ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

El 11 de septiembre es solo otro recuadro en el calendario. Pero la historia se ha encargado de llenar ese espacio del tiempo con acontecimientos que marcan el destino de pueblos enteros; desde el magnicidio del presidente chileno Salvador Allende hasta los ataques terroristas contra las Torres Gemelas de Nueva York y el Pentágono, pasando por el asesinato del diplomático cubano Félix García en las inmediaciones de la ONU. Existe un hilo conductor entre ellos, a pesar de la distancia geográfica y temporal, y es el irracional uso de la violencia para lograr supuestos objetivos po­líticos. ¿Qué lecciones nos han dejado  estos sucesos?

1. NO SE COMBATE EL FUEGO CON FUEGO

Cuando aún los bomberos y rescatistas buscaban sobrevivientes en­tre los escombros del World Trade Center y mucho antes de los discursos belicistas del presidente George W. Bush, el Co­man­dante en Jefe Fi­del Castro dijo en La Habana lo si­guiente: “Ninguno de los actuales pro­blemas del mun­do se puede re­sol­ver por la fuerza, no hay poder global, ni poder tecnológico, ni po­der militar que pueda garantizar la in­munidad total contra tales he­chos”.

2. EL FIN NO JUSTIFICA LOS MEDIOS

Las torturas, asesinatos y persecuciones utilizadas por la dictadura militar chilena y otras del continente es­taban justificadas por el su­pues­to objetivo de frenar la expansión del comunismo. Los documentos revelados recientemente en Estados Unidos sobre la dictadura argentina apuntan a que Washing­ton era consciente de todo lo que estaba pasando y no hizo nada para contenerlo. Las fotografías de torturas en Abu Ghraib o los cientos de miles de personas fallecidas y catalogadas como “bajas colaterales”, sumadas a las historias de dolor de sus familias, abren la pregunta de si los fines justifican los medios.

3. EL MUNDO NO ES UN LUGAR MÁS SEGURO QUE EN EL 2001

Según una base de datos de la Universidad de Maryland, en el año 2000 se reportaron me­nos de 4 000 muertes por actos terroristas a nivel global. Un informe elaborado por el go­bierno de Estados Unidos contabilizó 32 700 fallecidos durante el 2014 por ese motivo. El pasado año la situación no fue más favorable.

4. NO EXISTE UN TERRORISMO BUENO Y UNO MALO

Este mismo 11 de septiembre se cumple el aniversario 36 de la muer­te del diplomático cu­bano Félix Gar­cía a manos de un terrorista en las cercanías de la sede de la ONU de Nueva York. Antes, en 1973, Sal­va­dor Allende se despedía de su pueblo desde La Moneda. Sucesivas ad­ministraciones estadounidenses han intentado mostrar al mundo que la violencia contra ellos o sus aliados es terrorismo, pero cuando se aplica contra países que no responden a sus intereses se llama “lucha por la democracia”.

5. LOS SISTEMAS POLÍTICOS NO SE PUEDEN IMPONER

El presidente ruso, Vladimir Pu­tin, dijo en una entrevista reciente con sitio digital Bloomberg, que los eventos de la última década han mostrado que intentos externos de democratizar a una nación llevan al incremento del terrorismo y la destrucción del Estado. “Cuando oigo que algún presidente tiene que irse, y no lo oigo desde ese país sino des­de fuera, me surgen grandes preguntas”, señaló.

6. NO TIENE RELIGIÓN

Millones de musulmanes repartidos por el mundo sufren discriminación y rechazo por las actividades de unos pocos cientos. Ataques recientes perpetrados por lobos solitarios en países occidentales  muestran la variedad de traumas políticos y sociales que llevan al extremismo y que van mucho más allá de la religión.

7. CARECE DE CAUSA

Resulta llamativo que los planes y proyectos de los grupos terroristas sean inexistentes o incomprensibles, incluso para sus coterráneos, más allá del falso proyecto mesiánico de un califato global. El terrorismo es en esencia irracional y su fin es la violencia en sí misma.

8. NINGUNA NACIÓN ESTÁ 100 % SEGURA

Estados Unidos, Francia, Bél­gi­ca, Rusia, Turquía, Egipto, Libia, Irak, Somalia, Etiopía, Nigeria… la lista de países afectados por atentados terroristas durante los últimos años se hace cada día más larga. Los muros y las políticas de seguridad han de­mostrado ser ineficientes a la hora de garantizar la seguridad de los ciudadanos.

9. LA POBLACIÓN SIEMPRE ES LA MÁS AFECTADA

Solo en la guerra de Irak, se calcula que un millón de civiles perdieron sus vidas. La guerra termina afectando más a quienes jamás han cargado un fusil en sus brazos.

