ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Banner
Foto: Ricardo López Hevia, enviado especial

RÍO DE JANEIRO.—Releo el periódico del 25 de agosto del 2008 y fijo la vista en Para el honor, medalla de oro, reflexión escrita el día 24 por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz. Lo hago cada vez que pretendo hacer un análisis del deporte. Aquel texto nació justamente de la observación de unos Juegos Olímpicos como los que concluyeron ayer aquí.

Voy a repetir, porque así lo siento y lo viví en esta ciudad, lo que se reflejó hace ocho años: “Los atletas cubanos que compitieron en Beijing (y ahora en Río de Janeiro) y en vez de oro trajeron plata, bronce o un lugar destacado en las competencias, tienen un enorme mérito como representantes del deporte amateur que dio origen al resurgimiento del movimiento olímpico. Son ejemplos insuperables en el mundo”.

Pero para adentrarnos en el examen de los Juegos es preciso también recordar de la misma entrega periodística de Fidel que “No vivimos hoy las mismas circunstancias de la época en que llegamos a ocupar relativamente pronto el primer lugar del mundo en medallas de oro por habitante, y por supuesto que eso no volverá a repetirse”.

En otras palabras, hay que enfrentarse a una lid como la olímpica, con esa objetividad para comprender la magnitud del reto y actuar en correspondencia o lo que es lo mismo, con audacia, inteligencia y realismo, atributos contenidos en una de las frases del concepto de Revolución del mismo autor, el 1ro. de mayo del 2000.

Asistimos a Río de Janeiro en 18 deportes y obtuvimos premios en cuatro, solo el 20 %. Fueron inscritos 124 atletas y 11 alcanzaron el podio de premiación, menos del 10 %. Los números son fríos, no recogen los esfuerzos y las pruebas de entrega sin límites, pero sí dan la medida de una actuación que, a nuestro juicio, queda por debajo de sus potencialidades y de las perspectivas que mostraban.

Once fue el total de medallas conquistadas, tres menos que en Londres 2012 (5-3-6), y por debajo en 13 de las alcanzadas en Beijing 2008 (2-11-11), aunque en preseas doradas se supera la de hace ocho años e iguala la anterior edición. En cuanto a posición en el tablero de premiados, en la urbe asiática la comitiva antillana salió en el 28, en la europea en el 16 y en la sudamericana en el 18.

Fue sensato plantearse un escaño entre los 20 primeros países en el medallero. Esa presencia continúa siendo una hazaña y hoy es más ajustable a las condiciones en que se desarrolla el movimiento deportivo cubano y del mundo. Sin embargo, hubo un cisma entre esa cota y lo que opinaban varios federativos del país o comisionados nacionales de no pocos deportes. Los encuentros previos de los periodistas y esas autoridades, desarrollados con cada disciplina por más de una semana en el Instituto Internacional de Periodismo José Martí, en La Habana, a fines de junio, se llenaron de medallas, que en Río de Janeiro jamás aparecieron.

Y no se conquistaron no porque faltó el esfuerzo del deportista, sino porque se midió mal o se confundieron los deseos con la realidad. No existió ese realismo con el que hay que auscultar los escenarios y cuando eso falta nos quedamos sin saber lo que necesitamos para acometer la misión.

Estuvimos en presencia de los Juegos más difíciles de la historia en la lucha por los podios. Solo unos pocos datos bastarían para ilustrar esa consideración. Estos son los primeros con 60 o más países medallistas de oro y en los que más naciones se fueron reconocidas con laureles, un total de 87.

Por otro lado, la ausencia de Rusia en varias disciplinas del programa competitivo abrió las probabilidades de muchos y en consecuencia posibilidades no tenidas en cuenta impactaron en el tablero de metales. Una mirada encima del mundo a la distribución de las preseas dejar ver con crudeza la batalla: Europa se llevó el 47 % del botín, América el 22 y Asia el 21, mientras Oceanía y África, solo el 5. Mientras, se sacaron de las lides de estos XXXI Juegos 65 récords olímpicos y 19 mundiales.

Si bien ponderamos la cosecha en esta urbe, hay que alejarse del conformismo para observar que tenemos las potencialidades de superar lo alcanzado. Ya habíamos hablado de jerarquizar las prioridades, y eso se lee en poner los escasos recursos donde más dividendos aportan, con una identificación temprana de las fortalezas y oportunidades. Hoy, no hay dudas, ellas están en los deportes de combate, entiéndase boxeo, lucha, judo y taekwondo.

Se hizo un trabajo especial con ellos, han afirmado las autoridades del Inder, y es cierto, pero creo que el énfasis ha de ponerse en el futuro en los sistemas clasificatorios de estos deportes, en los que el judo y el taekwondo, por ejemplo, se quedaron muy cortos, cargando un pesado lastre en los organigramas, pues abrieron en muchas ocasiones frente a los mejores de las categorías.

