ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Internet

Hoy en Cuba, cuando aproximadamente el 20 % de la población supera los 60 años de edad, resulta vital la sistemática adopción de políticas y medidas que garanticen una adecuada calidad de vida para las personas que arriban a la vejez.

En este sentido, algunas de las mayores preocupaciones de este segmento poblacional están relacionadas con la jubilación y el pago de la chequera. Aunque también reconocen las garantías y beneficios que les otorga el Estado cubano.

Micrófono abierto, en su empeño de indagar en las principales problemáticas y asuntos que generan inquietudes en la sociedad cubana, salió a las calles para conocer sus opiniones.

 

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Máximo dijo:

16

10 de mayo de 2018

10:15:26


Hablar del tema de la jubilación será más de los mismo, porque todos conocemos que por muy elevada que parezca no da para nada, si los salarios no dan imaginemos lo que se paga por la misma, pero lo mas preocupante es que no se avisora un futuro promisorio para resolver esta situación, pues siempre se habla que mientra no crezca la economía no crecerán ni los salarios ni las cuantías de las jubilaciones, estas situaciones son muy complejas, pero las justificaciones por muy objetivas no resuelven los problemas y no se avisora un futuro promisorio, porque en cada sección de fin de año de la ANPP se dice que el año siguiente va a ser con mayores limitaciones, yo que hoy tengo 51 años, que entré a estudiar a la Universidad con muchos sueños y que esta situación que tiene el país me ha impedido realizarlos me veo como la generación perdida en la la realización económica y financiera, ojalá de aquí a 14 años esto halla cambiado y pueda tener una jubilación feliz

Osman dijo:

17

10 de mayo de 2018

10:23:35


Hoy día el salario no alcanza para satisfacer las necesidades que tenemos, así que una pensión por jubilación. Realmente resulta preocupante esta situación y más cuando pensamos que quienes reciben esta pensión fueron aquellos jóvenes que les toco hacer las grandes transformaciones con que cuenta hoy el país.

Sanyer dijo:

18

10 de mayo de 2018

10:31:04


Considero que hay oficios que necesitan menos edad para su jubilación, pero todos no podemos retirarnos con 60 y 65 años, así no se disfruta la jubilación.

la cienfueguera dijo:

19

10 de mayo de 2018

10:39:07


las personas que estan a punto de retirarse que les cogio los 55 las mujeres y los 60 a los hombres que deben de retirarse en el 2020 con 60 y 65 a muchos le interesaria saber si los rumores que hay en la calle de quitarle lo beneficios del calculo de su pension va a cambiar despues de haber tenido que trabajar 5 años mas despues de cambiar la edad de la jubilacion en esa inquietud hay algunos compañeros de trabajo

Robert dijo:

20

10 de mayo de 2018

10:44:15


Reflexión y consideraciones sobre las pensiones de jubilación. Como es del conocimiento de muchos, los ingresos por conceptos de las jubilaciones, igual que los proveniente de los salarios en cup, desde hace tiempo no se han correspondido su valor para dar respuesta al mínimos de las necesidades del trabajador y su familia en la esfera de la circulación, no obstante se nota una tendencia en la intención por un destino más próximo a que ambas figuras de ingreso puedan responder y corresponder cada vez más a las necesidades. De la anterior tendencia quedan exceptuados los que nos jubilamos hace algunos años atrás bajo el ferviente periodo especial que, nos mantenemos contra viento y marea sin vislumbrarse la fechas de un incremento, manteniendo ingresos que menos tienen que ver con la etapa actual por su deprimente respaldo para cubrir necesidades. También es justo reconocer que cuando se debería haber equiparado o mejorado no se realizó como correspondía por causas objetivas de limitaciones financieras del país.. Se han apreciado en los ingresos personales de ambas figuras un notable incremento en proporciones del doble, triple y más en las nuevas chequeras de las jubilaciones y salarios comparadas con las bases de cálculos y procedimientos de las jubilaciones de las generaciones anterior (que están inamovibles hoy) y en la actualidad no pocos casos los jubilados se vuelven a contratar en la misma plaza o una cercana y están devengando ingresos de $1500.00 y mucho más entre ambas figuras, algo que se aprecia como tendencia positiva. Considero que hay parámetros (bases de cálculos) que no son desconocidos, pero tampoco es aplicado y que se conceptúa en el mundo indistintamente como: salario medio interprofesional, ingreso mínimo/ medio establecido, salario mínimo etc, el nombre no es lo importante, la esencia radica en que, mientras el país se desarrolla, debe y es coherente sea equiparado (equilibrio) el ingreso con independencia de la época para lo que debe recibir un jubilado. Mientras el costo de la vida manifiesta una tendencia creciente, el respaldo de la jubilación no puede ser para unos cuantos, es equitativo con sus excepciones lógicas. Considero que el factor determinante para una decisión debe partir de las fluctuaciones accedentes que han venido expresando el costo de la vida y el salario o ingreso medio. No puede ser la época en que te jubilaste, pues la época no tiene relación con las variantes del costo de la vida, la escala para jubilarse la pone el mismo de antes que el de ahora y ello lo condiciona también las posibilidades que tuvo y tiene del país antes, ahora y el valor del costo de la vida para cubrir las necesidades mínimas. Es aquí donde se pone de manifiesto en la práctica la diferencia de nuestro sistema con otros, para la distribución de la riqueza. Resulta un lamentable descuido responder a un incremento de las pensiones, con la respuesta ofrecida en el periódico Trabajadores por una funcionaria del MTSS. Quien al referirse a su negativa lo conceptuó como un tema económico de erogación, camino que no es el correcto. Se trata de hacer una distribución más equitativa en lo que se está erogando ya, no articular mayor erogación, pues se habrá perdido la esencia de interpretar con sentido común los argumentos que se están ofreciendo para equiparar Esta reflexión hubiese sido imposible hacerla y que prosperara hace 20 años atrás, no requiere explicarlo. Hay un principio que encierra todo que se conceptúa como aproximación, concordancia y unidad indisoluble existente en nuestro sistema entre política y economía, la cual además de valorar los números, no descuida su intrínseco carácter profundamente político social y humanitario.