ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Yipsi Moreno siempre se entregaba al máximo, más allá del resultado competitivo. Foto: Ricardo López Hevia

A un mes de que se inicien en Lima los XVIII Juegos Panamericanos retomo e invito a recorrer un concepto, cual homenaje a quien lo expresó hace ya ocho años, justo cuando como ahora una comitiva deportiva se alistaba para una cita similar en Guadalajara. Ante la presión en el medallero de Brasil, Canadá y la entonces sede, México, José Ramón Fernández, sí, el Gallego, dijo: «no tenemos un pronóstico, tenemos un propósito».

Un vaticinio allí no apuntaría al segundo lugar que finalmente alcanzaron los atletas de la Mayor de las Antillas. Propósitos y pronósticos ni son iguales ni se parecen. El primero, a diferencia del segundo, tiene poco que ver con señales previas, condiciones, cualidades técnicas o tácticas de un competidor, avales, circunstancias de logísticas o ventajas económicas que están detrás de un resultado deportivo; un propósito tiene su soporte en la voluntad de lograr una meta por difícil que sea. La Revolución Cubana, que gestó y le dio al mundo el poderoso movimiento deportivo del cual se precia esta Isla es la prueba más fehaciente.

Se quedó casi sin médicos y se convirtió en una potencia de salud para sus nacionales y el mundo; se propuso un país de hombres de ciencia y muestra hoy un valladar científico; heredó el analfabetismo que asesina a los pueblos y es reconocida entre las naciones de más valores en la educación a nivel mundial; y ha destrozado todos los pronósticos de politólogos y trasnochados profetas que predestinaron que ante el genocida bloqueo económico, comercial y financiero de la más poderosa potencia imperial que ha conocido la historia de la humanidad, con sus leyes extraterritoriales, mentiras y agresiones de todo tipo, que la Revolución no resistiría. La historia ha demostrado cuánto pesa el propósito de los hijos de un pueblo empeñado en vencer y desarrollarse.

Cuando los deportistas cubanos dicen que en Lima van por más no exponen una pretensión referida a los resultados, sino la de combatir en esa emulación pacífica que es la competencia deportiva con lo que tienen como aval y poner el extra. Se trata de salir, como lo hacía Yipsi Moreno, a la jaula del lanzamiento de martillo, como leona, sin importar cuál sería el resultado, solo que el implemento cayera más lejos; Anier García, en los 110 con vallas en Sydney-2000; Driulis González en el judo de los olímpicos de Atlanta-1996, ante una seria lesión cervical; Ana Fidelia Quirot en los mundiales de 1995 y 1997, con sus dos medallas de oro sobre la heroica andadura que era su cuerpo con las cicatrices de las quemaduras, o como las voleibolistas cubanas en el 2000 que derribaron a un fuerte elenco ruso para ceñirse su tercera corona olímpica consecutiva.

Esas hazañas no respondían a un pronóstico, fueron obra del propósito de las heroínas y héroes, y de sus entrenadores, de quienes Fidel sacó su imprescindible texto Para el honor medalla de oro, el 24 de agosto de 2008. De ese honor se habla cuando se exclama vamos por más.

La exigencia es ir sobre las 36 medallas de oro o por un puesto encima del cuarto en la tabla de medallas, incluso por las dos cotas, con lo cual se superaría la actuación de Toronto-2015, aunque sean ambas bien difíciles de alcanzar. Ya sabemos por el análisis de los especialistas del Inder que Brasil cuenta con 20 deportes con opciones de títulos, mientras Canadá tiene en 14, y México, Colombia y Cuba en 13; que la delegación cubana no estará en 149 de las 419 discusiones de medalla, y que las posibilidades identificadas de triunfo son de 44 cetros, lo cual obliga a una efectividad de esos candidatos por arriba del 80 % en cada final.

Es otro reto que pasa por el altísimo compromiso de los deportistas con su pueblo, y que a nuestro juicio pudiera saldarse con una cosecha  de 39 metales dorados. Según el director de Alto Rendimiento del Inder, José A. Miranda, en la Mesa Redonda del pasado día 11, la calculadora de los más entendidos se acercaba a esa cifra.