De la misma manera hay que evaluar con rigor la participación aquí de atletas que sabíamos que no iban aportar nada, pese a que lo dieran todo. Y habrá que tener máximo rigor al analizar el comportamiento del atletismo, el cual llegó a Río con 43 atletas (el 36 % de la comitiva) y se va como el más ineficiente de toda la delegación. Hace un par de años le comenté a nuestro primer medallista olímpico en la era revolucionaria, Enrique Figuerola (plata en Tokio 1964, en 100 metros) que si teníamos más de 10 000 escuelas primarias por qué no desarrollábamos festivales de velocidad en ellas. Allí están los niños, que son lo más importante. No esperaba una respuesta del Fígaro, pero concordamos cuando nos preguntamos ¿y qué hace el profesor de educación física? Él tiene en sus manos a los talentos.

Volvamos entonces al 24 de agosto y recordar que “…nos hemos dormido sobre los laureles. Seamos honestos y reconozcámoslo todos”. Y: “Revisemos cada disciplina, cada recurso humano y material que dedicamos al deporte. Debemos ser profundos en los análisis, aplicar nuevas ideas, conceptos y conocimientos. Distinguir entre lo que se hace por la salud de los ciudadanos y lo que se hace por la necesidad de competir y divulgar este instrumento de bienestar y de salud”.

El deporte es un proceso eminentemente pedagógico en cualquiera de sus expresiones, incluyendo la de la alta competencia. En consecuencia, en él es imprescindible la comunicación fluida con ese sujeto a quien le vamos a demandar una gran conquista. Para decirlo más claro, cuando se trabaja con hombres o mujeres, no con máquinas, hay que estar siempre al lado, escuchándolos o como se lee en aquella reflexión “Hagamos por ellos lo que esté a nuestro alcance”.

Con sus deudas, porque como dice el colega de Bohemia, Dayán García, quienes aquí nos emocionaron con sus triunfos o aquellos con los que sufrimos sus reveses, son humanos, creo que la comitiva que representó a Cuba en Río, se ha ganado el aplauso de su pueblo. Ha finalizado en el lugar 18 de 206 Comités Olímpicos Na­cio­nales. ¿Recuerdan a la Canadá de los Juegos Panamericanos, imbatible en To­ronto hace solo un año? Pues aquí alcanzó el último cupo de las dos decenas delanteras, es decir el puesto 20. Eso solo ilustra la ardua batalla librada.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Arnaldo dijo:

16

22 de agosto de 2016

09:36:51


Pesimo articulo,lejos De la realidad y tipico Del periodismo cubano, justificaciones y excusas baratas,vi muy poco lo Que describe,atletas Mal preparados,desmotivados,sin passion,sin convatividad,solo se salvan pocos, cada ves El decenso es peor,solo 11 medallas y escasos finalistas,hay Que hacer algo ya o nos quedamos sin deporte, hay Que cambiar atletas,entrenadores,dirigentes,metodos,la manera arcaica De pensar y ser valientes !!!!! Ojala me publiquen mi comentario y viva El pueblo cubano

bruno dijo:

17

22 de agosto de 2016

09:43:32


Comparto en gran medida los criterios expuestos por Oscar, pero hay que tener en cuenta que lo logrado es con las limitaciones económicas de un país subdesarrollado en recursos y para solo poner dos o tres ejemplos los fusiles, pistolas y escopetas del tiro, los arcos de las flechas o los equipos de esgrima valen millones y para ganar hay que entrenar con ellos. También hemos tenido más confrontaciones internacionales y más foqueo en algunos equipos y atletas pero otros como los de volly de playa hicieron una heroicidad. Es justo reconocer los atletas y los resultados, pudimos alcanzar más pero como se expone en el artículos hay algunos que estuvieron por debajo de lo esperado. Recuerden tambié que hubo cubanos nacionalizados por varios paises, algunos con medallas y eso tambien es el fruto de la Revolución. Felicidades a los triunfadores y a luchar por más.

MAAG dijo:

18

22 de agosto de 2016

10:25:35


exelente resumen de los juegos, solo agregar: es verdad que las ayores posibilidades estan en los deportes de combate,pero hay deportes colectivos que hay que prestarle atención y disponer recursos para su desarrollo ej: voleibol de playa en ambos sexos y hay que mencionar el alto otencial que tenemos en el voleibol de sala, llevamos un equipo de ultima hora y los muchachos dieron la cara, por momento parecian de los grandes, demosle juego y confianza y ya veremos...

