ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Braudilio Vinent fue un lanzador de alta velocidad con buen control en sus envíos. Foto: López Sánchez, Ricardo

Final del noveno inning. Juego empatado. El equipo llena las almohadillas sin outs. No se puede jugar para doble play,  y un elevado a los jardines dejaría al campo al visitador. Es una situación tensa donde lo mejor que le puede pasar al conjunto a la defensa es que el lanzador consiga un ponche.

Argumentos sobran a favor y en contra de los serpentineros con la habilidad de sacar numerosos outs por la vía de los tres strikes. Para algunos, los tiradores con altos promedios de ponchados utilizan demasiados lanzamientos, en ocasiones permiten muchos cuadrangulares y no gozan de buen control. Para otros es todo lo contrario: la cantidad de envíos es similar a los demás, tienen el mismo control que el resto y, sobre todo, son capaces de salir de situaciones complejas con la potencia de su brazo.

¿Cuál de las dos opiniones es la que más se acerca a la verdad? Difícil saberlo de primera mano. Para tratar de conocer cuál es la correcta, lo mejor es investigar. Buscar los diez máximos ponchadores tanto en Cuba como en el béisbol de Grandes Ligas, revisar la diferencia entre estrucados y boletos y, de paso, echarle un vistazo al whip, la estadística que busca determinar cuántos hombres embasa el pitcher por entrada, reveladora de eficiencia y control al mismo tiempo.

Vamos a revisar las tablas estadísticas.

ROGELIO, LAZO, VINENT, VALDÉS

El hombre del tenedor casi imbateable, el Ciclón de Ovas, Rogelio García, es el único lanzador cubano con 2 500 ponches o más. Siempre gozó de buen control, propinando 2,31 estrucados por cada boleto, un buen promedio sin duda. Su whip de 1,16 es el segundo de la lista, atributos que le permiten ser uno de los pocos con más de 200 victorias, además de solo permitir 94 cuadrangulares en 16 años de labor y un bajo promedio de slugging de los contrarios de 276.

Si Pedro Luis Lazo, el Rascacielos pinareño, se convirtió con el decursar de los años y 20 temporadas en el máximo ganador de juegos en nuestras Series Nacionales, fue debido, sin duda, a la extraordinaria potencia de su brazo… y a su control.

Lazo, quien nunca se quejó de dolores, regaló menos de mil bases por bolas a pesar de haber trabajado en más de 3 000 entradas, y su diferencia entre ponches y boletos es la mayor de todas, junto a un excelente whip, que dicen a las claras de su calidad y su consistencia, todo lo cual le permitió una larga permanencia en la selección nacional, 15 años en total. Ponchador y controlado, así pudiera definirse como lanzador.

Cuando comenzó su carrera deportiva algunos le auguraron un gran futuro… y otros dijeron que era un «tirapiedras». Tiraba duro, pero no tenía control. El tiempo pasó y 20 años después Braudilio Vinent Serrano es considerado uno de los mejores –sino el mejor–, de cuantos monticulistas han desfilado por el box en los 58 años de historia de la Serie Nacional.

Según confesó una vez, Vinent fue ayudado en sus primeros años por una gloria de Cuba, el estelar Conrado Marrero, quien trabajó para mejorar su control y enseñarle a tirar la que sería su principal arma, la slider.

Gracias a Marrero, el Meteoro de La Maya es uno de los que acumula menos de mil transferencias, con promedio de 2,16 ponches por base, sus rivales solo le batearon 220 y su whip de 1,13 es el mejor de todos, por lo que dice cuánto avanzó en su control el «tirapiedras» de los inicios. Es miembro del Salón de la Fama del Béisbol Cubano desde noviembre del 2014, un firmamento al cual pertenece por derecho propio.

Siempre he oído decir que los zurdos tienden a ser descontrolados. Bueno, no todos los zurdos. Este estelar serpentinero nacido hace 57 años en una tierra de peloteros, Jovellanos, Matanzas, nunca padeció de ese mal. Jorge Luis Valdés Berriel, quien durante toda su labor ponchó siempre al menos el doble de los bateadores que enfrentaba, dependiendo de su amplio repertorio que incluía la bola de nudillos. Si hubiera sido descontrolado no hubiera ganado 30 partidos en eventos internacionales y 234 en Cuba.

RANDY,  WALTER, MADDUX

El mejor abridor zurdo de la historia. Esa fue la opinión de cientos de especialistas estadounidenses cuando Randy Johnson le dijo adiós al diamante. Le costó tiempo y esfuerzo ser considerado de esa manera, pues el pelotero más alto de todos los tiempos (2,08 metros de estatura) no tenía control sobre sus disparos de 98-100 millas cuando era un colegial.

Estuvo de suerte cuando en una ocasión se encontró con el rey de los ponchadores, Nolan Ryan, quien le sugirió que hiciera algunos ajustes en su mecánica de pitcheo y aprovechara al máximo su estatura para tirar lo más cerca posible del plato. Johnson tomó las sugerencias en serio y a partir de ese momento su control mejoró considerablemente, al extremo de ser el de mayor diferencia entre ponches y bases (3 378 estrucados más) a pesar de su condición de zurdo.