10. LA POBREZA Y LA EXCLUSIÓN SON SU PRINCIPAL COMBUSTIBLE

Resulta muy simplista abordar el fenómeno del fundamentalismo is­lámico sin analizar la evolución de una región con miles de años de historia, pero que fue sometida a un régimen colonial y neocolonial en el pasado reciente. De la misma ma­nera, los lobos solitarios que están causando pánico en las capitales occidentales, responden a di­námicas de exclusión y marginación que no han hecho más que acrecentarse con el paso de las ge­neraciones.

11. EL PEOR TERRORISMO POSIBLE ES EL DE ESTADO

Aunque la propaganda de los grandes medios de comunicación no escatima esfuerzos para mostrar el terrorismo como un dominio de los grupos radicales, a miles de kilómetros de la civilización occidental, o de maniacos locales que han sido captados por ellos, la historia tiene incontables muestras de que los más mortíferos actos de terror han sido conducidos por los estados. Wa­shington pertrechó a los fascistas de la Plaza Maidán en Ucrania desatando un conflicto que no parece tener fin. Desestabilizó Libia, un país con los mejores indicadores sociales de esa región, y trabaja por el derrocamiento del Gobierno si­rio, incluso en detrimento del en­fren­tamiento con los verdaderos te­rroristas. Ade­más, métodos de guerra no convencional, equiparables en to­dos los sentidos a los terroristas, se aplican sin vacilación contra países con go­biernos progresistas como Vene­zue­la, Ecuador y Bolivia.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

vangelys dijo:

1

9 de septiembre de 2016

23:58:33


La perdida continua de los valores humanos......la desaparicion del sentido ¨Humanidad¨...

osvaldo dijo:

2

10 de septiembre de 2016

09:19:46


INCORPORAR DENTRO DEL ¨EL PEOR TERRORISMO POSIBLE ES EL DE ESTADO¨, A LAS BOMBAS LANZADAS CONTRA EL PUEBLO JAPONÉS EN HIROSHIMA Y NAGASAKI, RESPONSABILIDAD DEL PALADÍN MUNDIAL DE LA DEMOCRACIA: LOS ESTADOS UNIDOS DE NORTEAMÉRICA.

Camilo Respondió:


13 de septiembre de 2016

14:20:46

Alguien le explico alguna vez de las miles de vidas que se salvaron con la capitulacion de Japon tras el lanzamiento de la Bomba?

Miguel Angel dijo:

3

10 de septiembre de 2016

12:04:54


Excelente trabajo del Lic Sergio Alejandro, describe una terrible realidad. Algunos especialistas, periodistas plantean, sin tapujos, q pudiera tratarse de otro Pearl Harbor, no tengo elementos concretos, solo algunos trabajos q expresan argumentos bastante contundentes, opiniones de los bomberos q escucharon explosiones en la base de los edificios, no existen documentos oficiales desclasificados q lo atestigüen, si opiniones de algunas personas bien informadas. En realidad no me extrañara q algún día aparecieran, porque si existió un Maine, un Pearl Harbor, un Golfo de Tonkin, porque no puede existir otra monstruosa y maquiavélica decisión para justificar el objetivo: invadir libremente al medio oriente, sobre todo tratándose de George Bush y su diabólica administración? No acuso, solo expongo criterios de muchas personas, incluso norteamericanas. Pueden hurgar en internet.

Armando Cardona dijo:

4

10 de septiembre de 2016

15:35:26


¡EXCELENTE PIEZA! El autor entrelaza con habilidad suprema toda una serie de acontecimientos, causas, factores y conceptos para llegar a conclusiones ineludibles e inescapables. El planeta se nos muere, el terrorismo campea por sus respetos, se acaba el petróleo, se acaba el agua dulce, se acaba el agua potable, se acaba la comida, se acaban las medicinas, aumenta dramáticamente la pobreza y crece exponencialmente la brecha entre ricos y pobres y la mayoría de los pueblos y gobiernos siguen como si nada o como si tuviéramos siglos para atender esa madeja de problemas. Pobre humanidad; los tiempos reclaman sensatez y solidaridad entre pueblos, gobiernos y clases sociales y muy pocos medios (con honrosas excepciones, como Granma) resaltan la magnitud de la crisis.

martha dijo:

5

11 de septiembre de 2016

11:04:55


El goierno d los EEUU es la peor lepra q existe no mira concecuencia contal de lograr sus objetivos y pregonan derechos humanos son los primeros violadores en todos los sentidos