ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
El estadounidense Wade Lambert se mostró encantado por competir en Cuba. Foto: Ricardo López Hevia

Alrededor de 400 representantes menos de Estados Unidos vinieron a la cuarta edición del Triatlón de La Habana, disminución notable respecto al 2017, cuando cerca de medio millar de atletas de ese país viajaron a Cuba para intervenir en la exigente justa.

De acuerdo con los organizadores del evento, el gobierno norteamericano les aconsejó a algunos participantes no viajar a la Mayor de las Antillas por riesgos de seguridad, pero muchos desestimaron tal recomendación y compitieron en las calles habaneras. Tras culminar sus respectivas carreras, algunos de ellos conversaron con Granma.

Wade Lambert (Media distancia popular-57 años-periodista en The Wall Street Journal). «El Triatlón de La Habana es maravilloso. A través de la competencia puedes toparte con sitios históricos de la ciudad y compartir con muchas personas de muchos países. Es una experiencia atlética y cultural impresionante.

«Para nosotros, los norteamericanos, venir acá es una oportunidad de conocer algo nuevo, y estoy convencido de que este año muchas personas con deseos de participar que finalmente no lo hicieron. Cuba es un país fantástico, ya yo he estado tres veces, dos para la carrera y una de vacaciones, y a cada lugar que voy me maravilla por la amabilidad de la gente».

Sonja Kent (Olímpica elite-26 años). «He disfrutado mucho en la carrera, estuve todo el tiempo cerca de una competidora cubana y me ayudó a seguir el camino, que fue caluroso y fuerte, pero muy agradable. Es mi primera vez en Cuba y estoy muy sorprendida.

«Todos son extremadamente encantadores, serviciales en cada momento. Esa personalidad amistosa del cubano me ha gustado mucho y estaré de regreso el próximo seguro. He estado con mucha tranquilidad todo el tiempo, salí en solitario a hacer prácticas en bicicleta y no sentí ninguna preocupación, más allá del lógico susto por pedalear en medio del tráfico».

Michael Stephens (Sprint popular-35 años). «Ha sido muy bien organizado todo, el trayecto es maravilloso en el ciclismo y en la carrera, mientras en la natación nos sorprendió un poco hacerla en un área controlada, no en mar abierto, como estamos acostumbrados. 

«A pesar de la situación política entre Estados Unidos y Cuba, hemos encontrado un motivo para visitar la Isla, es un lugar de destino, con una perspectiva histórica muy interesante. Creo que no tiene sentido no venir acá, porque estamos muy cerca, esa es la impresión que tengo cuando me paro frente al Malecón.

«Viajo mucho, recientemente he estado en Guatemala, Perú, Ecuador, y en ningún lugar me he sentido tan seguro como en La Habana, que es una ciudad muy grande. Puedes caminar por la calle con tranquilidad, sin mirar para todos lados con temor a que te suceda algo, y las personas son muy amistosas».

Megan Foley (Olímpico elite-27 años). «Ha sido muy divertido en sentido general, y creo que el triatlón ha crecido en comparación con el año pasado, cuando solo competimos en la Marina Hemingway. Ahora la carrera ha transitado por más zonas de la ciudad, hemos terminado en un lugar hermoso como el Hotel Nacional y todo eso nos ha permitido disfrutar más. Le he tomado el gusto a venir a Cuba y le aconsejaría a todo el que pudiera participar en el evento y ver de primera mano la realidad del país».

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Javier Brito dijo:

1

27 de febrero de 2018

14:54:27


Ojalá y cada vez vengan más estadounidenses a competir a este evento, y que al llegar a su país divulguen la seguridad única que se vive en las calles cubanas, algo difícil de encontrar en otros lugares del mundo, a pesar de que el gobierno de Estados Unidos haga hasta lo imposible por tergiversar esa realidad.