ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
El esfuerzo conjunto de un equipo comprometido con su trabajo dio como resultado una puesta en escena de calidad. Foto: Cortesía de la entrevistada

Desde el pasado sábado se exhibe en la pantalla chica una serie esperada por el público, cuya primera temporada caló hondo en el gusto de la teleaudiencia nacional y logró venderse exitosamente fuera de fronteras: De amores y esperanzas, dirigida por Raquel González.

Su segunda y última entrega ya está en el aire, a las 8:30 p.m., por Cubavisión. Producida por RTV Comercial, llega con 13 capítulos de cerca de una hora de duración, con guion de la propia directora.

De amores y esperanzas representa su debut como directora. Fue una grata iniciación, pues consiguió lo que no muchos audiovisuales han alcanzado durante los últimos años, el anhelo de una segunda temporada.

La también actriz presenta una gama de dilemas comunes en la sociedad cubana, a través de los abogados de un bufete colectivo. Una arista poco abordada en la televisión y que, a la par de la propuesta dramática de los conflictos humanos, amplía su diapasón para ofrecer información jurídica, más allá del derecho penal representado en los dramatizados policíacos. Temas de derecho civil y de familia revelarán al espectador ficciones basadas en casos de la vida real.  

Raquel materializa un sueño cultivado durante seis años, tiempo que la novel directora empleara para investigar de cerca el tema:

«Yo no hablo de lo que no sé. Vivo dentro de Cuba, y como artista soy muy observadora. Cuando una llega a cierta edad tiene un bagaje muy grande de cosas acumuladas que ayudan a la hora de hacer la obra, y donde menos te lo imaginas hay una buena historia en Cuba».

–¿Qué la hizo migrar de la actuación a la dirección?

–Desde que estudiaba en la escuela de arte, a mí me interesaba además de actuar dirigir. Dirigí el doblaje en varias producciones como Algo más que soñar, y había trabajado en el Icaic. Nunca he sido actriz solamente, he dirigido radio, teatro y mi formación como directora es autodidacta, porque en mi generación no existía todavía la Famca ni las escuelas para dirección.

Un elenco parcialmente renovado, que conjuga las actuaciones estelares de primeras actrices como Irela Bravo y Edith Massola en los papeles protagónicos, y la frescura de caras nuevas en el medio, regalan al público conflictos muy cercanos a su cotidianidad. La banda sonora de Silvio Rodríguez volverá para deleitar al público e incluirá canciones casi inéditas de su repertorio.

–En la serie se puede advertir el predominio de personajes femeninos, ¿habla esto de una tendencia feminista?

–No soy feminista. Yo tengo visión de género porque soy mujer. El Gabo lo dijo a finales del siglo pasado: este es el siglo de las mujeres. Es un tema que toco porque lo he sufrido en este mundo del arte, y porque la sociedad cubana la llevan en los hombros hoy las mujeres cubanas. Además toco la violencia infantil y de género. Pero también hablo de discriminación racial con el personaje de Jorge Enrique Caballero.

«Creo en que el artista tiene una responsabilidad social muy alta, tan alta como los políticos, una obra bien hecha a veces vale más que un discurso regular, siempre lo he dicho».

–¿Existe la posibilidad de una tercera temporada?

–No, esta es la última, porque para mí como público receptor –veo muchas series–  ya en la tercera se empiezan a dilatar mucho los sucesos y se va a lo inverosímil. Se niegan entonces los valores de las series: la síntesis y que sean más cercanas a la realidad que la telenovela, por eso no habrá tercera temporada.

–¿Está satisfecha con la calidad de la serie?

–En general una siempre sabe que hay cosas que pudieron quedar mejor, pero estoy satisfecha sobre todo con el equipo de trabajo, muy profesional. Pero no te puedo hablar de la segunda hasta que el público no la acepte. Tengo mucha presión porque no puedo defraudar al público, yo sí lo respeto, porque una vive de ellos, porque el público cubano necesita verse reflejado.

–¿Podemos esperar una nueva propuesta bajo su firma en la pequeña pantalla?

–Tengo algo que estaba primero, sobre las sufragistas cubanas. Es de época, una producción más cara, una miniserie. Y tengo un viejo proyecto de más de 20 años sobre la vida de Tina Modotti y Mella.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

tita dijo:

1

11 de julio de 2018

07:00:45


Aunque no soy especialista en la materia, es una serie de excelente factura, profesionalismo y gusto estético.La primera temporada gustó mucho, incluso después de 3 años, nos acordamos de lo que sucedió.La esperábamos con ansias y al fin llegó.Felicidades para esa directora que sabe lo que hace!.Y al fin, un respiro después de haber visto una de las telenovelas más desastrosas de los últimos tiempos.

Enmanuel dijo:

2

11 de julio de 2018

09:41:10


....Tengo mucha presión porque no puedo defraudar al público, yo sí lo respeto, porque una vive de ellos, porque el público cubano necesita verse reflejado.... GRACIAS, por esas tan profesionales palabras, por la buena actuacion, y sus actores. No haga una tercera temporada, es cierto que cansan, mejor vaya preparando otra serie, igual o mejor, talento y dedicación le sobra. Una vez más, GRACIAS!!

MN dijo:

3

11 de julio de 2018

11:11:16


Hay un tema bien humano y realista, que se ha hecho mucho en series de todos los países que es la vida de médicos, enfermeras, hospitales, policlínicos, consultorios que sería algo que pudiera dar historias y vivencias increíblemente humanas y complejas. El médico en la comunidad con todos los problemas sociales. Las colaboraciones en el exterior, en fin, ya aparecerá la vida de los científicos en la nueva serie o novela pero el campo de la salud tiene mucha tela por donde cortar si se hace con un enfoque realista.

GGG dijo:

4

11 de julio de 2018

15:44:08


La primera temporada fue bien recibida y el primer cap. de esta segunda entrega estuvo bien fuerte, con excelentes actuaciones y puntos de inflexión en la trama principal y subtramas muy bien tratados en el guion y desde la dirección... Q bueno q la pusieron a las 8.30 p.m para poder verla!!!! gracias TVC!!!!

carlosvaradero dijo:

5

12 de julio de 2018

09:15:07


Me gustó mucho la primera temporada, creo que fue lo mejor de la televisión en ese entonces. Es una lástima haya demorado tanto esta segunda temporada, pero bueno, en buena hora nos llega esta oferta para el verano, que estoy seguro va a ser tan bien recibida como la primera. Es una muestra que cuando se quiere trabajar bien para lograr un buen dramatizado se puede. Gracias a Raquel González por esta propuesta y esperamos no se la última, habrá posibilidad de otro guión de ella para una telenovela cubana que valga la pena?