Si Randy Johnson es considerado el mejor zurdo, ¿qué decir entonces del derecho Walter Johnson? Como siempre, en cada ocasión que tratamos el tema del pitcheo en esta sección Temas beisboleros su nombre aparece. Famoso por su terrorífica velocidad, su control también era llamativo, pues de otra manera no hubiera podido completar 531 de los 666 juegos que abrió en su estelar carrera. Y su minúsculo promedio de whip, de 1,06, significa que si resultaba muy difícil batearle de jit, igualmente lo era llegarle a primera por la vía de la base por bolas.

Quizá, no haya un sobrenombre mejor escogido para una persona que el de «El Profesor» para Greg Maddux, el derecho nacido en San Angelo, Texas, quien –al decir del sitio web oficial del Salón de la Fama de Cooperstown– «elevó el concepto de la zona de strike y el control a una nueva definición».

Maddux decía que a él no le hacía falta tirar 90 millas… y las tiraba. Acompañaba su bola rápida con curva, slider y el mejor cambio de velocidad en su tiempo. En 1995 regaló solo 20 transferencias en un total de 232,2 innings, mientras dejaba con el madero al hombro a 177. Maddux demuestra que un ponchador de más de 3 000 bateadores puede ser al mismo tiempo capaz de colocar las pelotas en el punto más débil del bateador. En sentido general, tanto en nuestro béisbol como en el de las Grandes Ligas, los serpentineros de poder, los que cuentan con una alta velocidad, pueden ser también muy controlados, con diferencias notables entre estrucados y boletos y con un whip entre los más bajos.
 

SERIE NACIONAL

Nombre                  K       BB        DIF     WHIP
Rogelio García       2509    1084   1425    1,16
Pedro Luis Lazo     2436     946    1490    1,21
Faustino Corrales   2360     1198   1162    1,31
Carlos Yanes         2151     1330    820     1,46
Braudilio Vinent     2146     993     1153    1,13
Jorge Luis Valdés   1982     1024    958     1,28
Yovani Aragón       1926     838     1088    1,30
Ciro Silvino Licea    1887     726     1161    1,33
Adiel Palma           1818     1012    806     1,46
Jonder Martínez     1780     633     1147    1,35

GRANDES LIGAS

Nombre                  K       BB     DIF     WHIP
Nolan Ryan             5714   2795   2919    1,25
Randy Johnson        4875     1497   3378    1,17
Roger Clemens        4672     1580   3092    1,17
Steve Carlton          4136     1833    2303    1,25
Bert Blyeven           3701     1322    2379    1,20
Tom Seaver            3640     1390    2250    1,12
Don Sutton             3574     1343    2231    1,14
Gaylord Perry         3534     1379    2155    1,18
Walter Johnson       3508     1363    2145    1,06
Greg Maddux          3371     999    2372    1,14

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

rusbel dijo:

1

12 de octubre de 2018

08:22:09


Estimado Sigfredo, con relación a la cantidad de ponches de Rogelio debe aclarar algo. Es en toda su carrera deportiva, incluyendo eventos internacionales ya que en los torneos cubanos alcanzó 2499. Estadísticas del Inder. Saludos

Anibal García dijo:

2

12 de octubre de 2018

09:38:04


Rogelio y vinent.fue alos que conoci realmente eran exepcionales y de mlb randy Jonson clement y nolan riyan eran inbatiables al igual que madux....pero para mi el mejor lanzador de todos los tiempos es el surdo clayton kersah el estelaririmo picher de los angeles Dodgers

Carrillo dijo:

3

12 de octubre de 2018

09:46:44


A rogelio yo lo tengo con 2498 o 2499

Amaya Respondió:


13 de octubre de 2018

15:47:59

A Rogelio ya le fueron sumados y reconocidos los 10 ponches que propinó en el play off de la selectiva de 1978 contra Las Villas, esa misma duda la tenía yo y me la aclararon

ARTURO A. FOYO dijo:

4

12 de octubre de 2018

10:38:00


ESTAMOS DE ACUERDO CON UD, UN BUEN COMENTARIO Y UNA TABLA MUY ILUSTRATIVA , LO FELICITO , APRECIO SU PAGINA EN GRANMA , ES MUY PROFESIONAL E INSTRUCTIVA , ARTURO A, FOYO ,

mil dijo:

5

12 de octubre de 2018

13:47:38


Rogelio García 2509 ponches estaría en el final de la lista de los pitcher de grandes ligas? pues no se acerca ni a los numeritos mas bajos en cuanto a ponches con respecto a los Grandes

carlos Respondió:


12 de octubre de 2018

16:07:30

amigo mio esa comparacion que usted hace no tiene logica en grandes ligas se juegan 165 juegos y en cuba en la epoca de rogelio se jugaban 90 juegos una gran diferencia ademas nolan ryan randy jhonson roger clemen y maddux lanzaron hasta los 40 y pico no asi rogelio por lo que es muy dificil acercarse a ellos