ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Jorge Luis González

La decisión de prorrogar por tiempo indefinido la reducción del personal estadounidense en su Embajada en La Habana «responde a motivaciones políticas y no tiene relación alguna con la seguridad de sus funcionarios», aseguró este viernes en la red social Twitter el director general de Estados Unidos de la Cancillería cubana, Carlos Fernández de Cossío.

El Departamento de Estado tomó la decisión de hacer permanente a partir del 5 de marzo el recorte de cerca del 60 % de su cuerpo diplomático y la limitación de los viajes al país de los familiares de los funcionarios.

La Embajada continuará operando con el «personal mínimo necesario para llevar a cabo funciones diplomáticas y consulares indispensables», refiera la nota oficial fechada en Washington.

La excusa esgrimida una vez más es la permanencia de riesgos relacionados con los supuestos «ataques» contra funcionarios estadounidenses en la capital cubana. Sin embargo, meses de investigaciones, tanto de Cuba y Estados Unidos, no han aportado una sola evidencia que demuestre la ocurrencia de dichos incidentes.

Foto: Cuenta oficial en Twitter
Foto: Cuenta oficial en Twitter

«Aún no tenemos respuestas definitivas acerca de la fuente o causa de los ataques, y hay una investigación en curso», reconoce el propio Departamento de Estado en su nota oficial de este viernes.

Cossio criticó en su cuenta oficial en la red social Twitter que Washington continúe utilizando la palabra «ataque», cuando «sabe perfectamente bien que ningún ataque ni acto deliberado ocurrió en Cuba contra sus diplomáticos».

 «Es falso que el personal diplomático de la Embajada esté o haya estado en riesgo», dijo. «Es falso que se haya permitido en Cuba o que pueda haber ocurrido en Cuba por parte de alguien alguna acción deliberada contra diplomáticos de los Estados Unidos».

Al respecto, precisó que el gobierno de Estado Unidos tiene evidencias suficientes de que Cuba es un país seguro para sus diplomáticos, y los de cualquier otro lugar del mundo, así como para los más de cuatro millones de extranjeros que visitan cada año la mayor de las Antillas.

El funcionario cubano añadió que las medidas unilaterales del Departamento de Estado afectan en particular a los servicios consulares que se presentan a los cubanos, que se ven obligados ahora a incurrir en gastos suplementarios en la búsqueda de visas en terceros países.

Desde el 29 de septiembre pasado, con la salida de la mayoría del personal estadounidense, se paralizó por completo la emisión de visas. A comienzos de este año se implantó un complicado sistema que implica que los interesados en visas de inmigrantes deban gestionarlas a través de Colombia y quienes buscan permisos de no-inmigrantes deban trasladarse a un tercer país.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Oslienis Pizarro dijo:

1

2 de marzo de 2018

22:35:59


Por qué rogarle a Estados Unidos? La Revolución Cubana defiende su soberanía ante la arrogancia y agresividad yankee,ese debe ser el espíritu, además nunca existió ese engendro de embajada y la Revolución se hizo más fuerte, debemos acostumbrarnos a que es inminente su cierre.