ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Ismael Francisco

El ministro de Salud Pública de Cuba, Roberto Morales Ojeda, calificó de trascendental para nuestros países la Cumbre Extraordinaria la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América - Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), a fin de adoptar medidas emergentes para evitar la propagación del ébola en América Latina y el Caribe.

Ante los jefes de Estado y de Gobierno presentes, jefes de delegaciones y representantes de organismos internacionales, realizó una actualización sobre las características de la enfermedad y de la actual epidemia, que ha reportado más de 4 600 fallecidos, con una tasa de mortalidad de un 49, 4 %.

Los países más afectados son Sierra Leona, Liberia y Guinea Conakry, aunque también ha habido incidencia en Estados Unidos, España, Senegal y Nigeria.

Apuntó que el personal de salud, que está en la primera línea de enfrentamiento, resulta muy vulnerable, por lo que resulta imprescindible una mayor preparación en temas de bioseguridad, el cumplimiento de los protocolos y los manuales de procedimiento, junto a los medios de seguridad adecuados.

Morales Ojeda explicó la estrategia desarrollada por Cuba para evitar la entrada de la enfermedad y su propagación en caso de ser necesario, la cual se sustenta en la vigilancia, prevención, atención y bioseguridad. En la misma participan todos los sectores de la sociedad.

Las acciones fundamentales se efectúan en las fronteras para contener la introducción, lo que conlleva reforzar el control en aeropuertos, puertos y marinas. Además, se toman medidas para la protección de los trabajadores y la comunidad aledaña a esas zonas; se realiza un trabajo intersectorial, a fin de coordinar bien los esfuerzos, y se lleva un estricto cumplimiento de la vigilancia y el control de viajeros procedentes de zonas afectadas.

Paralelo a esto se han establecido los protocolos de actuación ante los casos sospechosos, las medidas de control de foco intensivas ante estos, y las medidas de educación tanto para el personal como para la población.

Señaló que se creó un grupo de trabajo para el enfrentamiento al ébola, el cual monitorea la situación nacional e internacional durante todo el día y trabaja de conjunto con la Defensa Civil.

A ello se suma el acondicionamiento de las instalaciones de salud y la adecuación de los protocolos internacionales a la realidad cubana. En este sentido, se han incrementado las capacidades diagnósticas en el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), el cual ha tenido una fuerte incidencia en la capacitación del personal médico y paramédico para la detección y tratamiento del ébola, además de preparar a los participantes en la respuesta dada por Cuba frente al llamado de la OMS y la ONU, el personal diplomático, los colaboradores y otro personal cubano en países de las áreas afectadas.

Todas estas acciones van acompañadas de una orientación oportuna a la población y la constante evaluación del sistema para identificar vulnerabilidades e irlas corrigiendo.

El ministro de Salud cubano destacó la respuesta ante la solicitud de la OMS y ONU que no solo ha conllevado al envío de 256 colaboradores a los países más afectados, sino que se mantienen las 32 brigadas que laboran en África con más de 4 mil colaboradores, quienes realizan acciones de prevención y han sido capacitados sobre los procedimientos adecuados.

En la región, específicamente en Guinea Ecuatorial, Jamaica y San Vicente y Granadinas, hay personal cubano que realizan trabajo de asesoría.

Morales Ojeda compartió algunas propuestas para trabajar unidos en el enfrentamiento al ébola, entre las cuales resaltó una reunión técnica de especialistas y directivos para intercambiar conocimientos y concertar estrategias de prevención. Además, llamó a crear capacidades diagnósticas de mayores posibilidades mediante la cooperación, unir esfuerzos en la investigación, así como a entrenar de forma conjunta asesores para extender por América Latina y el Caribe el programa de prevención que se aplica en África, y perfeccionar sistema de información entre nuestros países.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

sonia dijo:

1

20 de octubre de 2014

15:31:45


Cuba es un pais que tiene que estar alerta, pues tengo entendido que hay muchos estuiantes de medicina procedente de esos paises...Es una enfermedad mortal y muy agreciba...

isael dijo:

2

20 de octubre de 2014

15:54:59


La hora es de vigilancia, prevención, atención y bioseguridad. Información amplia a todos los sectores de la sociedad en Cuba y en nuestros países de América, medidads efectivas, en los puntos donde más incidencia pudiran tener viajeros llegados de zonas donde exista la enfermedad. Capacitar a todo nuestro personal médico aquí y allende nuestras fronteras.