabeza y cuello representa el 8 % de todos los casos nuevos, varía en un 14 % para hombres y un 6 % para las mujeres. La mortalidad por cáncer de labio, cavidad bucal y faringe representó el 3,2 % del total de todas las defunciones, con un 4,4 % para el sexo masculino y un 1,7% para el sexo femenino. El 60 % de casos nuevos de cáncer y el 70 % de los fallecimientos ocurren en personas mayores de 60 años.

Foto: Desconocido

De acuerdo con la doctora García Heredia, «la etiología del cáncer bucal es multifactorial, por lo que influyen varios factores de causas exógenas–endógenas. El tabaquismo por sí solo provoca el mayor número de los casos; el 90% de las personas con cáncer bucal son fumadores», apuntó la especialista quien planteó además que si al tabaquismo se asocia el alcoholismo, se potencia el riesgo a padecer de cáncer.

Otras causas, mencionó, son la edad (envejecimiento), los factores genéticos, una dieta con bajo consumo de frutas y verduras, infecciones por papiloma virus (HPV) —este último factor tiene gran importancia en los últimos años pues las evidencias reflejan un incremento del HPV en el cáncer de cabeza y cuello—, exposición al sol, trastornos potencialmente malignos como la leucoplasia, eritroplasia, liquen plano, sífilis terciaria, inmunodepresión, lupus eritematoso, entre otros.

Su presentación clínica es variada por lo que existen signos y síntomas de alarma que permiten a la población y los profesionales de la salud sospechar sobre la presencia de una lesión cancerosa. Estos son los siguientes: lesión blanca, roja, oscura, úlcera que no cicatrice por más de 21 días, agrandamiento tisular (de tejidos), parestesia (adormecimiento), movilidad dentaria, sangramiento inexplicable, por lo cual «la detección temprana del mismo aumentaría los índices de curabilidad», alertó la entrevistada.

«La accesibilidad de la cavidad bucal permite que esta pueda ser examinada hasta usando luz natural, por lo que la población puede practicar el autoexamen bucal como medida eficaz para la detección temprana del cáncer. Los profesionales de la salud deben estimular en la población la práctica del mismo, contribuir aumentar la percepción del riesgo a esta enfermedad, para que de manera consciente la población haga cambios en el modo y estilo de vida, elimine el tabaquismo, el alcoholismo, mantenga una dieta equilibrada, se proteja en la exposición al sol, tenga una práctica segura del sexo (infección por papiloma virus), y mantenga una buena higiene bucal», significó la experta.

Asimismo, la doctora García Heredia, refirió que los estomatólogos están en la obligatoriedad de realizarle una vez al año, como mínimo, el examen del complejo bucal a toda la población que asista a la consulta de estomatología, o en visitas de terreno, con el objetivo de detectar signos y síntomas relacionados con el cáncer del complejo bucal. De igual modo remitir a los servicios de cirugía maxilo–facial a todos los pacientes sospechosos o portadores de estados y lesiones premalignas (trastornos potencialmente malignos).

Pero, detectar a tiempo el cáncer bucal no es solo responsabilidad del equipo de salud (estomatólogo, tecnólogo y asistente dental. Esta medida, que es «sin duda la más eficaz para el control del mismo, como ha planteado en reiteradas ocasiones nuestro profesor, el doctor Santana Garay, parte también del autocuidado de cada persona de su salud».

Por las estadísticas, muchos autores coinciden en plantear que el pronóstico del cáncer depende principalmente que este sea detectado en etapa inicial, subrayó la entrevistada. «La supervivencia a cinco años del carcinoma intraoral es de 30 % a 50 %, debido a que muchos son diagnosticados en etapas avanzadas, a diferencia del cáncer de labio, cuya supervivencia a cinco años es de 70 %, pues generalmente se detecta más temprano», dijo.

«Los tumores de cabeza y cuello tienen gran repercusión social; involucran partes visibles de nuestro cuerpo pues se encuentran en localizaciones anatómicas complejas, provocando alteraciones en la comunicación, masticación, deglución y respiración», abundó.

Concientizar entonces por todos que muchos de los tipos de cánceres, como el bucal, se pueden prevenir o diagnosticar en etapas tempranas, aumentando los índices de curabilidad, es esencial. Disminuirían los altos costos en medicamentos, cirugías y rehabilitación, pero representaría, ante todo, una mejor calidad de vida para la población cubana.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

LUIS dijo:

1

12 de febrero de 2017

23:25:29


Que duro , tengo 27 fumo desde los 19 muy buen escrito por la doctora ,espero que muchos fumadores lean esto. Asi aremos conciencia y terminemos con este vicio tan danino para la salud

lbl Respondió:


13 de febrero de 2017

16:09:38

Luis aremos no, haremos del verbo HACER

Dr. José Luis Aparicio Suárez dijo:

2

13 de febrero de 2017

09:37:04


La incidencia del cáncer de boca oscila, en la mayoría de los países, entre 1 y 10 casos por cada 100 000 habitantes. Su prevalencia es relativamente mayor en los hombres, las personas mayores y las personas con bajo nivel educativo y escasos ingresos. El tabaco y el alcohol son dos factores causales importantes. Ha de enseñarse el autoexamen de la cavidad oral, sobre la correcta higiene y cuidado de la boca. El consumo de frutas y verduras protege contra el cáncer de la cavidad bucal. Dejar de fumar y reducir el consumo de alcohol disminuyen el riesgo de cánceres de la cavidad bucal, periodontopatías y pérdida de dientes.

KCR dijo:

3

17 de febrero de 2017

15:40:20


Estoy de acuerdo las personas que fuman pueden perder muchas cosas no fumen pueden matarse o matar a aquellos que conviven con ustedes.

Diana Garcia del Barco dijo:

4

17 de febrero de 2017

16:01:06


Indudablemente el reclamo de la Dra. Garcia Heredia acerca de prestar más atención a la prevención del cancer bucal, es de una vigencia extraordinaria y está en línea con la labor preventiva como pilar para reducir la incidencia global del cancer, especificamente el cancer bucal. Además, es una estrategía que no implica grandes gastos materiales, solo demanda que los médicos de atención primaria junto a los estomatólogos realicen un trabajo mancomunado.

Héctor Pérez Saad dijo:

5

17 de febrero de 2017

16:07:27


La Dra. Gilda Garcia, consultada en este trabajo, ha expuesto los aspectos más importantes referidos al cancer bucal que deben ser de pleno conocimiento por la población. Es de interés especial la relación entre esta enfermedad y el consumo de tabaco y alcohol, dos factores de riesgo, que según los criterios de la Dra- Garcia se potencian. Es importante que la población, especialmente los fumadores y los consumidores de alcohol tengan la percepción de las consecuencias que estos hábitos tienen para la salud en general y para la salud bucal en particular. .