ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Kinugasa en su época de pelotero con el equipo Hiroshima Toyo Carp. Foto: Nippon.com

Nunca llegó a conocer a su padre. Nació el 18 de enero de 1947, hijo de madre japonesa y padre afroamericano, un soldado destacado en Okinawa que los abandonó al finalizar su servicio, por lo cual Sachio recibió el apellido materno, Kinugasa, y la burla de sus compañeros de escuela, por su mezcla racial.

Pero nada podía amilanar a Sachio, quien ingresó a la Heian High School en Kyoto y más tarde al campeonato nacional japonés de esa categoría jugando la receptoría. A los 18 años ya había recibido un contrato del equipo Hiroshima Toyo Carp en 1965. Pero no le fueron nada fáciles los tres primeros años.

Entre 1965 y 1967 no llegó a jugar 30 partidos por temporada, aunque en el último periodo promedió 250 y comenzó a demostrar su potencialidad en la primera base, después de abandonar la receptoría. El despegue llegó un año más tarde, con 21 años, cuando se desempeñó como regular en 127 desafíos y bateó 109 jits, con 21 cuadrangulares y average de 276.

Sachio no poseía el biotipo de la mayoría de los peloteros de hoy día. Medía 5,9 pies y pesaba alrededor de 165 libras. Comenzó en la primera almohadilla, y más tarde, según le aconsejó el primer mentor caucásico del béisbol japonés, Joe Lutz, se trasladó hacia la tercera base.

Kinugasa dejó de participar en un desafío el 18 de octubre de 1970. A partir de ese día comenzó una cadena de 17 temporadas consecutivas sin sustituto en la primera base de su equipo, el Hiroshima Toyo Carp. Eran 130 partidos por año, pues en aquellos tiempos no se había aprobado el calendario de 143 encuentros vigente en este momento. 

El 2 de agosto de 1980 había implantado la marca para el béisbol japonés de 1 247 juegos y siete años después, el 11 de junio de 1987, empataba la marca de Lou Gehrig de 2 130. Después, 85 partidos más adelante, Kinugasa dijo adiós al béisbol totalizando 2 215 juegos consecutivos. En ese momento era el puntero mundial en choques en los que participó consecutivamente. El torpedero Carl Ripken, en las Grandes Ligas estadounidenses, tendría que esperar nueve años para destronarlo.

ENTRE LOS DIEZ PRIMEROS

Sachio Kinugasa, el «hombre de hierro», no fue solo constancia y dedicación, fuerza de voluntad y amor al béisbol. También mostró calidad, resultó ser uno de los mejores bateadores derechos de la pelota japonesa, ubicado entre los primeros en varios departamentos.

Fue séptimo en cuadrangulares conectados con 504, detrás de Sadaharu Oh (868), Katsuya Nomura (657), Hiromitsu Kadota (567), Koji Yamamoto (536), Kazuhiro Kiyohara (514), Hiromitsu Ochiai (510) e Isao Harimoto (504).  Estos son los únicos con más de 500 cuadrangulares en el béisbol de la Tierra del Sol Naciente.

Kinugasa clasificó quinto entre los bateadores de mayor cantidad de jits, con 2 543, empatado con Yutaka Fukumoto y detrás de Isao Harimoto (3 085, único con 3 000 o más jits en Japón), Katsuya Nomura (2 901), el espectacular Sadaharu Oh (2 786) e Hiromitsu Kadota (2 566).

Y es el undécimo en cantidad de carreras impulsadas, con 1 448 detrás de varios de los mejores sluggers de la historia del béisbol nipón. Sadaharu Oh (2 170, único con 2 000 o más), Katsuya Nomura (1 988), Hiromitsu Kadota (1 678), Isao Harimoto(1 676), Hiromitsu Ochiai (1 564), Kazuhiro Kiyohara (1 530), Shigeo Nagashima (1 522), Tomoaki Kanemoto (1 521), Katsuo Osugi (1 507) y Koji Yamamoto (1 475).

Kinugasa ascendió al Salón de la Fama del béisbol japonés en 1996. Mucho antes, el 22 de junio de 1987, fue galardonado por el primer ministro Yasuhiro Nakasone con el Premio Nacional del Honor, distinción que se le concede a personalidades distinguidas del deporte, el arte y otros campos, como el famoso director de cine Akira Kurosawa.

Falleció el 23 de abril de 2018. Cuatro días antes había trabajado por última vez como comentarista deportivo. Es uno de los más famosos jugadores de béisbol de toda Asia, casi desconocido en Occidente.   

Fuentes: www.nytimes.com,

www.baseball-reference.com

www.japantimes.com

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Juan Aguilera Carbonell dijo:

1

26 de abril de 2019

08:33:16


Muy buen articulo, pero hay un error de concepto, cuando se usa la palabra Biotipo es para referirse a las condiciones internas del ser humano, como resistencia, fuerza, rapidez, capacidad de recuperacion, etc. pero cuando se refiere a la estatura,peso, largos de sus brazos, etc. se usa la palabra somatotipo(Soma=Cuerpo) y si estamos hablando de que el pelotero japones tenia 5.9" y pesaba 165 libras, eso es somatotipo. Saludos desde Toronto, Juan Aguilera Carbonell.