ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Lagunas tácticas y errores en cada renglón de juego matizan el torneo Sub-23. Foto: Ricardo López Hevia

A juzgar por los números que dejaron los ocho partidos iniciales, la jornada inaugural de la quinta Serie Nacional Sub-23 debe haber sido tortuosa para los pocos aficionados beisboleros (solo en un estadio se registró asistencia superior a 500 espectadores, según el sitio de la Federación Cubana) que decidieron seguir las acciones del torneo.

Tres duelos terminaron por fuera de combate, otro por supernocao, 99 hombres se embasaron por boletos y pelotazos (a razón de 12,3 por encuentro), 128 quedaron esperando en las almohadillas por un remolque, se pegaron solo cuatro jonrones y se cometieron 29 errores, cuadro estadístico fatal que debe cambiar por completo si se pretende llamar la atención del público.

Si analizamos de manera individual cada uno de los factores mencionados anteriormente, coincidiremos en que tienen incidencia negativa en los destinos del juego, pero la combinación de cada uno de ellos nos coloca ante un panorama mucho peor.

Por ejemplo, supondríamos que, con tantos errores defensivos y deficiencias en el control de los lanzadores, la producción de carreras sería notable, pues los bateadores cuentan con más oportunidades de impulsar. Sin embargo, esa idea es errónea dada la ya expandida ausencia de poder y la pobre oportunidad de los toleteros, quienes dejaron a más del 75 % de los corredores que encontraron en posición anotadora.

A todo esto, debemos sumar los errores que no van a los libros, las lagunas tácticas, los malos corridos en las bases o los tiros equivocados a las almohadillas, detalles que deslucen el espectáculo y demuestran que hay un mal de fondo, un problema real en la formación y desarrollo de los peloteros, quienes, además, arrastran un déficit importante de fogueo para su edad.

Lo más preocupante es que de estas mismas fallas hemos hablado en cada una de las cuatro ediciones anteriores y se repiten año tras año, a pesar de que han sido identificadas en el banco de problemas de nuestro béisbol. Lamentablemente, no se han encontrado las vías para erradicarlas o, al menos, que se noten menos en las competencias.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Raul Arguelles Matos dijo:

1

2 de abril de 2018

22:14:09


el baseball revolucionario pasa por un momento critico.Es manifiesto el desinteres de los aficionados por este torneo,viendo la calidad y las ausencias en el mismo.Seamos sinceros,el pais no puede darse el lugo de gastar recursos en un torneo que no goza de aceptacion alguna,seamos autocriticos,pero para empezar un atleta como Lionard Kindelan paso a engrosar la lista de los atletas indignos de nuestro deporte nacional.El baseball revolucionario no puede permitirse un bajon deportivo e ideologico como el que se ve en estos momentos.Sin destino el deporte nacional.

rene dijo:

2

3 de abril de 2018

04:08:44


Una vez más vuelvo a repetir que lo primero que hay que cambiar en nuestra pelota es a la dirección nacional del deporte, que han demostrado año tras año, ser incapaces para organizar y encausar esta actividad. Todos los que seguimos el beisbol nos preguntamos: ¿Hasta cuándo?

Miguel S E dijo:

3

3 de abril de 2018

07:21:06


Periodista no se asombre con los resultados que se están viviendo en el sub-23,es lo que se espera,y lo más triste del caso es que en la medida que pasen los años serán PEORES,el artículo es del beisbol,pero el retroceso del deporte se ve en otras disciplinas,he escuchado a muchos periodistas de la radio,la tv,la prensa escrita hablar del desarrollo deportivo en la base,es la causa fundamental,los combinados deportivos y la EF,en las escuelas no están cumpliendo sus objetivos,el éxsodo de profesores es creciente,los pocos que quedan están desmotivados y se debe a una política muy mal aplicada,todos los estímulos son para los centros de alto rendimiento,llamese salario,pagos adicionales históricos,misiones en el extranjero,superación de maestrías,es decir que el profesor que forma el talento,que enseña todas las habilidades del deporte no es importante,entonce quieren resultados si base,pirámide invertida,incluye en las utilidades a la base,no olviden que la base es el presente y no hay futuro sin presente,por lo tanto si no canbian la política cada año seguiremos hacia atras,los Juegos centro américanos los ganamos no por el desarrollo de nuestro deporte,lo ganamos porque competimos con países estremadamente pobres,tenemos que compararnos con resultados de años anteriores,sume a todo esto que en los municipios la prática del deporte disminulle,ya hay deporte que desaparecen,y de las áreas deportivas ni hablar,el número del practicante sistemático es una MENTIRA,CORREGIR ERRORES ES DE SABIO,NO DEJEN MORIR UN LOGRO DE LA REVOLUCIÓN POR LO QUE TANTO LUCHO NUESTRO COMANDANTE.

El de afuera dijo:

4

3 de abril de 2018

08:11:06


No hay entrenadores en Cuba?

el señor de los cielos Respondió:


3 de abril de 2018

13:45:50

Si hay lo que estan aferrados a lo que se aprendió en el pasada y como dió resultado en una epoca, nos hemos aferrado a eso pero ya no funciona hay que tener nuevas formas de pensar y aportar nuevos elementos técnico-táctico que nos permitan ir desarrollando nuestro principal pasatiempos en vía de un mejor desarrollo y estabilidad.

george dijo:

5

3 de abril de 2018

08:12:53


Por favor, de ser posible no nos martiricen transmitiendo los juegos por televisión, que no nos portamos mal para recibir ese castigo.

Ylesus Respondió:


3 de abril de 2018

12:41:59

Socio, hay un invento que se llama Control Remoto. Cambia el canal y no jodas compadre!!