ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Russia Today

Para dos países que han carecido de nexos oficiales por más de medio siglo, resulta muy difícil encontrar recetas sobre cómo construir una nueva relación que no repita los errores del pasado.

Pero desde que los presidentes de Cuba y Estados Unidos anunciaron su intención de abrir un nuevo capítulo en la compleja historia bilateral, hay un referente indispensable respecto al camino a seguir: la Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional, en particular, las Convenciones de Viena sobre Relaciones Diplomáticas y Consulares.

El General de Ejército Raúl Castro Ruz lo mencionó en su alocución del propio 17 de diciembre y lo ratificó en importantes discursos como los de la III Cumbre de la Celac y la VII Cumbre de las Américas.

El tema estuvo incluido en las rondas de diálogo que sostuvieron los diplomáticos cubanos y estadounidenses para pulir los detalles del acuerdo final anunciado este miércoles para el restablecimiento de relaciones y la apertura de embajadas.

En las cartas que intercambiaron Obama y Raúl el 1 de julio está presente el compromiso de aplicar esos principios una vez que la bandera cubana vuelva a ondear en Washington y la estadounidense en La Habana.

La Carta de las Naciones Unidas es el instrumento constituyente de la Organización y determina los derechos y las obligaciones de los Estados Miembros. Asimismo,  establece sus órganos y procedimientos.

La Carta se firmó el 26 de junio de 1945 en San Francisco, al terminar la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Organización Internacional, y entró en vigor el 24 de octubre del mismo año. Fue fruto de cuatro años de intenso trabajo con la visión de evitar nuevas guerras que pusieran a la humanidad al borde de su aniquilamiento.

Entre los principios y propósitos que defiende están la igualdad soberana, el arreglo de las controversias por medios pacíficos, abstenerse de recurrir a la amenaza o al uso de la fuerza contra la integridad territorial o la independencia política de cualquier Estado y  la no intervención en los asuntos que son de jurisdicción interna.

De  igual manera fomenta relaciones de amistad entre las naciones basadas en el respeto al principio de la igualdad de derechos y al de la libre determinación de los pueblos, la cooperación en la solución de problemas internacionales y el estímulo del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales de todos.

Por su parte, la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas entró en vigor el 18 de abril de 1961, mientras que la de Relaciones Consulares es válida desde el 24 de abril de 1963.

Tanto Cuba como Estados Unidos han suscrito estos documentos, que se elaboraron en el interior de la ONU para normar una práctica que es tan antigua como el hombre mismo.

Si bien las Convenciones están basadas en puntos muy concretos, al mismo tiempo establece que las normas del derecho internacional consuetudinario continuarán rigiendo las cuestiones que no hayan sido expresamente reguladas.

“El derecho internacional consuetudinario, también llamado costumbre internacional, o norma consuetudinaria internacional, no es más que la práctica seguida por los sujetos internacionales que es generalmente aceptada por estos como Derecho”, explica a Granma Rodolfo Dávalos, profesor titular de la Universidad de La Habana y presidente de la Corte Cubana de Arbitraje Comercial Internacional.

Para que cualquier práctica sea admitida como Derecho es necesario que esa repetición de actos sea de aceptación general, uniforme, repetida en el transcurso del tiempo y basada en una convicción jurídica, añade.

En otras palabras, afirma el profesor, ninguna práctica  fuera del marco de  las  funciones de las misiones diplomáticas que establece la Convención de Viena  puede ser lícita salvo que esté amparada por el Derecho internacional consuetudinario, y este no ampara ningún acto ilícito, contrario a las reglas del Estado receptor.

Los vínculos diplomáticos entre Cuba y Estados Unidos no tienen referentes sólidos en más de un siglo de historia, especialmente tras la intervención norteamericana en la Guerra de Independencia, pero el cumplimento de los principios básicos del comportamiento de las naciones pueden ayudar a sentar las bases para avanzar en ese largo y complejo camino hacia la normalización de las relaciones.

Algunos artículosde la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas

Artículo 3

1. Las funciones de una misión diplomática consisten principalmente en:

a. representar al Estado acreditante ante el Estado receptor; b. proteger en el Estado receptor los intereses del Estado acreditante y los de sus nacionales, dentro de los límites permitidos por el derecho internacional; c. negociar con el gobierno del Estado receptor; d. enterarse por todos los medios lícitos de las condiciones y de la evolución de los acontecimientos en el Estado receptor e informar sobre ello al gobierno del Estado acreditante; e. fomentar las relaciones amistosas y de-sarrollar las relaciones económicas, culturales y científicas entre el Estado acreditante y el Estado receptor.

Artículo 27

3. La valija diplomática no podrá ser abierta ni retenida.

4. Los bultos que constituyan la valija diplomática deberán ir provistos de signos exteriores visibles indicadores de su carácter y sólo podrán contener documentos diplomáticos u objetos de uso oficial.


Artículo 41

1. Sin perjuicio de sus privilegios e inmunidades, todas las personas que gocen de esos privilegios e inmunidades deberán respetar las leyes y reglamentos del Estado receptor. También están obligados a no inmiscuirse en los asuntos internos de ese Estado.

