ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Erlis Casanova cubrió toda la ruta frente a Ciego de Ávila para llevar a Las Tunas a su segundo éxito consecutivo en el arranque de la postemporada de la 58 Serie Nacional de Béisbol Foto: István Ojeda Bello

Dos equipos, los que salieron con la etiqueta de favoritos para vencer en las primeras series play off de esta postemporada de la 58 Serie Nacional de Béisbol, plantaron con sobrada evidencia esa credencial sobre el terreno y ya Las Tunas y Villa Clara tienen par de victorias sobre avileños y espirituanos, respectivamente.

Y ese rótulo de distinguidos pasaba en el caso de los Azucareros por las cualidades de su equipo, ancladas en la profundidad de su pitcheo y con el sostén de su defensa, mientras que el de Las Tunas se validaba, y aún se valida, en el hecho de que ha sido el mejor conjunto de pelota de principio a fin de esta campaña. Al menos, por ahora porque esto es béisbol, nadie lo olvide el deporte más impredecible de cuánto se conocen, los vaticinios se van cristalizando con aplastante realidad.

LAS HACHAS DE LOS LEÑADORES TIENEN FILO Y CONTRAFILO

Foto: Ricardo López Hevia

Cuando decimos que los tuneros del mentor Pablo Civil forman el mejor equipo de la temporada es porque a su temible poder ofensivo, han ido sumando poco a poco virtudes tanto a la defensa como en el pitcheo. En la primera de sus victorias su cuerpo de lanzadores fue clave, sobre todo el responsable de la apertura, el mejor zurdo de Cuba, Yoanni Yera, quien en siete completos maniató a los maderos de los Tigres permitiéndoles solo tres imparables y una limpia, con cinco ponches y cuatro boletos, y el encargado del largo relevo ganador: Yoalkis Cruz: seis y dos tercios, con cinco inatrapables, seis ponches y una sola base para dejar sin pisar el home a sus contrarios.

En el programa de este sábado fundieron en poco más de tres horas todos los atributos de un juego de

béisbol. Vimos excelentes fildeos, como el de Jorge E. Alomá por encima de la segunda base y el excepcional engarce de Yunieski Larduet, en la pradera central, sobre una línea tendida de Oscar Luis Colás, el mismo que había sido víctima la noche anterior de otra jugada de leyenda de Andrés Quiala que lo despojó de un jonrón que le hubiera permitido a los avileños soñar con ese primer triunfo. Y también expusieron su arma principal, su fuerza al bate, aunque estuvieron silenciados en los tres primeros capítulos por un Yander Guevara que los tenía sin jits hasta que en el cuarto episodio llegó ¿quién? Pues quién sino, Don Danel Castro para pegar su primer incogible de la postemporada, un descomunal cuadrangular por encima de las cercas del jardín izquierdo.

Este hombre que es inspiración y ejemplo volvió a prender la llama, porque un capítulo después Andrés Quiala sonó triple con dos a bordo para poner delante a su escuadra que en ese momento perdía 2-1. Luego anotó por electrizante jugada squeezeplay suicida, salida del bate de Larduet. En la sexta armaron un nuevo paquete de tres. La bujía de Danel hizo chispa otra vez para abrir esa escena con doble y sacar de la lomita al combativo abridor rival. El rescatista Dachel Duquesne retiró a los peligrosos Yosvani Alarcón y Alxander Ayala y pasó intencionalmente al líder de los bateadores, pero Denis Peña soltó otro triple para remolcar dos y entró por sencillo de Leonis Figueredo. En la octava se dio la misma situación y el conductor de los Tigres mandó para primera a Alomá y nuevamente Peña produjo para impulsar la número ocho y por bola ocupada del inicialista avileño se registró la novena.

