ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
César Prieto deberá evitar la presión de los últimos partidos para intentar batir el récord. Foto: 5 de septiembre

Durante la XXXVIII Serie Nacional, 1998-99, un bateador se colocó al frente de todos los demás hasta finalizar con 391 de promedio y 152 jits, cifra récord que permanece hasta el día de hoy.

Michel Enríquez, el Súper 12 de la Isla de la Juventud, necesitó 389 veces al bate y 90 juegos para completar su hazaña, a un ritmo de 1,69 imparables por desafío. Está al cumplir dos décadas de permanencia y antes de comenzar la presente 58 Serie no se vislumbraba a alguien capaz de echarla abajo.

Sin embargo, desde que comenzó la segunda fase un cienfueguero de 19 años, refuerzo de Villa Clara, es la sensación de la justa, al punto de empezar a ser considerado como Novato del Año. César Prieto, camarero y torpedero, con un solitario indiscutible en 17 turnos en la pasada contienda, ahora acumula 117 imparables en 72 partidos, a 1,625 por salida, y pudiera quebrar la añeja marca… si la presión no lo traiciona en la recta final.

Nativo de Simpatía, en el municipio de Abreus, dejó su impronta al finalizar al frente de los bateadores en el Campeonato Mundial Juvenil 2017, en Thinder Bay, Canadá, con astronómico promedio de 581, con 18 jits en 31 turnos oficiales al bate, además de ser escogido como el segunda base del Todos Estrellas del torneo.
Prieto tiene muchos elementos a su favor. Es zurdo, lo cual significa dar un paso menos a la hora de salir del plato luego de haber conectado la pelota. Posee una gran velocidad y es un excelente tocador de bola –a muchos les recuerda al camagüeyano Luis Ulacia por su habilidad para apuntarse jits en toques–, cualidades que le permiten exhibir un excelente promedio de embasado de 437.

Todavía le falta por aprender a discriminar mejor los lanzamientos y no hacerles swing a los primeros envíos sin tener conocimiento de las habilidades del pitcher contrario. A César le faltan 18 desafíos por jugar y necesitaría 35 jits para igualar la cifra conseguida por Michel, es decir, prácticamente dos imparables por partido. En estos momentos está por encima del Súper 12, quien acumulaba 113 con la misma cantidad de juegos del sureño, 72.

No es solo el cienfueguero quien aspira a ser el nuevo recordista en jits de la pelota cubana. El espirituano Orlando Acebey suma 114 inatrapables y también amenaza con igualar o superar la marca vigente. Acebey es ya un veterano, debutante en la 43 Serie Nacional, y para él no es nuevo conectar más de un centenar de jits en una Serie, ya lo hizo en la 51 al sumar 101 y promediar 323. En esta edición demuestra estar en su mejor momento, con alto average de 386.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Jose Luis Mosqueda dijo:

1

6 de diciembre de 2018

14:24:46


Mis felicitaciones a este chaval que apunta a ser grande en la pelota cubana si no lo coge un viento del norte y lo empuja.

Orlander Núñez Almarales dijo:

2

7 de diciembre de 2018

12:00:09


El muchacho tiene para lograrlo, pero está muy difícil tendría que conectar aproximadamente dos por partido y eso no es fácil.