ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Contraportada Económica

Rivas, directora de Inversión Extranjera, del MINCEX. Foto: Ricardo López Hevia

Que la inversión extranjera debe constituir un «elemento activo y fundamental» para el desarrollo de determinados sectores de la economía viene siendo, a estas alturas, una afirmación demasiado obvia. Resulta sabido, incluso, lo hecho para allanar el camino hacia los negocios con capital foráneo, desde la aprobación de políticas, la emisión de normativas…Pero lo alcanzado, en correspondencia con todo ello, aún no es suficiente.

Hace casi un año, durante la clausura del Octavo Periodo Ordinario de Sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular, de la VIII Legislatura, el General de Ejército Raúl Castro Ruz llamaba la atención sobre «las dilaciones excesivas del proceso negociador» y la necesidad de «superar la mentalidad obsoleta llena de prejuicios contra la inversión foránea».

Esos lastres –al menos las demoras–continúan, y para el desarrollo, ya se ha dicho mucho, no caben los aplazamientos.

Cierto es que «luego de la aprobación, en el 2014, de la Ley No. 118 de Inversión Extranjera y sus normas complementarias, se constatan algunos avances en la concreción de negocios con capital extranjero, tanto dentro de la Zona Especial de Desarrollo Mariel como fuera de ella», según explicó a Granma Déborah Rivas Saavedra, directora general de Inversión Extranjera, del Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (MINCEX).

«A finales de junio del 2017, ya se había alcanzado un número superior de negocios respecto al 2016: se habían cerrado proyectos que comprometen inversiones de capital extranjero por el equivalente a más de 1 300 millones de dólares estadounidenses.

«Los sectores que demuestran un mayor despegue hasta la fecha son las energías renovables, la construcción y la industria ligera. Además, se han aprobado negocios en otros sectores como la minería, las industrias alimentaria y azucarera, la prospección petrolera, el turismo y el sector bancario financiero.

«En este periodo se avanzó también en la identificación de otro grupo importante de oportunidades de negocio que serán publicadas, como ha sido habitual cada año, en la Feria Internacional de La Habana (FIHAV), a celebrarse del 30 de octubre al 3 de noviembre próximos».

—¿En qué debemos seguir trabajando para lograr que la inversión extranjera alcance los niveles que demanda el desarrollo de la economía?

—Aunque se han evidenciado avances en este 2017, aún no estamos satisfechos con lo logrado en materia de inversión extranjera. Es importante imprimirle mayor agilidad a los procesos que hoy se encuentran en negociación;  debemos acabar con las dilaciones de estos, que dependen, en gran medida, de una jerarquización en la atención y seguimiento por los grupos negociadores cubanos y sus patrocinadores.

«Por otro lado, el empresariado cubano, parte en estos negocios, debe continuar profundizando en lo legislado en materia de inversión extranjera y sus políticas, de manera que no se cometan errores del pasado. Debemos potenciar los proyectos agroindustriales identificados desde hace algún tiempo y que no logramos concretar; así como aquellos que desarrollen infraestructuras, eje estratégico definido en las bases del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta el 2030.

«También se debe prestar la mayor atención a los negocios que tengan como objetivo modernizar nuestras industrias y que contribuyan a la exportación de servicios tanto dentro de Cuba como hacia el exterior».

—Cada año la Feria Internacional de La Habana se consolida como importante escenario de concertación de alianzas comerciales e identificación de oportunidades de negocio. En esta ocasión, ¿qué propósitos se pretenden priorizar?

—La Feria Internacional de La Habana, desde sus inicios, ha sido un espacio importante para lanzar nuevos productos y servicios por parte de empresas extranjeras y cubanas. También se ha hecho costumbre en este escenario, desde el 2014, poner al día al empresariado extranjero sobre cómo marcha la inversión extranjera en el país.

«Cada año se publica por el Mincex la Cartera de Oportunidades de Inversión Extranjera, establecido en la Ley No. 118, e incluye una actualización de los proyectos identificados por cada uno de los sectores de la economía y, sobre todo, de los principios generales y sectoriales de la política pública de inversión extranjera.

«En FIHAV 2016 se realizó, por primera vez, un Foro de Inversiones que contó con la participación de más de 150 empresarios extranjeros de 20 países, quienes intercambiaron con empresas cubanas sobre disímiles proyectos. Varios de ellos fueron aprobados en este año y se encuentran actualmente en fase de preparación o en proceso inversionista.

«Es este el propósito fundamental de la Feria, lograr que los empresarios intercambien sobre los proyectos que son de interés para ambas partes; pero lo más importante es que a partir de ese momento continúen los intercambios constantes para lograr acercar posiciones, cerrar una negociación y presentar el proyecto a las autoridades cubanas correspondientes».

—La realización del Foro de Negocios ya forma parte de las actividades destacadas del programa de la Feria. ¿Cómo se ha concebido este año?

—En esta edición de la Feria Internacional de La Habana se lanzará la Cartera de Oportunidades de Inversión Extranjera 2017-2018 y se realizará el II Foro de Inversiones los días 31 de octubre y 1ro. de noviembre. Este último contará con los habituales encuentros bilaterales entre  empresarios. Hasta la fecha se han acordado más de 200 citas con empresas de más de 30 países, las cuales han solicitado sus encuentros mediante una plataforma digital.

