ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

PARÍS.—Las autoridades francesas detuvieron este viernes a un nuevo sospechoso como parte de las investigaciones sobre el ataque a una iglesia en Normandía y liberaron a dos de los retenidos tras descartar su implicación en los hechos.

En total tres personas continúan detenidas en el marco de la pesquisa sobre la toma de rehenes ocurrida el martes en Saint-Etienne-du-Rouvray, hecho que terminó con la muerte del sacerdote Jacques Hamel, de 86 años.

Los dos atacantes ya fueron identificados como Adel Kermiche y Abdel Malik Petitjean, ambos de 19 años y conocidos de antemano por los servicios antiterroristas a causa de intentos de viajar a Siria para presuntamente unirse a grupos extremistas, reportó Prensa Latina.

La persona detenida ayer es un de­mandante de asilo sirio cuyo pasaporte fue encontrado en la residencia de Kermiche, mientras los liberados son la hermana de Malik Petitjean y un amigo de ella, tras comprobar que no están relacionados con el hecho.

Siguen bajo custodia policial un francés de 30 años del entorno familiar de Malik Petitjean, y un menor de 16 años cuyo hermano partió hacia el Medio Oriente en marzo del 2015 y era muy cercano a Kermiche.

Las evidencias apuntan a que los atacantes de la iglesia tenían alguna relación con el autodenominado Es­tado Islámico (EI) pues en el mo­men­to del ataque dijeron pertenecer a ese grupo terrorista, el cual horas más tarde reivindicó la autoría del hecho.

El EI publicó un video en Internet en el que dos mu­chachos juran lealtad a esa organización. Todo parece indicar que se trata de Kermiche y Malik Petitjean.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.