Pero esta credencial tunera en el ataque es letal porque si bien tiene un soberano poder en casi toda su

El tunero Denis Peña bateó de 4-3 en el segundo juego entre Las Tunas y Ciego de Ávila. Además, impulsó tres carreras y pegó un triple. Foto: Istvan Ojeda. Foto:

alineación, cuenta con hombres muy veloces en los senderos y, además, de buen tacto. Esto hace que no caiga su peso ofensivo y que al propio tiempo se haga muy versátil. Por ejemplo, en la victoria de este sábado con nueve indiscutibles fabricaron igual cantidad de carreras y de esos nueve, seis los conectaron los ocupantes de la llamada tanda baja, séptimo, octavo y noveno, quienes también impulsaron seis de las nueve anotaciones.

Si en el kilométrico juego de apertura de esta semifinal, en la noche del viernes, Las Tunas dejó a 18 hombres en circulación, en su segunda salida aceitó la maquinaria productiva y solo quedaron tres en las almohadillas.

Pero todo eso ocurrió bajo el manto protector del dominio del derecho Erlis Casanova. A nuestro juicio el pìnareño, que fortalece a los Leñadores en esta postemporda, firmó lo que hasta ahora viene siendo la mejor actuación de un lanzador en las semifinales y para nada desdeñamos lo hecho por Freddy Asiel Álvarez y su compañero Alaín Sánchez, como tampoco lo visto de Yera, Yoalkis Cruz y del propio Vladimir García.

A Casanova le apuntaron dos en el marcador en la misma primera entrada en la que aceptó dos jits y otorgó una transferencia, saldo que se unió a un robo de base y un error, que decretó que uno de los registros fuera sucio a su cuenta. Pero de ahí en adelante redujo el gasto ofensivo adversario a cero carreras, solo cinco imparables, sin embasar a ningún otro por base y ponchando a siete oponentes.

El fornido serpentinero fue creciendo en la medida que avanzaba el partido y en nuestra opinión su éxito radicó en el ajuste que hizo de sus tiempos. Es decir, en la propia frecuencia de pitcheo que en un inicio fue muy lenta, como si no se tuviera confianza tras más de una semana sin lanzar. Después la aceleró entre lanzamientos y cuando más desesperado estaba el rival, volvió a bajarle el ritmo para hacerse dueño y señor de todo lo que pasaba en el cuartel de los Leñadores, el parque Julio A. Mella, una vez más abarrotado de pasión.

Al final del encuentro, en entrevista concedida a Camilo Pérez Pérez, de la televisión cubana, escuchamos a Erlis decir: «la clave fue mantener el control, sobre todo en la zona baja para que no me levantaran la pelota; sí, fui de menos a más, pero buscando mi tiempo, porque tenía muchos días sin lanzar». Y tuvo palabras de elogio para su tercer equipo en esta temporada, pues empezó con su Pinar del Río, después reforzó a Industriales en la segunda vuelta, y ahora hace lo mismo en la etapa de cierre con los Leñadores: «este es un equipo que le da mucha ventaja al pitcher, es muy bateador y batallador, uno lo único que tiene que hacer es mantener el contrario a raya, de lo demás se encargan los grandes bateadores».

Este entre Las Tunas y Ciego de Ávila fue un juego hasta el quinto y otro después. Yander Guevara caminó el primer tercio del choque sin la sombra de una amenaza, pero la tempranera ventaja de los Tigres no se incrementó y ante los Leñadores hay que poner distancia de por medio y si se madruga es mejor. Pero justamente eso fue lo que no les permitió Erlis Casanova y los tuneros, sabedores que dos no es ventaja para ellos, atacaron e hirieron a la fiera de muerte.

Ahora Ciego de Ávila acogerá la sede de la semifinal y tiene que buscar por lo menos dos victorias que lo hagan llegar hasta el sexto encuentro de los siete previstos, con lo cual estarían regresando a predios tuneros en busca de arribar nuevamente a una final. Pero con los pies puestos en la tierra, esa es una misión casi imposible. Fíjense que decimos casi, porque desde el inicio dijimos que esta serie era la más tensa de las dos semifinales, pues si Las Tunas ha sido el equipo insignia de la lid, Ciego de Ávila tiene la experiencia de ser un conjunto más acostumbrado a las postemporadas.