3. Los locales de la misión no deben ser utilizados de manera incompatible con las funciones de la misión tal como están enunciadas en la presente Convención, en otras normas del derecho internacional general o en los acuerdos particulares que estén en vigor entre el Estado acreditante y el Estado receptor.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Emilio Mariano soriano manganelis dijo:

1

3 de julio de 2015

00:04:55


Magnifica aclaración ,relaciones pero con respecto,nuestro pueblo no se puede dejar confundir pretendiendo ser ingenuos

ibalori Lopez dijo:

2

3 de julio de 2015

01:02:29


Muchos de los de "a pie" dicen que "la alta politica para los altos politicos" pero ella debe materializarse en cosas tan sencilla como la libertad, el derecho a la vida, la paz y el amor entre los hombres y al planeta

Lic. Pierre Millet dijo:

3

3 de julio de 2015

01:52:38


Considero que todo esta bien claro para ambas partes, en estas Convenciones de Viena y las Normas accesorias del Derecho Internacional, vigentes y la Carta de las Naciones Unidas, como rectora de todas ellas. Yo considero personalmente, que si ambos paises cumplen a cabalidad con todo el referido ordenamiento juridico para las relaciones diplomaticas y de todo tipo. Cuando esta presente en primer lugar la buena voluntad y le deseo de que todo marche adecuadamente, todo funcionara de forma correcta. Desde hace muchos anos, ambos paises necesitan el restablecimiento de estas relaciones bilaterales, dado a que ya desaparecio felizmente la Guerra Fria y el mundo de hoy debe de encarar los retos del Cambio Climatico y trabajar para la paz y el bienestar y proesperidad de todos los que habitamos este planeta. Muchas Gracias.

Carlos de New York City dijo:

4

3 de julio de 2015

06:05:40


Nuestra Patria Cubana estara ahora en PELIGRO Constante y Toca a Nuestro Pueblo de Cuba asi Como al Gobierno de Cuba estar Alerta y Vigilante Contra Todos aquello Que VAYA contra Los Principios y Dignidad de una Revolucion Cubana como del SOCIALISMO Cubano que se MANTUBO con Moral y Verguenza durante 57 años Contra la INJUSTICIA y CRIMINAL EMBARGO ECONOMICO Como Contra Los ACECHOS , ATAQUES , SABOTAJES ,ATENTADOS , MUERTE y SANGRE de los ENEMIGOS ETERNOS de La PATRIA Cubana y de ese PUEBLo de PIE , primeramente los Antiguos ESBIRROS de BATISTA que acompañados Siempre Por la CIA y algunos del GOBIERNO AMERICANO Intentaron DESTRUIRLA y APODERARSE de Cuba . Hay que estar Firmes y DECIDIDOS, NO me REFIERO al Pueblo Americano ni a sus LEYES JURIDICAS , me refiero a la INTELIGENCIA de ORGANISMO que sean Aprovechadas por aquellos MEZQUINOS Hombres que TODAVIA como PIRATAS INTENTARAN DERRUMBAR a la REVOLUCION CUbana del 1952 con la Compra de MENTES y CUERPOS DEBILES de Principios y Coraje , de Dignidad y Respeto Por si Mismo. NADA ni NADIE Puede estar Por encima de la REVOLUCION ni del SOCIALISMO en Cuba , NADA ni NADIE puede estar POR encima del Pueblo Cubano , NADIE PUEDE HUMILLAR a Ningun CUBANO de Pie ni FUNCIONARIO del ESTADO de Cuba , NADIE PODRA NUNCA ser MEJOR que CUBA Porque CUBA a DEMOSTRADO durante toda esta EXISTENCIA de la isla Cubana que a CUBA se RESPETA y Muestra de Toda Nuestra GRANDEZA HUMANA a sido ESTAR de PIE ante Todas Estas AGRESIONES y durante mas de MEDIO SIGLO Y ANTE Este CRIMINAL EMBARGO ECONOMICO un Pueblo de PIE lleno de CORAJE a sabido VIVIR de PIE. Que SEAN Bienvenidas ESTAS Relaciones Diplomaticas y Cualquier CONVENIO CULTURAl y ECONOMICO PERO si BELLO son Los Edificios ALTOS y Con Cristales como el Mundo Moderno Mas BELLa es Nuestra PATRIA Cubana como Nosotros Los Cubanos con DIGNIDAD Y ORGULLO de haber CONSTRUIDO esta REVOLUCION Y SOCIALISMO que Nada Para VIVIR sirve MAS que Haberse ALIMENTADO de las Enseñanzas de Nuestros MARTIRES y HEROES como de la Educasion de JOse Marti y Antonio MACEO. Si Estoy equivocado , Pongamen a MORIR en lo PROFUNDO de una Cueva ante de VENDER mi ORGULLO de CUBANO y ser Humano.

hh dijo:

5

3 de julio de 2015

06:40:29


No se tienen noticias de que EEUU cumpla con todas esas normas, más bien se sabe desde siempre que las misiones diplomáticas de EEUU son verdaderos cuarteles generales de la CIA desde donde dirigen de manera integral toda la política del país anfitrión. Veremos cuándo los cubanos vuelven a sacar a patadas a los EEUU de su preciosa isla.