ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Piratas y Elefantes rivalizarán desde hoy. Foto: Modesto Gutiérrez

Concluyó la etapa clasificatoria del VI Campeonato Nacional de Béisbol Sub-23, un evento necesario para el desarrollo de nuestro deporte nacional a pesar de sus deficiencias, muy especialmente en lo referente a pitcheo y defensa.

Sin embargo, hubo entrega en el diamante, como corresponde a la juventud de los integrantes de los equipos contendientes, con un grupo, el A, con dos de sus miembros empatados en el puesto de honor y otro, el C, donde el ganador solo pudo sacar un juego de ventaja.

Precisamente por esto escojo a Cienfuegos y a Santiago como favoritos para imponerse en ambas semifinales. Los Elefantes vinieron de menos a más y, parafraseando aquello de que «el paso del elefante es lento pero aplastante», terminaron sacándole cuatro juegos de ventaja a Matanzas, un conjunto cuyo inicio fue de marcadores de escándalo, para después caer estrepitosamente.

Su rival, la Isla, ya sabe lo que es ganar un campeonato. Pero eso no basta. Es cierto que su cuerpo de lanzadores resultó el mejor de la lid, 2,92, único por debajo de las tres limpias, pero los sureños pegaron más triples (19) y jonrones (25) que los demás, como también acumularon más bases (532) y por ende lideraron el slugging (441), además de ser los mejores fildeadores, 971.  Los Piratas son bravos…, pero los Elefantes barritan fuerte.

En la semifinal oriental, Santiago de Cuba vuelve por sus fueros tras ser eliminado la temporada pasada. A pesar de no jugar en los cuatro primeros desafíos, las Avispas del novel mentor Elizardo Guilarte tenían el primer lugar en el bolsillo, faltando partidos por efectuar. Son los más rápidos de la justa, 48 bases robadas, y su pitcheo fue segundo con 3,01, como también su fildeo, 969.

Frente a ellos estará el Sancti Spíritus de Eriel Sánchez, líderes en jit (402, único por arriba de 400), mejores en average, 328, además de tener ya experiencia de ir a una final, la de 2015 versus La Habana. Tradicionalmente los Gallos cantan alto… y las Avispas pican duro. Veamos lo que dirá el terreno.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

WILLIAM dijo:

1

6 de junio de 2019

10:52:52


buen día, de verdad que lo de ustedes no es facil, no hay manera de que acepten la calidad de los equipos de la isla, les deseo lo mejor como decia el amigo de meteorología, solo les pregunto, si llegan es porque les regalaron los juegos???, si es el único que repite en la final,, porque será¿¿¿, que equipo jugo más contento que este¿¿¿ se los dejo de tarea ya se veran los resultados , saludos

ULIENNYS dijo:

2

6 de junio de 2019

13:45:51


Pienso que la isla se ha ganado el puesto juego a juego y las estadística son buenas pero el resultado final se tiene en el terreno, pero lo más importante es hacer un espectáculo bonito para el pueblo.

Reysanchez dijo:

3

6 de junio de 2019

18:00:56


Respetando criterios, considero muy poco fiable dar pronosticos, dado que por este sistema de competencia, ninguno de estos equipos se han enfrentado, no se conocen y por otro lado, sus numeros de bateo y picheo lo alcanzaron con equipos de su zona y eso tampoco da una comparacion que pueda ser fiel a su real poderio en esas areas, solo en defenza se puede comparar por razones que no necesitan explicacion.

José V González dijo:

4

6 de junio de 2019

18:22:22


Realmente es sobresaliente la actuación de Cienfuegos, similar ya a la del año pasado, que puede superar si logra llegar a la final. En mi opinión, la Isla de la Juvetud, campeona de la versión anterior, merece un análisis detenido, excelente pitcheo, tres abridores por encima de los demás semifinalistas, defensa aceptable para esta liga, bateadores oportunos y de poder. Han heredado la estirpe de sus mayores, que compiten en igualdad de condiciones con el resto de las provincias, que los superan en habitantes, aún cuando siempre cuentan con jugadores de otras provincias como Pinar del Río y La Habana, pero la base es Pirata. El haber obtenido el título el pasado año es un elemento importante, añade presión y también es compromiso. Debe volver a discutir el campeonato este año. Santiago de Cuba, no por gusto campeón dos temporadas consecutivas, tendrá un duro escollo en los gallitos espirituanos, con Rodolexis Moreno madurando, por cierto, se aprecia un dolor de cabeza en el futuro del infilder se los equipos nacionales, Aloma, César Prieto, Moreno, el SS de la Isla, Andrés Hernández, Leonel Segura y Chapelli de Camagüey, entre otros. La bujia que ha significado este año para el equipo, creo para toda la afición, el caso del derecho Roberto Hernández, es un detalle que no puede pasar por alto, si Pedro Álvarez pudiera haber estado en este equipo la fuerza del pitcheo sería de respeto, lo mismo que para Santiago el caso de Norge Carlos Vera, seguidor de calidad de su padre, uno de los mejores lanzadores derechos que han pasado por la pelota cubana, quien se desestimó en los últimos años de su carrera y el accidente de tránsito truncó definitivamente. Aquí coincido con el criterio del comentarista, Santiago de Cuba debe clasificar a la final. Ya en esa última etapa, encuentro entre campeones, mi balanza se inclina hacia la heroica Santiago.

Rubén dijo:

5

6 de junio de 2019

19:15:21


Que ganen los mejores. Me gustaría una final entre Sancti Spíritus y Cienfuegos.