«Este II Foro contará, además, con un panel agroalimentario, donde sectores tan importantes como la agricultura y las industrias alimentaria y azucarera expondrán sus políticas y proyectos a desarrollar con capital extranjero. Igualmente, se desarrollará un panel industrial en el cual las áreas de la construcción, las industrias ligera, sideromecánica, química, electrónica y biotecnológica, así como la rama hidráulica explicarán sus proyectos, enfocados hacia el desarrollo de las infraestructuras y la actualización del entramado industrial del país.

«En ambos espacios los empresarios extranjeros escucharán una información detallada de estos sectores priorizados y podrán realizar intervenciones y debates que los ayuden a entender más nuestras políticas y oportunidades de inversión».

—La presentación de la Cartera de Oportunidades es una actividad muy esperada. ¿Qué novedades propone en esta ocasión?

—La Cartera de Oportunidades 2017-2018, que se publicará en FIHAV 2017, incluye más de 450 proyectos de todos los sectores estratégicos de nuestra economía. Cuenta con nuevos proyectos en el sector agroalimentario, la industria azucarera, incluyendo las energías renovables con biomasa cañera, el turismo, la construcción y en la Zona Especial de Desarrollo Mariel.

«Además, en la Cartera se presenta información sobre la actualización de la política del sector hidráulico, importante por su impacto en las infraestructuras del país; la ampliación de la política del sector bancario financiero con la incorporación de la actividad de seguro; y se dan a conocer las políticas específica del sector cultural con dos propuestas de negocio».

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Armando17 dijo:

1

27 de octubre de 2017

06:53:08


Agricultura, industria alimentaria y azúcar, renglones que dejan mucho que desear en las provincias mas orientales, dígase Guantánamo específicamente. Los mercados agropecuarios integrales brillan por su ausencia.

Miguel Angel dijo:

2

27 de octubre de 2017

07:31:57


La información periodística se recibe "alto y claro", como en otras oportunidades. Por qué persiste este mal, ya criticado por la mas alta dirección del país? No podemos erradicar definitivamente este marabú en los procedimientos de los negocios con el extranjero, indispensables para el desarrollo económico, de la misma manera q acontece, en no pocas ocasiones, en lo interno. Es un escollo insalvable? No somos capaces de eliminar esta 5ª columna? Al heroico pueblo cubano le molesta, agobia y desalienta esta situación, es sumamente perjudicial, se impone su total y definitiva erradicación.

Humberto Calaña Capestany dijo:

3

27 de octubre de 2017

07:32:27


De palabras como estas: "no estamos satisfechos"; "importante imprimirle mayor agilidad a los procesos"; "debemos acabar con las dilaciones", etc., etc., ya estamos cansados de escucharlas, ¿Cuándo se va a eliminar eso?; ¿de quién depende sino en primer lugar de los mismos directivos del Comercio Exterior", ¿habrá que esperar que RAUL haga nuevos señalamientos? Hay que acabar de las palabras a la acción y como certeramente expusiera nuestro Comandante en Jefe "Hay que cambiar todo lo que debe ser cambiado", es inobjetable que la burocracia nos está haciendo tremendo daño y frenando el desarrollo que necesita nuestro país

Joel dijo:

4

27 de octubre de 2017

08:18:10


Se ha hablado mucho de lo que representa la inversion extranjera para el desarrollo del pais, el propio Raul en varios foros ha insistido en lo importante que es para la economia y la celeridad para la aprobacion de estas inversions con la que se debe actuar. Entonces yo me pregunto y me imagino que muchas personas que esten atentos al quehacer economico de la isla se cuestionen lo mismo: Quien o quienes son los organismos que estan retrasando este proceso??

Liam dijo:

5

27 de octubre de 2017

08:39:45


Leo y transcribo las palabras de Raúl diciendo que hay que acabar con «las dilaciones excesivas del proceso negociador» y la necesidad de «superar la mentalidad obsoleta llena de prejuicios contra la inversión foránea». Y sigue la periodista: Esos lastres –al menos las demoras–continúan, y para el desarrollo, ya se ha dicho mucho, no caben los aplazamientos. Yo me pregunto: ¿No es vergonzoso que aún con una nueva ley siga ocurriendo esto? ¿No es más penoso que después de 3 años el volumen de negocios sea tan bajo? ¿Qué vamos a hacer? ¿Quién o quiénes son los responsables de estas dilaciones? ¿Qué hay detrás de todo eso? Voy más allá: Este artículo no debe ser sobre el lamento de lo no hecho y la repetición de lo que ya se sabe hasta el hastío. Este artículo y me perdona usted Yudy, que es una excelente profesional y sé que ello escapa a sus manos, debe ser sobre el número, nombres y apellidos y cargo de los responsables de estas demoras, la cantidad y tipo de sanciones administrativas, disciplinarias o penales adoptadas con ellos por daño “no cuantificable” a la economía cubana; cantidad y tipos de negocios que se han presentado y las razones por las que no se aprueban, cuáles medidas se van adoptar de inmediato para resolver esto, o es que se va a esperar al 2030 para elaborar otra estrategia. Mientras tanto seguimos entretenidos echándole todas las culpas al bloqueo. El tiempo nos está pasando por encima y nos va a pasar factura.