ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Lázaro Álvarez (izquierda) tiene el combate de mayor exigencia de su equipo ante los Gallos de Pelea de Francia. Foto: Ricardo López Hevia

Con tintes de revancha subirá el próximo viernes al cuadrilátero de la sala de espectáculos Salle Wagram el tres veces campeón del mundo Lázaro Álvarez, para rivalizar frente al vigente titular del orbe en los 60 kilogramos, el francés Sofiane Oumiha.

Para el pinareño, derrotado por el europeo en la final de Hamburgo 2017, este enfrentamiento constituye una excelente oportunidad para ratificar su clase boxística y aportar a su escuadra, los Domadores de Cuba, cuando se estén midiendo frente a los Gallos de Pelea de Francia, en una de las semifinales de la VIII Serie Mundial de Boxeo (WSB, por sus siglas en inglés). Vaticinar un ganador entre Álvarez y Oumiha resulta complicado, atendiendo a la calidad y al amplio palmarés de ambos contendientes. Se tratará de un combate intenso, de muchos golpes y con poca defensa, para el deleite de los aficionados.

París acogerá este 18 de mayo el formato C-2 (52, 60, 69, 81 y +91 kilogramos), donde antillanos y europeos dirimirán la primera de las dos presentaciones en busca de avanzar a la gran final. El choque de vuelta se realizará en la Ciudad Deportiva de La Habana, el próximo 25 de mayo, en la llave C-1 (48, 56, 64, 75 y 91 kg).

Los Domadores llegan a casa de los Gallos con los mejores hombres disponibles en este momento. La única novedad es la presencia del peso mosca Jorge Griñán (52 kg). El espirituano toma el lugar de Arnolys Bigñotte, quien no obtuvo victoria alguna en sus dos salidas en este certamen. Recordar que la principal figura por Cuba en este peso, el espirituano Yosbany Veitía, se encuentra fuera de la preselección nacional por indisciplina relacionada con su peso corporal.

El resto de la escuadra caribeña no dejó margen a la especulación. Junto a Griñán y Álvarez, el cuerpo de entrenadores que encabeza el profesor Rolando Acebal seleccionó a Roniel Iglesias (69), Julio César La Cruz (81) y José Ángel Larduet (+91).

Por su parte, los dueños de casa pondrán sobre el ring al refuerzo español Gabriel Escobar (52), quien tiene un éxito en su única salida en la WSB del 2018. Oumiha (60) marcha invicto en la lid con tres sonrisas y, en los 69 kg, los gallos optaron por Patrick Momene, sin participación en la Serie Mundial.

Los otros dos hombres que defenderán a los franceses serán Gaetan Ntambwe (81), quien también debutará en la octava versión del torneo, y el experimentado rumano Mihai Nistor (+91), dueño de siete victorias y cinco derrotas a lo largo de cinco ediciones de la WSB desde el año 2012.

Según lo mostrado por estos equipos, los antillanos parten como ligeros favoritos para capturar el primer duelo, aunque no sería una sorpresa si los anfitriones sacan tres éxitos. El combate de los pesos superpesados parece que definirá al ganador de la noche parisina. Lo que sí son casi «cantados» son los triunfos de Iglesias y La Cruz ante sus rivales de turno, pues Momene y Ntambwe no poseen la experiencia y maestría sobre el cuadrilátero que acumulan los dos nuestros.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.