ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Cada vez se torna más evidente la necesidad de acelerar la entrada de capital extranjero en la economía cubana, a fin de levantar la actividad inversionista en general y conseguir entonces un despegue sólido del crecimiento económico. Mientras no se cierre ese ciclo, le faltarán puntales al desarrollo en su versión cubana: el socialismo próspero y sostenible.

En Cuba ha ganado consenso la tesis de captar inversiones extranjeras entre 2 000 millones y 2 500 mi­llones de dólares cada año. Esa inyección daría una tasa de inversiones superior al 20 % del Producto Interno Bruto (PIB), nivel aceptado como mínimo necesario para que la economía suba al menos un 5 o 6 %. Solo cuando alcance esos rangos de crecimiento de manera sostenida, el país podría entrar en la senda del desarrollo.

La evolución más reciente de la economía cubana confirma por lamentable contraste la lógica de estas ecuaciones.

Según la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI), la tasa de inversiones oscila en torno al 10 % del PIB desde hace años. Coincidentemente, la economía ha avanzado poco y este año decreció por primera vez en más de dos décadas. Aunque limitar las causas del pobre crecimiento a la débil actividad inversionista conduciría al pecado de la imprecisión y a otros riesgos de mayor gravedad, las coincidencias son señales que merecen atención.

Pese al giro que experimentó en años recientes la política de inversiones extranjeras, cuando el gobierno les confirió importancia estratégica —antes las entendía apenas como complemento de la economía—, esta es una alternativa de lenta expansión. Desde la aprobación de la Ley 118, de Inversión Extranjera, en marzo del 2014, han recibido luz verde 83 proyectos con capital externo, con un valor total por ejecutar de 1 300 millones de dólares.

Los informes presentados en la pasada sesión de la Asamblea Nacional del Poder Popular indican que la inversión foránea asume solo el
6,5 % del plan inversionista del país en el 2017. Todavía es muy bajo, como reconoció el ministro de Economía, Ricardo Cabrisas. A juzgar por datos parciales, la captación anual anda en el orden de unos pocos cientos de millones de dólares, lejos del monto que precisa Cuba para hablar de desarrollo.

La adopción de beneficios tributarios, la cartera de oportunidades, la simplificación de trámites y la renegociación de deudas con otros países para ganar credibilidad financiera in­ternacional, entre las medidas para atraer inversionistas, no han resultado suficientes. Una economía demasiado centralizada todavía —visible en los escalones para aprobar una asociación con capital extranjero—, baja eficiencia en la planificación, poco hábito de las empresas para maniobrar en mercados externos, dualidad monetaria y cambiaria y otros conflictos estructurales pendientes de solución, retardan la iniciativa empresarial y ministerial frente a hombres de negocios de otros países.

La punta de lanza en la nueva estrategia inversionista, la Zona Especial de Desarrollo Mariel (ZEDM), aunque ha mostrado aceleración este año, todavía necesita crecer más. Desde su inicio en el 2013, ha incorporado 19 proyectos de compañías extranjeras, mixtas y cubanas, 11 de los cuales entraron al ruedo después de noviembre del 2015.

No es solo cuestión de cifras, ni de consensos para multiplicar las inversiones. Esta política busca más que sumas de financiamiento externo. Apun­ta también a objetivos en torno a los cuales se encona la pelea comercial en el mundo: la adquisición de tecnologías de avanzada y el acceso a mercados. Vital para ampliar las exportaciones y los ingresos de Cuba, reoxigenar la industria y desatar tecnologías como las fuentes renovables de energía, es un camino imprescindible para el desarrollo y, a la vez, muy espinoso. El bloqueo económico de Estados Unidos agrega obstáculos.

La política de inversiones extranjeras requiere de prudencia pero de mayor diligencia también. Los controles para evitar la plaga de la corrupción no pueden convertirse en un freno. La intervención de formas de gestión no estatales en la asociación con capital foráneo es una alternativa que comienza a cavilarse y debiera ampliarse en la misma medida en que ganan espacio las cooperativas y empresas privadas en el modelo económico cubano.

Tendrán que repensarse en ese momento la manera en que participan de los beneficios los trabajadores de empresas estatales asociados con inversiones extranjeras, para no aumentar sus desventajas frente a las formas no estatales. La participación real de esos trabajadores puede garantizar controles más efectivos y claves de desarrollo socialista que no se miden solo con cifras.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Liber Puente dijo:

1

30 de diciembre de 2016

06:44:31


Buen aporte a este necesario debate actual. Seria util analizar las implicaciones no positivas de la inversion extranjera que no todo es bueno. La ampliacion de las oportunidades y condiones para el sector no estatal podria contribuir a la credibilidad de Cuba como destino de inversiones y desatar aun mas las reservas productivas de nuestra sociedad que mucho mas podria contribuir a su desarrollo, junto a todo lo demas.

