ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Japan Times

La diferencia horaria entre Japón y Cuba nos deja sin la noticia. Cuando usted lea estas líneas hace más de 24 horas que Alfredo Despaigne o AD54 el código cubano del jonrón, disparó en la liga nipona su cuadrangular número cien.

Pero la cifra, vestida de nueva hazaña para el béisbol cubano, no nos impide hacer un recorrido por encima de las cercas junto al bate del fornido cuarto hombre del equipo de Granma, bicampeón nacional de la pelota cubana.

Ante la centena de bambinazos y urgido de buscar más datos, contactamos con un fiel seguidor de nuestro béisbol, el embajador de la Mayor de las Antillas en Japón, Carlos M. Pereira. Tal vez a un embajador es difícil, preguntarle por estas cosas, máxime si la interrogante se le hace a las 2 y 25 de la madrugada en el otro lado del mundo. Pero el diplomático respondió como el más avezado de los analistas estadísticos de esta pasión deportiva.

Fue así que recordamos que el primer jonrón del granmense en la liga nipona (NPB, por sus siglas en inglés), fue el 1ro. de agosto del 2014, después de 11 turnos consecutivos sin pegar de jit. Curiosamente, ese día fue cuando debutó a la defensa en esa lid, pues antes solo estuvo de designado. La puso a volar en el segundo episodio ante el derecho Yuki Nishi, de los Orix Buffaloes, en el Kyocera Dome.

Despachó el 50 el domingo 21 de agosto del 2016 contra los Leones de Seibu, en la parte alta de la quinta entrada. Al término del encuentro, en el cual resultó vencedor, dijo a la prensa: «El equipo necesitaba que hiciera mi trabajo, ya que ayer no estuve bien y salió un jonrón muy importante».

Hasta ese momento, AD54 la mandaba fuera del parque cada 18,74 veces al bate. Tras la centena de vuelacercas, Despaigne la desaparece cada 16,38 turnos en el cajón de bateo. Los cien cuadrangulares los alcanzó en 462 desafíos, es decir, a un promedio de uno cada cuatro partidos y fracción.

Ni cuando dio el primero ni el cien, su equipo fue ganador. En agosto del 2014 jugaba con el Marine Chiba Lotte y actualmente lo hace con el vigente monarca Softbank de Fukuoka. El 50 y este último, los despachó en el estadio de su selección, el Yafuoku Dome.

La nueva cifra, además, lo sitúa con 387 cuadrangulares en todas las ligas que ha jugado, más sus batazos de cuatro esquinas con las selecciones nacionales de su país.

Como se ha dicho, ni él ni el lanzador zurdo Liván Moinelo (también en el Softbank) estarán en la plantilla del equipo nacional en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, en Barranquilla, en el mes de julio próximo. Ellos cubrirán toda la ruta en el exigente circuito japonés, y allí con proezas como estas, también ponen en lo más alto el nombre de Cuba.

Jonrones de Alfredo Despaigne

Ligas 

Jonrones

Series Nacionales    

238

Liga Mexicana

13

Liga Japonesa de Béisbol

100

Con la Selección Nacional     

36

Totales

387

 

Alfredo Despaigne en Japón

Temporadas

JJ

VB

C

H

2B

3B

HR

CI

AVE

2014

45

161

26

50

13

1

12

33

311

2015

103

353

49

91

18

0

18

62

258

2016

134

496

81

139

27

0

24

92

280

2017

136

478

66

125

15

0

35

103

262

2018

44

154

21

34

3

1

11

28

221

Totales

462

1642

243

439

76

2

100

318

267

 

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

vegueros 10 14 99 dijo:

1

25 de mayo de 2018

22:27:26


OLEEEEE DESPAIGNEEEE QUE VIVA EL CUATRO MADERO DEL TEAM CUBAAAAA

Dieudome dijo:

2

26 de mayo de 2018

03:00:26


Ahroa es que vamos a ver los problemas de los jugadores que se van a a jugar el bèisbol rentado al extranjero. Muchos clamaron por la liberaciòn de los atletas para que vayan a jugar a las ligas profesionales sin tener en cuenta que cuando eso sucede, a dichos atletas no se los garanttiza que puedan representar a su paìs en torneos oficiales. En el Football es obligatorio estar disponible. Bueno, eso no està mal para el atleta econòmicamente hablando, pero està claro, que si se van los mejores y despuès no nos pueden representar, no debemos culpar y los entrenadores porque los resultados deportivos de nuestro paìs en torneos oficiales no estèn al nivel de nuestros deseos. Es como tratar de respirar , comer, y hablar al mismo tiempo. Criticamos las decisiones gubenamentales sobre el tema y cuando se hace lo que algunos desean, entonces critican al mismo organìsmo por no alcanzar resultados. Y no hablar de la crìtica a los entrenadores. Eso no tiene sentido lògico.

Andrés R dijo:

3

26 de mayo de 2018

08:19:06


En lo personal veo muy bien los contratos en el exterior de estos peloteros, lo que no veo bien es que cuando juegan en Cuba parece que no han jugado pelota nunca, en el caso de Despaigne no aportó a Granma nada, era mejor que estuviera en el banco. Para él su contrato le da fruto y se lo aplaudo, a Cuba también le da algo de economía pero a la afición cubana no le reporta nada. El que vió a Despaigne en el Play Off no lo conocía, muy mal.

ale1973 dijo:

4

26 de mayo de 2018

10:19:13


Estoy de acuerdo que no participe en los JCAC. Al igual que moinello ellos están para juegos olímpicos y Clásicos. hay otros más

Zugor Seg. dijo:

5

26 de mayo de 2018

11:18:23


¡Anja!, en Japón. Luego, cuando viene hace una birria...menudo código 'cubano' del jonrrón. Candil de la calle y oscuridad de la casa.

rafael Respondió:


26 de mayo de 2018

15:19:46

Falta de respeto este comentario y desconocedor total del valor humano de los peloteros de Granma que han sido contratados. Roel acabando de venir de Canadá jugando la final provincial con Niquero buscando su primer título. Despaigne luego de venir de un merecidísimo viaje que le fue otorgado a los peloteros del Sofbank y entrenando solo dos días para enfrentar la final y la serie del Caribe. Lo quiero siempre en mi equipo aunque sea congiendo bases por bolas. Gracias a Despaigne se le ganó a Australia en el Clásico. Por cada uno de los malagradecidos hay muchos que los son. Le pedimos a otras personas que hagan lo que no somos capaces de hacer nosotros.