Andre Kolechkine, belga, pero de corazón cubano, quien introdujo el judo en nuestro país, les decía a sus alumnos: «Para ver paisajes bonitos hay que subir montañas muy altas». Las de Lima son tan empinadas como las de Machu Picchu, por eso hay que escalarlas con las mejores armas: el propósito y la voluntad de ver el valle.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

E.Navarro dijo:

1

26 de junio de 2019

07:12:31


Pienso q Cuba estara entre los tres primeros,pero tenemos q fajarnos,recuerden q el deporte de hoy no es el mismo de antes,se ha comercializado mucho,existen intereces mercantiles q influyen y determinan en los resultados de los eventos...Si hemos sido el unico pais en America q quedo por delante de USA en pleno Periodo Especial en los Panamericano de 1991 ahora nos toca fajarnos mas dudoro...Saludos E.Navarro

JEGC dijo:

2

26 de junio de 2019

14:48:00


Según la RAE, pronóstico es predicción del futuro y propósito es objetivo a alcanzar. A mi modo de ver, un atleta cubano del alto rendimiento (profesional) cada vez que vaya a una competencia cualquiera debe (tiene) que alcanzar al menos iguales o mejores resultados que los ya alcanzados. Si repite en una competencia posterior tiene mejorar el lugar alcanzado en la anterior. Ese atleta como cualquier otro profesional de cualquier rama (médico, ingeniero, etc.) tiene que alcanzar la idoneidad demostrada que lo avala como tal. Para eso se le paga un salario mensual y el Estado invierte recursos en su preparación. No se premian esfuerzos si no resultados. Creo que eso lo dijo el Che.

el poeta yumurino dijo:

3

26 de junio de 2019

15:25:32


!! LAZARO,…. DIO EN EL BLANCO !! -1- Sencillamente magistral es el único calificativo del dominio imperativo de Blanco, ese estelar junto al cambio ideal de una alineación madura que mostro más compostura aunque el joven Cesar Prieto se mantuvo bien inquieto al jugar con gran holgura. -2- La pesadilla ya oscura de tres derrotas al hilo hizo cambiar el estilo al subir la temperatura esperando con postura ese primer lanzamiento con tanto detenimiento dejando atrás el apuro como Raulito al conjuro que tuvo buen rendimiento. -3- Apuesto por la dignidad a pesar del resultado a Lima el oro sagrado es la principal verdad defender la integridad es nuestra principal opción condenamos la traición de aquel que torció el destino nuestro único camino: ¡! defender la Revolución ¡!. ---000— EL POETA YUMURINO 26 de Junio de 2019

Ramon dijo:

4

26 de junio de 2019

18:15:55


Yo sigo insistiendo en el tema de recuperar y modernizar nuestras Instalaciones deportivas, desde la base, pues sin ellas no hay Piramide de desarollo y sin ello no se va a ninguna parte. Restaurar los tabloncillos en las EIDE y en las Salas Techadas. Es indispensable hacerlo pues ni aun volviendo a recuperar el segundo lugar en el medallero Panamericano y que n os envuelva la euforia por el buen resultado debemos dejar a un lado el terminar como se debe y merecen nuestros deportistas cada instalacion. Por ejemplo Nuestro Ciclismo de Pista no se ha podido entrenar en el Velodromo porque la pista debe ser restaurada completamente y cubierta con una superficie especial para evitar que las bicicletas resbalen cuando corren a gran velocidad en los peraltes y rectilineos. En este caso nuestros ciclistas de Pista han debido entrenarse en la carretera haciendo kilometros, que no es lo mismo. Tambien el obsoleto Poligono de Tiro Enrique Borbonet, un deporte multimedallista para estos eventos y que debe ser terminado y modernizado con los niveles de calidad que muestras los Poligonos de nuestro continente y area. Tambien he leido entrevistas de Carlos Gil entrenador principal del equipo nacional de Gimnasia artistica, donde hace hincapie que la aparatura de la Escuela Nacional de Gimnasia ya no es actual, y no esta a la altura de la que encontraron en Costa Rica, donde han tenido una base de entrenamiento de un mes y donde han podido aplicar las cargas, segun sus palabras, que con la aparatura que contamos no seria posible ( Seria mil veces mejor poder contar con una aparatura moderna en la Escuela Nacional los 365 dias del ano para preparar como se deben a nuestros Gimnastas que deber luego viajar con los gastos que implica un mes y medio antes de los Juegos a otro pais para podernos entrenar en condiciones idoneas ) , cada ano esas bases de entrenamiento en el exterior no son la mejor solucion siempre. Estoy seguro que como se han preparado nuestros deportistas desde el ano pasado, en Lima haremos un buen papel y superaremos las 36 de Oro de Toronto y tendremos tambien buenos resultados de atletas jovenes con ganas de representarnos en la proxima Olimpiada de Tokio 2020. Pero nunca podemos dormirnos en los laureles.

danilo santiesteban mayor dijo:

5

7 de julio de 2019

09:01:58


Propósito y pronóstico deben convertirse en la meta a alcanzar. No puede haber dudas o titubeos. Está competencia no es un tope amistoso. Aquí se va ganar, sí o sí, y a demostrar quién está mejor preparado en esta etapa que es la antesala de los JJOO.