Eduardo Torne dijo:

19

22 de agosto de 2016

10:45:55


Pese toda la maldad, la intriga, el soborno, la traicion las deserciones y el robo de nuestros mejores talentos, eso solo se logra porque el deporte es un derecho soberano de nuestro pueblo cubano, y es un legado de su Revolucion Socialista. Viva Cuba libre!!!

dmp dijo:

20

22 de agosto de 2016

10:51:55


Excelente el trabajo el de Oscar, siempre con sus análisis correctos, así nos tiene acostumbrados, quisiera agregar que es importante la lectura de los resultados de un grupo de atletas cubanos que se ubicaron entre los 8 primeros es decir discutieron la posibilidad de incluirse en las finales, destaco el lugar de Pupo, Larduet, Mestre, Alex García, Castillo, Bonne, Salas, Alba, Fournier, la Dupla de Canoa y la Dupla de Voly de Playa, además de Yorgelis, Leonel, el relevo M de 4 x 400, Lazarito en el Triple, Yarisley, los boxeadores Veitía, Iglesia, Perot y Toledo, Marlies Mejías, especial reconocimiento a Eglis Cruz y a la Pesista cubana por ubicarse entre las 10, en deportes complejos para Cuba. Es decir 12 posibilidades de medallas entre ellas 10 discuciones de medallas de bronce que se perdieron, incluyo la de los 4 boxeadores que se ubicaron en el 7 lugar al igual que Alba en el Taekwondo, tres 5to lugares en Judo y 2 en lucha libre. Los lugares alcanzados por Pupo, otra vez en la lucha por las medallas y la dupla cubana de Voly es muy destacado, pudieron perfectamente sumar preseas, igual Manrique, este junto a Yorgelis, la dupla cubana de Canoa, Lazarito junto a Pichardo, Denia y Yaimé, Marlies, el propio Fournier, Alba y las duplas de Voly, incluyo las mujeres que ni asistieron a estos Juegos, son posibilidades reales por su juventud y talento para Tokio, ahora depende del trabajo de preparación en este ciclo, se puede agregar la juventud de los judocas del Team masculino cubano, todos muy jóvenes, el de más edad es Arley, llegará con 30 años a Tokio, los demás entre 25 y 26 años es decir en edad madura. Coincido con Oscar que debe existir una proyección ajustada que nos permita llegar en una mejor posición y preparación a Tokio, los Juegos serán más complicados para Cuba, en primer lugar deportes como el Judo, Taekwondo, Lucha y el Kárate serán en extremo competitivos, lo mismo para la gimnasia, es decir deportes en los que Cuba aspira sumar al medallero, Japón como apreciamos en esta edición se ha comenzado a preparar desde hace 4 años y lo está haciendo con fuerza, lo demuestran los resultados alcanzados en Río, sumemos otras naciones que van a aumentar en deportes en los que hoy están nuestros principales resultados, es decir boxeo y la greco, naciones como Uzbequistan, Kazajastan, Azerbaiyan, Turquía, amenazan nuestros resultados para el próximo ciclo, debe trabajarse con las jóvenes figuras, campeones mundiales juveniles que tenemos en el atletismo y los antes mencionados incluyo a Yarisley, Pichardo, Ofarril y Portilla, además de Skayers, se debe además pensar en deportes como el Voly de Sala y el baloncesto femenino, junto al difícil camino del beisbol para poder asistir a la cita de Tokio, poder incluirnos en los 25 primeros en el 2020 será un reto complicado. Ahora les toca a las autoridades del deporte en Cuba realizar una correcta estrategia en cada deporte y dividirlos por prioritarios a partir de los distintos niveles, Centroamericanos, Panamericanos y Olímpicos. Digo esto por la amenaza real que ya es Colombia y México en el área de Centroamérica, además de Brasil y Canadá en la Panamericana. El deporte actual es un gran negocio, nosotros aunque tenemos otra filosofía, vivimos en este mundo y debemos ajustarnos a estos tiempos si queremos que nuestro deporte se mantenga en la cima, les recuerdo que en el 2015 solo obtuvimos 6 campeones mundiales de estos solo repitieron 3 en esta olimpiada, Arlen, La Cruz y Borrego, cada vez es más difícil para los países pobres como Cuba, país que posee una estructura de base ideal para el desarrollo deportivo, pero se puede explotar aún más el desaparecido sistema competitivo en las primarias, secundarias, preuniversitarios y hasta en las universidades, el deterioro de cientos de instalaciones deportivas es evidente, pero también la voluntad y la entrega de nuestros entrenadores, deportistas y sus familias. Les juro que cuando escuche las notas del himno y observé la imagen de nuestro primer medallista de oro me brotaron lágrimas de felicidad, hoy me siento más orgulloso de ser cubano y eso en gran medida se lo debo a todos los que han tenido esta tarea incluyo a la prensa cubana, esta no debe bajar la guardia y debe seguir preparándose y actualizándose más en esta materia. En fin la tarea es dura, pero vale la pena. Que no le quepa duda a nadie, que actuaciones como la de Brasil, Jamaica, Colombia, Argentina, Venezuela, México y República Dominicana, tienen un poco de Cuba, por ser esta pequeña isla como David que durante mucho tiempo demostró derrotar a varios Goliat.

Fernando Respondió:


25 de agosto de 2016

14:50:08

Hasta donde sé. no hay relación entre las medallas de Jamaica y la colaboración cubana.