Alberto dijo:

2

30 de diciembre de 2016

07:35:28


Tan inteligente y triunfadores que son los cubanos por naturaleza en la mayoría de las ramas de la vida y en lo económico no se acaba de estudiar cuál es el secreto de triunfo económico en china y Vietnam países socialista Cuba tiene que acabar de hacer las cosas correctamente en lo económico . Sabía ustedes que el 90 % del desarrollo industrial tecnológico económico que ha logrado china ha sido por permitir la inversión extranjera a gran escala en todas las esferas de la vida inclusive hasta los cuentapropistas chinos reciben inversión estranjera es decir asociaciones cooperativas privadas chinas con empresarios externos lo mismo está haciendo Vietnam .Si Cuba se diera cuenta que la única fórmula de atacar el bloqueo de Estados Unidos es permitiendo la inversión estranjera en todas las esferas de la vida en Cuba como lo hace china , señores los inversionistas extranjero lo ponen todo inclusive Cuba dejaría de importar todo lo que tiene que comprar en el mercado externo porque todo lo produciría dentro de Cuba serviría para el mercado mayorista nacional y el excedente para la exportación sumado a que el gobierno no tiene que buscar dinero pa pagar salario hasta del mejoramiento del nivel de vida del pueblo en poder adquisitivo de la moneda nacional y al mismo tiempo ya el bloqueo dejaría de ser nuestra pesadilla de sueños por más de 50 años y Cuba tiene que empezar a hablar de buscar el desarrollo pensar un poco más en Cuba si en Cuba el desarrollo de Cuba de una ves y por todas no necesitamos que se valla ningún bloqueo desarrollemosno nosotros mismo atrayendo inversiones y produciendo todo hasta carro y autos si vienen compañías a querer producirlo gracias

Jesus dijo:

3

30 de diciembre de 2016

07:42:32


Saludos, Malmierca en la inauguración de la Feria fue el primero que hizo público este problema de la excesiva lentitud en los últimos tres años de la aprobación de la inversión extranjera. No se acaba de señalar donde está el nudo, mientras no se identifique el problema persistirá.

Alberto dijo:

4

30 de diciembre de 2016

07:46:55


Les pongo el ejemplo de Rusia los rusos tienen u embargo económico por parte de Europa y Estados Unidos desde hace par de años y la economía rusa crece a ritmos de 3 y 6 por ciento sigue viento en popa cuál es el secreto bien sencillo tiene su política de inversiones extranjera en todas las ramas al estilo de china y Vietnam y ellos no tienen que buscar ninguna divisas pa seguir creciendo o modernizando sus industrias no sentaitos esperan los inversionistas extranjero y ahí va el desarrollo viento en popa en Rusia por eso es que el embargo económica de Europa u Estados Unidos a Rusia Rusia no se lo siente entonces Cuba cuál es la solución a cortar la afectación del bloqueo a Cuba por parte de Estados Unidos señores inversión estranjera inversión extrajera en todas las ramas pa empezar a producirlo todo lo que consumimos dentro de Cuba eso es autoabasteserce y el exedente expórtalo y obenter más divisas y al mismo tiempo se cuela Cuba dentro de los paises de economías emergentes si si si el desarrollo industrial de Cuba si muchos por cantidad de países se desarrollan de esta manera caballero si nos gusta que enseñes a otros países en educación salud y deporte porque no hacemos lo mejorcitos de ellos como china y Vietnam porque ? Inversión extranjera no hay ni que ir a comprar nada exprernamente producirlo todo como china y Vietnam y entonces al carajo el bloqueo descarado de más de 50 años ya es ora de que Cuba demuestre su poderío si su poderío no hace falta petróleo ya es ora de enseñarle al mundo que en lo económico también

Miguel Angel dijo:

5

30 de diciembre de 2016

08:19:50


Interesante trabajo, en el mismo encontrarán muchas personas las respuestas q esperaban, los argumentos expresados parecen sólidos. Si todo es como se expresa por el autor, en su opinión, son fundamentalmente los indicadores de estructura los q dificultan los éxitos de funcionamiento y los resultados esperados en el importante eslabón de incrementar las indispensables inversiones extranjeras, con el objetivo de reactivar y "oxigenar" la economía, entonces manos a la obra, con la manga al codo, con audacia, quien no arriesga no triunfa, no puede limitarnos el temor, la inseguridad, el miedo, debemos establecer los controles para evitar la maldita pandemia de la corrupción (será q acaso no está omnipresente, no existe en la actualidad?), tomar las medidas "ejemplarizantes" con quien cometa el delito, las q sean necesarias. Tal como mis limitadas capacidades de raciocinio me lo permiten, interpreto del trabajo realizado por el periodista Ariel Terrero, donde expresa: "El bloqueo económico de Estados Unidos agrega obstáculos", infiero q el problema en su mayor por ciento "es nuestro", "factores internos", por lo q se impone destrozarlos, aniquilarlos, eliminarlos de nuestra Patria. Si todo es así de fácil, no entiendo para q se dedican muchas jornadas, no se cuantos días, horas, meses, años quizás, a discutir programas de desarrollo, planes estratégicos de desarrollo, incluyendo hasta el 2030, donde participan muchos especialistas de todas las esferas, académicos, expertos, decenas de miles de militantes del PCC y la UJC, se adoptan medidas, se someten posteriormente a una discusión nuevamente con militantes, con un grupo importante de estos y otros especialistas y mas expertos, todo lo q será sometido en el venidero 1º semestre del 2017 a la aprobación de la Comisión designada por el VII Congreso del PCC. Pero, es q el presente trabajo, el q estoy leyendo detenidamente, aparece en el Granma, Órgano Oficial del mismo PCC, por tanto, quedo con muchas mas dudas q cuando comencé a leerlo. Gracias por su paciencia.