ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Más de mil personas, de la más amplia representación de la sociedad cubana actual, estuvieron presentes en el discurso de Obama. Foto: Jorge Legañoa Alonso

Cuando el presidente Barack Obama pidió este martes a los cubanos  “olvidarnos del pasado” y “mirar hacia el futuro”, es­ta­ba parado en el mismo escenario desde el que habló en 1928 el último presidente norteamericano en visitar la Isla.
“Hoy Cuba es soberana, su pueblo es independiente, libre, próspero, pacífico y está gozando de un gobierno propio”, dijo Calvin Coolidge en el entonces Teatro Nacional, hoy Gran Tea­tro de La Habana Alicia Alonso.

Era el espaldarazo que estaba esperando el presidente Ge­rardo Machado para terminar de instaurar una de las dictaduras más sangrientas de la región.

El Presidente Callado, como lo apodaban, quería mostrar a la Isla como ejemplo de éxito económico y social para quienes seguían las indicaciones de Washington. Los marines norteamericanos convencían por otros medios a los soldados de Sandino en Nicaragua y a los patriotas dominicanos.

“Yo sé la historia, pero no voy a estar atrapado por la mis­ma”, dijo Obama ayer.

Pero en ese lapso de tiempo, el antimperialismo de Julio An­tonio Mella, Rubén Martínez Villena y Antonio Guiteras, heredero de líderes de la independencia nacional como José Martí, dio paso en 1959 a la Revolución más radical de nuestro continente en reacción a la dominación norteamericana. Tuvo que transcurrir más de medio siglo de resistencia para que otro presidente estadounidense se decidiera a pisar Cuba, esta vez para intentar “dejar atrás los últimos vestigios de la Guerra Fría”.

Más de mil personas, de la más amplia representación de la sociedad cubana actual, escucharon atentamente cada palabra del discurso del mandatario.

“Hemos oído el discurso con respeto, pero no coincidimos en algunos de sus aspectos. Nosotros no podemos olvidar la historia, nuestros muertos, el impacto del bloqueo durante tantos años”, aseguró a este diario Ernesto Freyre Casañas, representante de la Central de Trabajadores de Cuba,  fundada después del derrocamiento de la dictadura de Machado.

“Me gustaría haber escuchado un poco más de disculpas por la intervención, la agresión, los ataques hacia la soberanía de Cuba y el pueblo desde los años 1960”, afirmó por su parte Peter Kornbluh, coautor del libro Diplomacia encubierta con Cuba. “Pero es difícil políticamente para un presidente decir lo siento”.

“En el discurso hay muchas esperanzas y buenas intenciones, pero que tienen poco asidero en la realidad histórica de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos”, opinó Jesús Arbo­leya, estudioso de las relaciones entre ambos países.

lA NUEVA ESTRATEGIA

Desde el 17 de diciembre del 2014, Cuba y Estados Unidos buscan abrir un nuevo capítulo en sus nexos bilaterales con la voluntad de los presidentes Barack Obama y Raúl Castro.

El miembro de la Plataforma Interreligiosa Cubana, Enrique Alemán, tiene duda respecto a la interpretación que hace Washington de su “nueva política” hacia la Isla. “¿Es una estrategia limpia, es un acercamiento limpio hacia nuestro pueblo?”, se preguntó.

Obama dijo ayer que Estados Unidos no quería ser enemigo de Cuba ni intentar cambiar su sistema económico y político.

“Cultivo una rosa blanca”, citó el Presidente de un conocido poema de Martí y dijo que ofrecía al pueblo cubano un “sa­ludo de paz”.

Leyde Rodríguez Hernández, profesor de Relaciones Inter­nacionales, aseguró que Obama tuvo un descuido o un desconocimiento sobre el pensamiento del Apóstol. “Él vivió en Estados Unidos y exaltó sus valores, pero hizo grandes críticas a esa democracia naciente que desde aquella época se vislumbraba como una plutocracia, como un gobierno de los ricos, por los ricos y para los ricos. Y esa tendencia no ha hecho más que exacerbarse hasta el siglo XXI”.

UNA CARGA OBSOLETA

Desde La Habana, el presidente de los Estados Unidos volvió a solicitar al Congreso de su país que levante el bloqueo contra Cuba y lo calificó como una “carga obsoleta sobre el pueblo cubano”.

La audiencia respondió con aplausos y poniéndose de pie, in­cluidos legisladores tanto demócratas como republicanos que acompañaron al mandatario en este viaje.

El representante demócrata por Massachusetts, James Mc­Go­vern, quien viene defendiendo esta causa hace muchos años, dijo a Granma que le daba créditos a ambos presidentes por lo que han logrado, pero “ahora es el turno de que el Con­greso haga su parte y levante el embargo (bloqueo)”.

El senador republicano Jeff Flake, quien junto al demócrata Patrick Leahy, llevan adelante un proyecto de ley sobre la libertad de viajar a Cuba, dijo a nuestro diario que  más allá de los cambios regulatorios que ha anunciado la administración, el legislativo tiene que deshacerse por completo de la prohibición.