Sin embargo, Roger Machado y su manada tienen una montaña por delante, por demás, preñada de esas mortales hachas. El reto para estar en la final pasa por ganarle al mejor equipo de Cuba en estos momentos cuatro de cinco juegos. ¿Es o no una misión imposible? Ya los avileños pasaron por esta situación ante los tuneros en la 51 Serie Nacional, de la cual salieron campeones. Perdieron los dos primeros en el Julio A. Mella, ganaron dos en su patio y al regreso a la casa del contrario vencieron dos veces. Entonces convirtieron lo imposible en posible, pero ni estos de hoy son los mismos Tigres y mucho menos los mismos Leñadores. De cualquier forma, es una posibilidad.

Por lo pronto, el lunes los avileños estarán ante otro dilema: ¿A qué lanzador designan para la tercera apertura? No tienen disponibles a Lázaro Blanco, Yander Guevara y tampoco a Dachel Duquesne; tanto Miguel Lahera como Vladimir Díaz tuvieron trabajo el viernes, aunque sí pueden salir. La idea de Lahera primero con Vladimir detrás no es desacertada, mientras que los tuneros podrían contar con el descansado Dariel Góngora, un zurdo de buenas actuaciones en toda la campaña, o  también pudieran echarle mano al joven Yadian Martínez.

EL ESTRENO DE EDUARDO PARET TIENE RIBETES DE FINALISTA

Villa Clara también tiene recorrido ya la mitad del camino hacia la instancia final de la 58 Serie Nacional, pues en su visita en este arranque de postemporada a Sancti Spíritus salió con victorias en los dos partidos celebrados, en buena medida gracias a la excelencia de su pitcheo abridor, faena que pudiera vestir al mentor debutante Eduardo Paret con traje de finalista.

Primero fue Freddy Asiel Álvarez, quien dejó en solo cuatro jits a sus rivales durante siete y un tercio sin

Alaín Sánchez alcanzó la segunba victoria de Villa Clara frente a Sancti Spíritus en este arranque de la postemporada de la 58 Serie Nacional. Foto Ricardo López Hevia Foto: Ricardo López Hevia

permitir carreras y este sábado Alain Sánchez también amarró cortico a los Gallos del Yayabo en siete completos, tolerando seis inatrapables. Los relevos en esas dos salidas no vinieron en situación estresante y cumplieron su rol para sostener las cómodas ventajas con las que asumieron la lomita y el resultado final es que los espirituanos en 18 entradas solo han podido marcar en la pizarra semifinal una sola vez.

A las labores de los lanzadores se une una certera defensa y en el béisbol cuando esas dos aristas están sobre un mismo eje, los equipos se vuelven muy difíciles de derrotar, porque eso quiere decir que siempre tienen dominio de la pelota, es decir no regalan nada.

Claro que para ganar hay que pisar home, pero ahí viene la otra cara de la moneda. El pitcheo de los espirituanos en el primero de los dos choques se complicó con el descontrol de Frank Luis Medina y luego de aceptar cuadrangular de Yurién Vizcaino, dos boletos, dos wild, combinado con un robo de base, le dieron dos carreras a los villaclareños en una misma entrada, las cuales fueron un mazazo ante la excepcionalidad de Freddy Asiel  en ese desafío. En la cita sabatina pasó algo similar, pero además, se conectó con las deficiencias defensivas de los espirituanos, pues en uno de los actos aceptaron dos anotaciones sin que los rivales le dieran jits.

Siempre recuerdo al profesor José Manuel Cortina cuando nos dice que una novena con pitcheo y defensa es prácticamente invencible, porque son nueve jugadores, incluyendo al más importante, el serpentinero, contra uno solo, el bateador. Y si a eso le adicionamos que para llegar al plato y registrar tiene que recorrer 180 pies y están los mismos nueve para impedírselo, hay que concluir que con esas dos armas bien empleadas la victoria es prácticamente segura. Esto lo ha hecho Villa Clara en los dos primeros encuentros de su play off contra los del Yayabo.

