ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Russia Today

El presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales Ayma, en su intervención en la Cumbre de las Américas agradeció y felicitó la organización del evento.

Comenzó su discurso afirmando que evidentemente América Latina tiene pobreza y extrema pobreza, pero que debemos ver cuáles son las causas y, dijo, que ese es un debate político de las diferencias que tiene América.

El líder boliviano dijo que la pobreza crea resentimiento y el surgimiento de un pensamiento antiimperialista y anticapitalista, y que es importante en este debate decirnos la verdad sin miedo entre nosotros y recordar la historia para no cometer errores del pasado.

Insistió que es importante recordar que entre América Latina y Estados Unidos hay más historia de fracaso que de éxitos, pues está cargada de intervenciones armadas, de invasiones, de agresiones constantes. El primer promotor del mundo de las dictaduras es Estados Unidos, sostuvo.

Evo dijo que la mirada de ese país hacia Latinoamérica es de desprecio, del colonizador sobre el colonizado, del invasor sobre el invadido, es la mirada del águila sobre su presa indefensa. Han pasado más de 200 años de la Independencia y continúan viéndonos como patio trasero, afirmó.

Añadió que mediante el poder imperial y de la economía neoliberal con mentalidad neocolonial, el patrón nos ha clasificado entre buenos y malos y dan palos para los malos y zanahorias para los buenos.

Insistió en que consideran malos a los que ponemos frenos a la arrogancia y nacionalizamos nuestros recursos. Somos malos —dijo— porque expulsamos a embajadores separatistas, porque defendemos nuestra soberanía política y económica. Desde Estados Unidos se nos mira con desprecio y se nos trata como súbditos.

Preguntó el presidente qué ha hecho América Latina para merecer la injerencia y las invasiones, para que sus pueblos sean tratados como esclavos en su propio territorio. Y respondió que no hemos hecho nada que no sea pelear por nuestra independencia y que nunca declaramos la guerra a EE.UU., no violamos su soberanía, ni nos metemos en sus asuntos.

Insistió en que es hora de que el presidente norteamericano no solo escuche a nuestros pueblos sino a su pueblo que no quiere tantas guerras, es hora de que aprendan que debe tratarnos con respeto, pues ya no se puede usar el discurso del pasado. Es hora de que nos comportemos como estados democráticos y soberanos.

Expresó Morales Ayma que América Latina ha cambiado para siempre, es un continente diverso y único, en el que ya no se pueden imponer dictaduras, ni prosperan los golpes militares, suaves o duros. Ha dejado de ser la región sumisa, ahora son gobiernos que defienden su autodeterminación.

El mandatario dijo que América Latina es una fuerza vigorosa que dice lo que piensa y hace lo que dice, nuestros pueblos están promoviendo la identidad, los pueblos son los que hacen la historia, ya dejó de existir la historia escrita para pocos con el sacrificio de mucho.

Aseveró que queremos vivir en paz, América Latina quiere vivir en paz. Vivir en paz es menos costoso que las guerras, las guerras siembran más violencia. Dijo a Obama que le invitaba a que se convierta en un líder que pare de convertir al mundo en un campo de batalla y que deje de pensar que solo hay amigos o enemigos porque hay también los otros, los solidarios.

Los hombres y mujeres de este siglo queremos vivir en paz. La amenaza a la seguridad de su pueblo no proviene de América Latina, proviene de sus propios errores.

De qué libertad y demacración puede hablar EE.UU. si cada día viola los derechos humanos en el mundo, si la tortura es un método común y la pena de muerta está aún vigente.

Agregó que no puede hablar de democracia si convierte al pueblo de Venezuela como una amenaza, cuando no son amenaza para nadie, sus armas de combate son la solidaridad y la justicia.

Dijo que Estados Unidos patrocina actos terroristas en diversas partes del mundo, produce armas para la destrucción de la humanidad, espía al mundo, manda marines armados a nuestro continente e instala bases militares en nuestros países.

Preguntó de qué democracia puede hablar cuando bloquea a un pueblo que solo quiere vivir en paz y ser solidario como Cuba, no tiene que ayudarla sino resarcirle los daños que le ha ocasionado por 50 años.

Evo argumentó que ha fracasado el modelo de lucha contra el narcotráfico, contra el terrorismo y contra el socialismo. Llamó a que Estados Unidos deje de hacer la guerra y se convierta en un país demócrata.

El presidente de Bolivia dijo que respetuosamente pide por los que en su país viven en la pobreza, que controle las armas que matan inocentes, que eliminar el racismo y la discriminación contra sus hermanos. También que expulse a los delincuentes de su país, entre ellos terroristas confesos.

Denunció al mundo que no es posible que el gobierno de EE.UU deje a la cumbre sin un documento final y añadió que se debe reconocer la salud como un derecho fundamental, como también seguir la lucha contra el cambio climáticos, por el acceso a las nuevas tecnologías respetando el derecho a la privacidad, entre otros, pues no es posible que estas propuestas sean rechazadas, como tampoco la cumbre de los movimiento sociales.

Finalizó Evo Morales diciendo que si Estados Unidos es una de las potencias del mundo, que libere a América para que sea un continente modelo de paz y con justicia social. Le pidió que encabece el empeño de salvar la Madre Tierra y la vida de la humanidad.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.