Tom Emmer, representante republicano de Minnesota  opina que la visita y el discurso del presidente ayudan a colocar el tema frente al gran público estadounidense, y ayuda a avanzar el proyecto que lleva adelante junto  a la congresista demócrata por la Florida, Kathy Castor,  para levantar algunos elementos del bloqueo.

 OPORTUNIDADES EN EL CAMINO

Las posibilidades de colaboración fueron un tema abordado por el presidente de Estados Unidos, quien destacó “el servicio que miles de doctores cubanos han llevado a los pobres, a los que sufren”.

Pedro Luis Véliz Martínez, director del Consejo Nacional de Sociedades Científicas de la Salud, dijo que los intercambios en este sector no se pueden resumir a situaciones de desastres o epidemias, como el caso del enfrentamiento conjunto al Ébola en África occidental. “Colaboración también es que respeten al internacionalista cubano y no provoquen la deserción del personal médico de salud en terceros países, lo que lacera la formación de recursos humanos de nuestro pueblo”.

Resaltó asimismo la posibilidad de que se abra la venta de productos cubanos en el mercado de Estados Unidos. “Hemos logrado muchas cosas con nuestro esfuerzo y sacrificio. No aceptamos esa mirada de superioridad porque nosotros en este campo hemos demostrado nuestra valía”.

Nicolay Casano, por su parte, es una evidencia palpable de lo que se podría lograr. Sentado junto a decenas de otros compañeros, este estudiante neoyorquino de segundo año de Me­dicina refiere que los cubanos tienen “un corazón muy grande”. Incluso con la presencia del bloqueo tuvo la oportunidad de comenzar a estudiar su carrera en la Isla y asegura que luego planea regresar a su comunidad para hacer la diferencia en un concepto de atención a los pacientes que no está basado en el dinero.

NUESTRO PROPIO MODELO

“¡El futuro de Cuba tiene que estar en las manos del pueblo cubano!”, con esa y otras palabras Obama se expresó en futuro sobre una realidad que muchos aprecian en presente.

El cantautor Raúl Torres dice que Obama destacó varios elementos positivos de la realidad cubana, pero desconoció que son fruto de la propia Revolución.

“Nosotros somos jóvenes empoderados que tenemos la oportunidad de hacer lo que queramos en este país. Además de tener algo tan importante como la seguridad de la educación y la salud”, dijo el autor de Candil de Nieve y el Regreso del Amigo.

“En Estados Unidos nosotros tenemos un ejemplo claro de lo que puede hacer el pueblo cubano y se llama Miami”, dijo Obama en otro momento de su intervención.

El profesor Leyde Rodríguez señaló a este diario que  las transformaciones que se llevan a cabo en el país no son para “copiar el modelo político de nadie”.

Luis René Fernández, profesor e investigador del Centro de Estudios Hemisféricos y sobre Estados Unidos de la Uni­ver­sidad de La Habana, asegura que los cambios que vive el país están guiados por el objetivo de construir un socialismo próspero y sostenible, inspirado en el  proyecto de nación de los grandes políticos y pensadores patriotas de nuestro país.

Aseguró que el perfeccionamiento ha comenzado por la parte socioeconómica, pero eso no implica que no haya otros sectores como el sistema socio-político que también deban ser perfeccionados. Citó al respecto la explicación que ofreció re­cientemente en rueda de prensa el Presidente Raúl Castro sobre los derechos hu­manos y la democracia. “Nadie sabe exactamente cómo sería ese socialismo, pero tiene que ser a la medida nuestra, a lo cubano”.

El libro de Peter Kornbluh, publicado en el 2014, culmina con una serie de recomendaciones para mejorar las relaciones entre Washington y La Habana.

A petición de este diario, aceptó resumir en una sola idea lo que debe suceder para continuar avanzando en este camino: “Estados Unidos tiene que tratar a Cuba con respeto, como un país independiente con respecto a su soberanía, no puedes dictar el futuro o las acciones del gobierno o el pueblo”.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

York-Barón dijo:

1

23 de marzo de 2016

03:45:19


Muy bien todo solo un detalle "PROHIBIDO OLVIDAR" los cubanos, los buenos cubanos estén donde estén no podemos olvidar, no por odio, no rencores, no por resentimientos, esos sentimientos no caben en los revolucionarios, no podemos olvidar el pasado, no podemos olvidar nuestra historia, para poder mirar al futuro tenemos que tener presente nuestra historia lejana y actual, si desconocemos nuestra historia y olvidamos no podemos entender el presente y proyectarnos al futuro, existen muchas enseñanzas de aquellos que han olvidado y desconocido su historia esos pueblos han pagado un alto precio, soy de los que esta muy de acuerdo de lo que esta sucediendo, en primer porque este proceso esta sucediendo dirigido y rectorado por la Dirección Histórica de la Revolución, porque esta sucediendo bajo la mirada de nuestro Cdte en Jefe que mantiene una fortaleza de pensamiento como la del primer día, porque este proceso es el resultado de más de 50 anos de resistencia y sacrificios, porque el presidente de los EEUU ha reconocido que al menos la estrategia y la táctica no ha funcionado, es cierto el objetivo se mantiene, precisamente por esos no podemos olvidar, porque el gobierno de EEUU ha tenido que reconocer al Gobierno REVOLUCIONARIO, por eso estoy de acuerdo y no tengo ni miedo ni duda que en esta BATALLA DE IDEAS también saldremos adelante, nos corresponde ahora seguir trabajando con mas tesón, ser mas eficientes y eficaces, maximizar estas nuevas oportunidad, seguir la acertada política de diversificar nuestras relaciones económicas y comerciales y de nuevo "PROHIBIDO OLVIDAR"

Miguel Angel dijo:

2

23 de marzo de 2016

06:51:52


Magnífico trabajo periodístico del Lic Sergio Alejandro Gómez, merece felicitaciones. Es cierto lo q expresó Obama, el futuro de Cuba está en las manos del pueblo cubano desde q triunfó la Revolución en 1959, liderada por el invicto Comandante en Jefe Fidel Castro, ha sido un proceso de constante cambio, donde el sujeto principal ha sido el pueblo cubano en general y la juventud en particular, fueron jóvenes los q lucharon e hicieron posible el triunfo revolucionario, fueron los jóvenes los q llevaron adelante el proceso revolucionario hasta hoy y en el futuro. Como expresó Peter Kornbluh: Estados Unidos tiene que tratar a Cuba con respeto, como un país independiente con respecto a su soberanía, no puedes dictar el futuro o las acciones del gobierno o el pueblo”. Palabras muy elocuentes y oportunas.

Omar Respondió:


23 de marzo de 2016

14:28:34

Si eres cubano deberias pedir el mismo respeto para las ideas diferentes dentro de tu pais. No todo el mundo tiene q pensar como tu.

Cristina Prada dijo:

3

23 de marzo de 2016

07:08:23


Desde el año 59 ya Cuba decidio su destino y ha llegado a buen puerto. Los cambios se han sucedido y se suceden, pues es un pueblo que sabe reconocer y aprender de sus errores y subsanarlos. "Olvidar el pasado..." ni ellos mismos se lo pueden créer, la ventaja sigue siendo para Cuba, porque de "ese pasado" se ha aprendido mucho. VIVA CUBA VIVA FIDEL VIVA EL PUEBO CUBANO

armando ruiz dijo:

4

23 de marzo de 2016

07:34:57


creo se ha criticado con mucha objetividad todo lo que se debia en relacion con el discurso de Obama en el teatro Alicia Alonso,me referire solo a expresar mi interpretacion del verso de Marti Cultivo una Rosa Blanca ami cfriterio mal usado por el presidente de los Estados aludiendo a la paz. El veso dice Cultivo una rosa Blanca en Junio como en Enero para el amigo sincero que me da su mano franca, para mi la Rosa Blanca es el simbolo del Partido creado por Marti que3 llama a todos los

Jose Julian Respondió:


23 de marzo de 2016

10:40:26

El Poema tambien dice: "Y para el cruel que me arranca El Corazon con que vivo Cardos ni ortigas cultivo Cultivo una rosa blanca."

Joel Ortiz Avilés dijo:

5

23 de marzo de 2016

08:05:54


A parti de hoy, todo será antes y después de la visita del Presidente EEUU a Cuba. Pudimos ver al Presidente del país imperialista que mas a agredido durante años a los pueblos del mundo. Obama no dejó de ser un producto de ese sistema y no podemos pedir "peras del olmo". Con una gran inteligencia, dio un mensaje subliminal, con lecturas claras de los verdaderos objetivos. ....Creo que ganamos en cultura política y tenemos un pueblo mas conciente de la realidad que nos espera. El Bloqueo, tendrá otros matices. !!!!!No se va a quitar!!!!!....Obama tuvo la oportunidad de darle un puntillazo y pasar a la historia con mas "brillo" que el alcanzado con lo que ha hecho. ...No podemos tampoco dejar de reconocer los pasos dados por el, en el contecto tambien que lo realiza. Cuba sigue en pie. Tenemos que seguir contando con nuestros esfuerzos propios, nuestra capacidad de resistencia no puede flaquear; al contrario, hay que crear reservas, porque no hay nada mas peligroso para nosotros, que desmontarnos y pensar que todo está resuelto y mañana será otro día sin afrontar las necesidades que se nos ha impuesto por años. !!!No; tenemos que ser mas fuertes, donde ellos creen que está nuestra debilidad, en el terreno ideológico!!!!....Como dice Taladrís, saquemos todos nuestras propias conclusiones de lo que se vivio en tres días de escuchar la "voz" fina, trémula, inócua e inteligente de Obama.....!!!!Pero se mueve!!!!!.