ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Los Piratas de Isla de la Juventud celebraron por todo lo alto frente a un Cristóbal Labra abarrotado. Foto: Yuliet Pérez Calaña

Cuando llega el verano, o simplemente cuando el sol pica, el Cristóbal Labra es un horno en miniatura que nubla la vista. Ese diminuto y caluroso estadio funge de santuario para un equipo que, increíblemente, nos hemos empeñado en llamar pequeño por demasiado tiempo, porque en realidad es uno de los gigantes más bravos de toda Cuba.

Ellos son los Piratas de Isla de la Juventud, ese elenco que, a pesar de tener una cantera reducida y muy pocas opciones de fogueo, logra convocar a miles de personas por su entrega y pasión en el diamante.

Apoyados justo en esos valores, destrozaron una vez más los pronósticos y se coronaron campeones de la quinta edición de la Serie Nacional Sub-23, el primer gran título en la historia del territorio.

Los pupilos de Dioel Reyes, uno de los hombres que formaron parte de las competitivas novenas pineras de finales de los 90 y que ahora se ha consolidado como mánager de la categoría, desbancaron a los Leñadores de Las Tunas en una cerradísima discusión del cetro, la cual concluyó en el máximo de cinco partidos, tres de ellos definidos por margen de una o dos carreras.

Así de cerrada fue la batalla entre dos conjuntos que sorprendieron por avanzar tan lejos en la lid, en particular los Piratas, que en las cuatro campañas anteriores tenían balance de 51 victorias y 81 derrotas. Ese panorama lo cambiaron por completo este año, en gran medida por su gran pitcheo, puntero del campeonato en efectividad (2,55), promedio de hombres embasados por entrada (1,27), segundo en ponches (256) y tercero que menos boletos regaló (148).

Esa arma la sostuvieron en la final, instancia en la que, incluso, fueron superiores a su versión de la campaña regular. Por ejemplo, en los cinco duelos con Las Tunas regalaron solo 11 boletos en 38 capítulos de labor, para un promedio de 2,6 por cada nueve episodios, inmensamente mejor a la media del torneo (4,5) y a sus propios guarismos en la clasificación (3,8).

Vital desde la lomita resultó el trabajo del talentoso Jonathan Carbó, quien puede reclamar el premio de Jugador Más Valioso de discusión de la corona. El derecho consiguió dos victorias (primero y quinto choques), permitió solo una limpia en 16 episodios, ponchó a diez y regaló un solitario pasaporte gratis.

Pero en La Isla las individualidades quedan en un segundo plano. Esa es la filosofía del béisbol pinero, en el que todos halan parejo, en el que todos se sacrifican, en el que prevalece –como en muy pocos lugares– el concepto de equipo. Durante la final, por ejemplo, hasta diez jugadores anotaron o impulsaron al menos una carrera, prueba de que cualquiera puede ser el héroe.

Estos Piratas sacaron a los pineros de sus casas, los pusieron a gozar en las gradas del Labra y en las calles de Nueva Gerona, los hicieron olvidar los goles, a Messi, a Cristiano, a Neymar, a España, a Alemania, a Francia… al Mundial de las multitudes. Eso tiene un valor inestimable.

Y si el triunfo de La Isla era improbable al inicio de la campaña, también en esa categoría entra el desempeño de los Leñadores tuneros, quienes rompieron los vaticinios por partida doble: primero dejaron fuera de la postemporada a los dobles monarcas defensores, Santiago de Cuba, y luego remontaron en semifinales frente a Granma, para convertirse en el primer territorio que logra, en la misma temporada, alcanzar la final en la Serie Nacional de mayores y en el Sub-23.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

RAFR dijo:

1

25 de junio de 2018

09:30:04


se sufre pero se goza ,las tunas un digno rival ,pero aqui en el cristobal labra a la isla no se le podia ir ese titulo ,estuve presente y disfrute mucho esa victoria ,recompensa a todo el esfuerzo que realizan esos entrenadores y jugadores ,por eso pienso que el gobierno local y el gobierno nacional deben hacer un esfuerzo y ponerle luminaria a ese estadio ,pues son muchos los factores que inciden en la vida cultural de esta hermosa ,pero compleja isla ,felicidades muchachos ,solo me quede con las ganas de salir por toda la calle arrollando con la conga ,no se por que no se hizo

User dijo:

2

25 de junio de 2018

09:43:04


Felicidades, ese es el único campeonato de béisbol en el que hacen algo.............. :-)

Ramón Respondió:


25 de junio de 2018

19:38:23

Perdón, pero ¿haber sido una vez subcampeones y otra bronce en dos Series Nacionales, no es “algo”? Creo que la Isla desde hace series viene siendo un gran animador de la pelota cubana, al contrario que mi equipo Villa Clara, que anda cada vez más a la deriva y es por ejemplo, es una vergüenza el papel que hizo con Ariel Pestano en esta misma serie sub 23 en la que se coronó la Isla.

User Respondió:


27 de junio de 2018

15:51:25

Ramoncito, al menos tu equipo Villa Clara tiene el récord en segundos lugares...

Nelson dijo:

3

25 de junio de 2018

12:30:55


Muchas felicidades a los Piratas de la Isla supieron sacar la casta de los Campiones y vencer en sus predios a el equipo de las tunas, Compay segundo en el grande y en el sub 23 a llorar quien le duela y a gozar los pineros muchas felicidades Campiones.

Eder Matos carcases dijo:

4

26 de junio de 2018

11:53:25


Felicidades, medida en muchas toneladas, para el equipo de La Isla y para Las Tunas. demostraron que cuando se aplica el concepto de equipo, se logra casi todo lo que te propones. Especialmente para Dioel, su equipo de direccion y asus destacados peloteros, ellos han puesto un gran granito de arena a la pelota cubana, demostrando que hubo disciplina, cohesion y unas ganas enormes de jugar a la pelota. Felicidades y a Gozar que se solto el pirata.