ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Rodaba el año 2004 y un avión de Cubana despegaba del aeropuerto José Martí, repleto de los más codiciados tesoros de nuestra bella y deportiva Isla en el periodo final de ese ciclo olímpico: atletas, entrenadores, doctores, fisioterapeutas, glorias deportivas y el equipo de prensa la cita estival de Atenas que culminaría ese año. Transcurrieron muchas horas de vuelo, tantas como las historias y anécdotas que rodaban por la aeronave cubana, repleta de sueños. Era el novato entre todos y solo escuchaba, me nutría de la sabia de cada guerrero espartano.

Quiso el azar que me tocara sentarme al lado de alguien que años después fue reconocido como el mejor entrenador de lucha del mundo, Pedro Val. Desde su trono C-25 me transmitía saberes con cada palabra y gesto paternal. Delante, una figura que desde ya se vislumbraba descomunal con todas las luces para ser el súper atleta que hoy disfrutamos. Ellos conversaban y yo veía la esencia de una relación que superaba al atleta y entrenador, era más bien de padre a hijo.

Abusando de la ya ganada confianza le pregunto a Val: «Profe, ¿y este qué?». Unos segundos tardó la respuesta, precedida por la sonrisa de quien sabe el material humano que carga en su tropa: «Se ganó venir, veremos de qué está hecho, pero te advierto, es un guerrero, solo que muy nuevo».

Pasaron los días y nueve cubanos escalaron lo más alto del monte olimpo en jornadas repletas de emociones. Surgieron figuras nuevas dentro del contexto deportivo nacional y para el mundo. Al regreso, cuando hasta las cariátides de la Acrópolis se despojaban de su milenario peso para despedir a todos, la fortuna puso al profe Val y mis inquietudes frente a frente, luego del quinto puesto de aquel joven del avión.

Antes del cordial saludo, una pregunta brotó de mi boca: «Bueno, por fin el muchacho qué, el guerrero qué». El genio frotó su lámpara y respondió con tal seguridad que superó al sabio que carga dentro: «Mijaín López luchó como guerrero, es verdad. Perdió, pero aprendió lo que necesitábamos ahora y te digo, va a ser el mejor del mundo, no va a perder con más nadie y va a escribir muchas bellas historias para el deporte cubano y la lucha mundial». ¡Palabra Santa! Cuatro años después, en Beijing, pude hacer la imagen, del abrazo del entrenador, del padre con el hijo. Hoy continúa la leyenda de Mijaín.

Mijaín López, el guerrero que no ganó en su debut Olímpico es hoy invencible. Foto: Ricardo López Hevia
La bandera cubana invicta en sus brazos.
El abrazo de Val y Mijaín, en los Juegos Olímpicos de Beijing, al que le sucedieron los lauros de Londres 2012 y Río 2016. Foto:
Mijaín López, XXXI Juegos Olímpicos de Río 2016.
COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Leandro Rodríguez dijo:

6

9 de noviembre de 2017

08:11:57


Para mi criterio merece estar entre los 5 mejores atletas cubanos de todos los tiempos. Por su calidad y resultados mantenidos en una era donde el deporte olímpico ya no es amateur como era antes. Mijain López sin dudas es el mejor gladiador del mundo del nuevo siglo.

Manuel Astencio dijo:

7

9 de noviembre de 2017

10:24:17


Me honro con ser su amigo personal y sè que tiene en su mente ser el primer hombre en alcanzar los 4 tìtulos olìmpicos ,condiciones , ganas y motivaciones tiene para lograr esa hazaña

Cristian David dijo:

8

14 de noviembre de 2017

15:04:44


El rey de la lucha

María C dijo:

9

21 de noviembre de 2017

15:01:11


Me pareció un magnífico trabajo, creo que sería muy lindo seguir recibiendo historias o anécdotas semejantes de deportistas y personalidades contadas por su sentido verbo y sus magníficas fotos. Saludos,

jose gilbertonoa dalcourt dijo:

10

22 de noviembre de 2017

10:32:13


mijail es el resumen del deportista consagrado, con los mejores resultados que haya tenido un deportista en cuba en la historia, no deja su herradura natal y siente un enorme orgullo de su pinar del rio y cuba, debe continuar siendo abanderado de la delegacion cubana a los proximos juegos olimpicos, eso pienso que lo estimula y compromete mas con su pueblo.