A tal punto que este sábado las siete carreras del ganador se consiguieron con 10 jits o lo que es lo mismo necesitaron menos de dos imparables para fabricar sus registros. Es decir, esa eficiencia en el ataque y el trabajo de Alaín Sánchez desde la lomita, fueron claves en el segundo triunfo de los Azucareros. Y aunque las estadísticas de victorias y derrotas en los estadios no son tan determinantes como lanzadores y bateadores, lo cierto es que los anaranjados de Eduardo Paret han vencido en ocho presentaciones en la valla de los Gallos.

No hay dudas que nómina por nómina, la de Villa Clara es superior en todos los órdenes de juego y a eso habría que sumarle el fortalecimiento para esta fase con dos hombres de mucha solvencia al bate, Yunior Paumier y el líder en jonrones y dobles de la campaña, Stayler Hernández. Paret agregó también un seguro de triunfo con un lanzador muy laborioso como el holguinero Wilson Paredes, que lo mismo le puede cerrar, que emprender un relevo largo y hasta abrirle un choque, en caso de una merma –poco probable– de sus iniciadores.

Pero el play off no se ha terminado, es cierto que Sancti Spíritus va contra la pared ante una escuadra que sabe jugar estos tipos de encuentros y a la cual en su patio es bien difícil de vencerle en dos de tres, que es lo que necesitan los Gallos para continuar con vida y aspiraciones de llegar a la final.

Para el tercer desafío, ahora en tierras villaclareñas, Sancti Spíritus es probable que le de la responsabilidad en la tabla de lanzar a Yoen Socarrás, mientras Misael Villa pudiera ser el encargado de defender la lomita de los anfitriones.

Al margen de las posibilidades de los que hoy van perdiendo 2-0, en estas semifinales se va cumpliendo otro vaticinio: la postemporada ratifica la tensa e intensa 58 Serie Nacional que hemos tenido; la afición disfruta y opina y aunque este domingo no tendremos pelota, algo que para próximos calendarios habrá que evitar, sí habrá espacio de debate en las redes sociales. Bajo la etiqueta #playoffxTelerebelde, los tuiteros y amantes del béisbol podremos cruzar opiniones y enriquecernos unos a otros con la pasión de todos los cubanos.

JULIO A. MELLA

C

H

E

CAV

200 000 000

2

7

1

LTU

000 133 02x

9

9

2

G: Erlis Casanova (1-0). P: Yander Guevara (0-1). Jr: Danel Castro

JOSÉ A. HUELGA

C

H

E

VCL

000 223 100

8

10

0

SSP

010 000 000

1

8

2

G: Alain Sánchez (1-0). P: Yariel Rodríguez (0-1). Jr: Alberto Rodríguez

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Yudennis dijo:

1

6 de enero de 2019

09:43:37


Estoy muy orgullosa de mis leñadores. Este año por vez primera Las Tunas Campeón

Naranja 100 % dijo:

2

6 de enero de 2019

09:59:22


Los azucarero fieles a la historia y con paret. al mando estamos moliendo en grande.seremos los nuevos campeones...

Francisco Ruiz dijo:

3

6 de enero de 2019

10:43:18


La descripcion de la ofensiva azucarera en el 2 partido demuestra q el comentarista es parcial. Perl todo es e. vano VC. ya el campeon como otras veces.

Manny dijo:

4

6 de enero de 2019

10:43:45


Villa Clara Campeon

La Cubanita dijo:

5

6 de enero de 2019

10:52:13


Una vez mas mis felicitaciones por su comentario. Mi modesta opinion y lo q se ha visto en estos dos primeros encuentros creo ver a Las Tunas y Villaclara en esta final. Y por supuesto el ultimo CAMPEON.