ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: ACN

Escándalos personales, la investigación del FBI por irregularidades en la campaña del 2016 y una creciente preocupación por las consecuencias de permanecer demasiado tiempo en la nueva administración están despoblando la Casa Blanca, donde el presidente Donald Trump está cada vez más solo.

La última de una larga lista en abandonar «el barco» republicano fue la Directora de Comunicación Hope Hicks, quien a sus 29 años era considerada una de las personas más cercanas a Trump, con libre acceso a su despacho.

Su renuncia este jueves llega pocas horas después de comparecer ante el Congreso como testigo en la investigación que lleva adelante el fiscal especial Robert Mueller sobre la campaña electoral de Donald Trump y la posibilidad de que haya colaborado con Rusia para influir en los resultados.

Hicks admitió haber contado «mentiras piadosas» desde su puesto, pero negó haber engañado en nada vinculado a la investigación del fiscal.

Moscú niega cualquier implicación, pero la pesquisa entorno al círculo cercano del presidente ya ha dejado víctimas de alto nivel como su primer asesor de Seguridad Nacional, Michael Flynn.

Hicks es una exmodelo especializada en relaciones públicas, pero carente de experiencia previa en la política. Fue una testigo excepcional de los acontecimientos que llevaron a Trump hasta la Casa Blanca, pues durante la campaña electoral fungió como su asistente personal. Ese estatus no hizo más que aumentar una vez instalado el magnate neoyorquino en el Despacho Oval.

El puesto que ocupaba en la Casa Blanca, Directora de Comunicación, es considerado explosivo. Lo han ocupado cinco personas desde la toma de posesión y la media de permanencia es de 70 días. Pero lo cierto es que la inestabilidad se ha vuelto una constante en la actual administración republicana y no solo por la investigación de Mueller.

Entre las bajas más notables de los últimos meses se pueden contar la del asesor e ideólogo de la ultraderecha, Steve Bannon, quien ayudó a Trump a obtener la presidencia movilizando las bases blancas y de bajo nivel cultural, decepcionadas por los políticos tradicionales.

RobPorter, el encargado del personal en la Casa Blanca, se vio obligado a renunciar el mes pasado tras la filtración de denuncias sobre maltratos familiares. El escándalo llegó luego, cuando se supo que el jefe de Gabinete, John Kelly, tenía información al respecto y no actuó en consecuencia.

Los medios de prensa estadounidense describen un gabinete con baja moral, a la espera del próximo escándalo y con la duda de cuál será la siguiente cabeza en rodar por los pasillos. Cada vez menos figuras de alto nivel republicanas están en disposición de sumarse al gobierno y resulta una verdadera odisea llenar los puestos vacantes.

El diario Washington Post asegura que 245 puestos de importancia en la actual administración permanecen vacíos o con funcionarios interinos.

Además, 41 embajadores de 188 que tiene Estados Unidos en el mundo siguen sin nominar, incluidos puestos claves como Egipto, Alemania y Corea del Sur.  El jefe de la misión estadounidense en Panamá, John Feeley, renunció a su puesto a comienzos de este año tras declararse incapaz de servir a la administración de Donald Trump.

Este mismo jueves se confirmó que la embajadora en México, Roberta Jacobson, también abandonará su puesto en los próximos meses. El periódico The New York Times asegura que la renuncia está relacionada con diferencia entre la diplomática y Trump sobre cómo gestionar las relaciones con México. El presidente insiste en asegurar que su vecino pagará por la construcción de un muro en la frontera, algo que rechaza el mandatario mexicano y que supone una afrenta contra el país. 

Jacobson, de 57 años, es una de las más prestigiosas especialistas del Departamento de Estado en América Latina. Fue ella quien representó a Washington durante la primera mitad del año 2015 en las negociaciones con Cuba para el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y la reapertura de las embajadas. 

Pero lo más preocupante, según los analistas, es que apenas se han visto las primeras rachas de la verdadera tormenta que se avecina para la Casa Blanca. El fiscal Mueller continúa su investigación y todavía se descone lo que tiene bajo la manga.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Jose R Oro dijo:

1

1 de marzo de 2018

16:13:09


Más solo que Adán en el "Día de las Madres", no mencionemos en el "Dia del Inmigrante"

Jiribilla dijo:

2

1 de marzo de 2018

17:03:46


Sr. Sergio Alejandro Gomez muy completo su articulo sin necesidad de extenderse en el mismo y mire que hay motivos y hechos para ello, como dice la Casa Blanca se esta quedando vacia que es lo mismo que el Presidente se esta quedando solo y como faltan cabezas por rodar, unas cortadas por el propio Presidente y otras que prefieren renunciar antes de que se las corten o por no compartir la forma de dirigir al Pais del Presidente, todo aquel (no importa el cargo que ocupe) que contradiga o de una forma u otra no cumpla con las locas e irresponsables decisiones del Presidente, sabe, esta seguro y convencido que sera despedido de su cargo, con tal inestabilidad que Gabinete Presidencial puede conducir a este Pais hacia un sendero de respeto Nacional e internacional y no os asombreis estimado Sergio, esperemos a que el Fiscal Mueller concluya sus investigaciones, si es que el Presidente le permite concluirlas.

Edgardo Martínez García dijo:

3

1 de marzo de 2018

19:36:27


Sin dudas deben ayudar al Sr trump a mejorar la comunicación ,nadie lo entiende , el presidente Peña Nieto que no lo entiende cuando le dice que los mexicanos tienen que construir el muro ,los brazileiros no lo entienden cuando les dice que les incrementará el impuesto en un 10 porciento por la entrada de aluminio a territorio de EUA, los estadounidenses no lo entienden cuando dice que va a entregarle armas a los maestros para que impartan asignaturas y trabajen como policías de aulas ,tampoco el mundo lo entiende cuando dice que va ha incrementar el bloqueo a Cuba y a Venezuela ,nadie entiende las maniobras militares conjuntas con Corea del Sur y mucho menos la idea de querer adueñarse de todo el petróleo del medio Oriente ,señores quien va ha querer comunicar semejantes disparates .

Jose dijo:

4

2 de marzo de 2018

02:34:57


Trump como el prototipo de narcisista y burro autosufiente está solo en la casa blanca y en su vida personal, los egoístas suelen sufrir de soledad y ostracismo

emilio Fernández lobeiras dijo:

5

2 de marzo de 2018

03:19:20


Su falta de comunicación, es inherente a su personalidad contradictoria, prepotente. No conecta en modo alguno con sus asesores...que han sido puestos a dedo por él, y como Mr. Trump tampoco sabe de politica, y de políticas sociales, económicas, y de sentido común... así andan las cosas en USA...lógico que nadie lo entienda,...yo dudo, que el mismo se entienda. La bolsa de Wall Street, ha sido tocada, con sus últimas "trumpadas" arancelarias, al acero y aluminio de importación. Es decir,daña la estructura económica de su país con "su América first again".. daña las estructuras sociales, del Medicare y Medicaid, daña las relaciones mundiales de Paz y entendimiento de los pueblos,..¿es problema de comunicación, o de psiquiatría urgente, con camisa de fuerza?..